Navigation path

Left navigation

Additional tools

Ayudas estatales: la Comisión adopta directrices sobre las ayudas estatales destinadas a promover las inversiones de capital riesgo en las PYME

European Commission - IP/06/1015   19/07/2006

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL

IP/06/1015

Bruselas, 19 de julio de 2006

Ayudas estatales: la Comisión adopta directrices sobre las ayudas estatales destinadas a promover las inversiones de capital riesgo en las PYME

La Comisión Europea ha adoptado una serie de directrices para determinar en qué supuestos las ayudas estatales destinadas a promover las inversiones de capital riesgo en las pequeñas y medianas empresas (PYME) son compatibles con las normas sobre ayudas estatales del Tratado CE (artículo 87). Estas normas facilitarán el acceso a la financiación de las PYME en su fase inicial de desarrollo, en particular en los casos en que no existan medios alternativos de financiación en los mercados financieros (una deficiencia del mercado). Un mejor acceso al capital estimulará su crecimiento y creará más puestos de trabajo en la UE. Las directrices forman parte de las medidas, anunciadas por la Comisión en su Plan de acción de ayudas estatales (SAAP - véanse IP/05/680 y MEMO/05/195), para alentar a los Estados miembros a orientar las ayudas estatales hacia la mejora de la competitividad de la industria de la UE, en especial a través de la innovación, y la creación de empleos sostenibles, minimizando al mismo tiempo el falseamiento de la competencia. Las Directrices incluyen un «umbral de seguridad» de 1,5 millones de euros por tramo de inversión por PYME a lo largo de cada período de 12 meses (por debajo del cual se considera que existe una deficiencia del mercado), un procedimiento simplificado de evaluación para autorizar casos claramente definidos que cumplan determinadas condiciones y unos criterios de evaluación que garantizan que la financiación pública incentivará la inversión privada, se centrará en las deficiencias del mercado y será proporcionada.

En palabras de la Sra. Neelie Kroes, Comisaria de Competencia, «las nuevas Directrices sobre ayudas estatales y capital riesgo proporcionarán a los Estados miembros la flexibilidad necesaria para impulsar el acceso de las PYME al capital riesgo, lo que, a su vez allanará el camino para una mejor competitividad y la creación de puestos de trabajo.»

Las Directrices cubren las medidas de capital de riesgo para inversiones en PYME en sus fases iniciales (creación, puesta en marcha y expansión), en las que la financiación la proporcionan conjuntamente el Estado e inversores privados. Las Directrices, que reemplazan a la Comunicación sobre ayudas estatales y capital riesgo de 2001, impulsarán el acceso al capital riesgo, en especial de las empresas innovadoras. El aumento de las inversiones también puede contribuir a una producción que respete en mayor medida el medio ambiente, por ejemplo a través del ahorro de energía.

Un cambio importante aportado por las Directrices es el incremento en un 50% del nivel máximo de inversión autorizado, que pasa a ser de 1,5 millones de euros por PYME por cada período de 12 meses. En estos casos, la Comisión acepta la carencia de medios alternativos de financiación en los mercados financieros (es decir, la existencia de una deficiencia del mercado). Por encima de ese umbral, al existir un mayor riesgo de falseamiento de la competencia, la Comisión realizará una evaluación detallada y los Estados miembros tendrán que probar la existencia de una deficiencia del mercado. El uso de diversos tipos de evaluación basados en el impacto económico representa un cambio importante, y aplica el sofisticado planteamiento económico del SAAP. Una evaluación detallada no implica necesariamente que la Comisión vaya a incoar el procedimiento formal de investigación previsto en el artículo 88 del Tratado CE.

Se ha previsto una evaluación simplificada en el caso de aquellas medidas que cumplan todas las condiciones siguientes:

- se trate de inversiones inferiores a 1,5 millones de euros por PYME a lo largo de cada período de 12 meses,

- financien hasta la fase de expansión de pequeñas y medianas empresas en zonas asistidas y hasta la fase de puesta en marcha de empresas medianas en las zonas no asistidas,

- al menos un 70% del presupuesto se utilice para proporcionar capital o cuasi-capital y no instrumentos de deuda,

- la participación de los inversores privados sea, por lo menos, de un 50% en las zonas no asistidas y de un 30% en las zonas asistidas,

- las decisiones de inversión tengan carácter lucrativo - es decir, que participen inversores privados, existan planes empresariales viables y una estrategia de salida clara,

- la gestión del fondo se atenga a una lógica comercial - es decir, la remuneración de los administradores debe ir ligada a los beneficios del capital, los inversores privados deben estar representados, la gestión debe respetar unas normas reglamentarias adecuadas,

- puede aceptarse una orientación sectorial cuando el fondo se invierta en tecnologías o sectores innovadores.

Se llevará acabo una evaluación detallada de las medidas que:

- proporcionen tramos de inversión superiores a 1,5 millones de euros por PYME a lo largo de cada período de 12 meses,

- financien la fase de expansión de empresas medianas en zonas no asistidas,

- proporcionen inversiones de seguimiento a PYME que superen 1,5 millones de euros y vayan más allá de la financiación de las primeras fases de crecimiento de las sociedades,

- prevean una participación mínima de los inversores privados inferior al 50% en zonas no asistidas o inferior al 30% en zonas asistidas,

- se centren en proporcionar capital inicial a pequeñas empresas con una participación reducida o nula de inversores privados y con predominio de instrumentos de inversión de deuda,

- prevean mecanismos de inversión (es decir, mercados alternativos)

- cubran costes vinculados a la selección de empresas con vistas a la realización de inversiones («costes de exploración»).

Las Directrices tienen en cuenta una amplia consulta y un estudio externo sobre la falta de capital propio en la UE, las observaciones sobre el SAAP y la Comunicación sobre ayudas estatales e innovación, los comentarios de los Estados miembros y las observaciones formuladas por escrito por los interesados.

Las Directrices complementan otros instrumentos de ayudas estatales dirigidos a las PYME:

- las nuevas Directrices sobre ayudas de Estado de finalidad regional 2007-2013 (véase IP/05/1653) prevén «ayudas» para las fases de creación y desarrollo inicial de las pequeñas empresas situadas en regiones asistidas,

- una exención por categorías general de la Comisión (en preparación) en virtud de la cual los Estados miembros no tendrán que notificar determinadas medidas destinadas a las PYME,

- próximas normas sobre ayudas estatales para la investigación, el desarrollo y la innovación.
Las Directrices están disponibles en:

http://ec.europa.eu/competition/state_aid/overview/sar.html

Véase MEMO/06/295


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website