Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT

IP/06/1469

Bruselas, 25 de octubre de 2006

La Comisión propone adaptar el FEMIP para acercarlo más a las PYME y a los países vecinos mediterráneos

El Mecanismo Euromediterráneo de Inversión y Cooperación (FEMIP) ha contribuido significativamente al fomento de la inversión y el crecimiento económico en los países del sur del Mediterráneo, pero aún puede hacer más para promover el desarrollo del sector privado y, especialmente, de las pequeñas y medianas empresas (PYME). El análisis que ha efectuado la Comisión Europea de este mecanismo, creado hace cuatro años y dirigido por el Banco Europeo de Inversiones, concluye que el mismo debe ocuparse más de las PYME y que los países asociados han de participar más en su gestión. La Comunicación de la Comisión relativa al FEMIP se debatirá en la reunión de los ministros de hacienda de la Unión Europea del mes de noviembre.

El FEMIP fue creado en octubre de 2002 en el seno del BEI, en cumplimiento de las conclusiones del Consejo Europeo de Barcelona, con la misión de promover el crecimiento económico y el desarrollo del sector privado en la región mediterránea. Los países cubiertos por este mecanismo son Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Gaza y Cisjordania, Israel, Líbano, Siria y Jordania[1].

El BEI es la entidad que proporciona un mayor volumen de préstamos a la región mediterránea y sus actividades en la misma han aumentado sustancialmente desde la creación del FEMIP. Desde el inicio de sus actividades hasta el final de 2005, el FEMIP concedió préstamos por valor de 7 200 millones de euros, siendo 25 000 millones de euros el importe total de los proyectos correspondientes. Alrededor del 60% de los préstamos financian proyectos de infraestructura, tales como el sistema ferroviario ligero de Túnez, la carretera de circunvalación de Amánn o el parque de turbinas eólicas de Tánger.

Los préstamos a empresas privadas y a PYME, principalmente por medio de intermediarios locales, se han triplicado en los tres últimos años. Además, el capital-riesgo financiado con cargo a recursos presupuestarios de la UE ha permitido la participación en fondos de capital privados, instituciones de microcrédito y regímenes de garantía de préstamos para las PYME. En 2003 se creó una dotación especial del FEMIP para los préstamos con mayor nivel de riesgo. Sin embargo, el apoyo al sector privado aún no ha realizado todo su potencial.

A raíz de los debates mantenidos con los países asociados mediterráneos en la reunión ministerial de Túnez, celebrada en junio del presente año, y de la consulta de las partes interesadas en el FEMIP, la Comisión concluye que este mecanismo puede hacer más para promover el desarrollo del sector privado y, especialmente, de las PYME, que representan más del 95% de todas las empresas y el 50%-70% del empleo en muchos países mediterráneos. A fin de aumentar sustancialmente las operaciones con las empresas privadas, los gobiernos de los países mediterráneos han de proporcionar el marco apropiado y el BEI debe diversificar su gama de instrumentos.

Entre las opciones de desarrollo del FEMIP en el contexto de la política europea de vecindad, la opción propuesta por la Comisión y el BEI prevé el reforzamiento del FEMIP con objeto de: a) satisfacer mejor las necesidades del sector privado y de las PYME, adaptando la gama de instrumentos del FEMIP; b) aumentar la participación en el proceso estableciendo un comité consultivo permanente con los países asociados mediterráneos y los Estados miembros de la UE a fin de debatir las prioridades de actuación y los resultados; y c) determinar y satisfacer mejor las necesidades de los países mediterráneos reforzando la presencia del FEMIP a nivel local.

La Comisión considera que actualmente la mejor opción desde el punto de vista de los costes implicados y del tiempo necesario para llevarla a la práctica es esta opción de adaptar el FEMIP dentro del actual marco institucional (manteniéndolo como mecanismo dependiente del BEI), introduciendo mejoras considerables de los instrumentos, de la interacción a nivel local y de la orientación estratégica.

Antecedentes

En noviembre de 2003, el Consejo Europeo reforzó el FEMIP tras un primer examen de sus actividades. El Consejo Europeo solicitó al Consejo EcoFin que evaluase el mecanismo en 2006, y estudiase, entre otros aspectos, la viabilidad de la creación de una filial de propiedad mayoritaria del BEI dedicada a la región mediterránea. La Comisión ha llevado a cabo su evaluación en cooperación con el BEI.

El crecimiento económico registrado recientemente en la región mediterránea, aunque significativo (4,8% en 2005), ha seguido situado por detrás de la media de países comparables de un nivel de renta medio, y ha resultado insuficiente para reducir el desempleo, que, según cifras oficiales, varía del 9% al 23%.


[1] Turquía estuvo cubierta hasta diciembre de 2004, pero, dado que actualmente es considerada país candidato en las operaciones del BEI, ya no está cubierta por el FEMIP.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website