Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/05/130

Bruselas, 2 de febrero de 2005

La Comisión lanza una ambiciosa estrategia de crecimiento y empleo para la UE

La Comisión Europea presentó hoy una nueva estrategia de crecimiento y empleo para la UE. La estrategia pretende revitalizar la llamada agenda de Lisboa - el programa de reforma económica de la UE a partir de 2000. Las medidas propuestas hoy por la Comisión Europea podrían impulsar el crecimiento del PIB un 3% de aquí al 2010 y crear más de 6 millones de empleos. La necesidad de tomar medidas urgentes está justificada. Cinco años después de su lanzamiento, la estrategia de Lisboa no lleva camino de producir los resultados previstos. Para mantener el modelo de desarrollo viable de la UE para el futuro es necesario reforzar la competitividad de la Unión y dinamizar su economía. La Comisión define un programa de acción concreto para la UE y de sus Estados miembros para crear un crecimiento económico sostenido y más y mejores empleos. La Comisión invita a los Estados miembros a lanzar una nueva asociación de la UE para el crecimiento y el empleo en el Consejo Europeo de primavera (22/23 de marzo).

El Sr. Barroso, Presidente de la Comisión, afirmó: "Europa debe hacerlo mejor. Lo que hoy proponemos es dar rienda suelta al tremendo potencial económico de Europa. Es necesario para mantener el modelo europeo de sociedad que tanto valoramos. Es la base de la justicia social y de las oportunidades para todos. Nuestra ambición no ha disminuido. Los objetivos generales de Lisboa eran los correctos, pero su ejecución era insuficiente. La lección de los últimos cinco años es que debemos reorientar esta agenda para obtener resultados. Creo que con esta nueva estrategia tenemos los instrumentos adecuados para lograr nuestros objetivos. El verdadero problema no consiste en datos y cifras escritos. Se trata de su impacto en la vida de la gente: cómo pagamos nuestra educación, nuestras pensiones, nuestros servicios sociales y nuestra asistencia sanitaria. Para llegar a estas propuestas, hemos tenido que realizar elecciones y valoraciones difíciles. Nuestra mira ha sido, y sigue siendo, el desarrollo viable. La Comisión no renunciará a su empeño de renovación económica."

El Vicepresidente Günter Verheugen añadió: "Ahora tenemos que acertar, unir nuestras fuerzas y lograr lo que más importa a nuestros ciudadanos: crear empleo. El mensaje de hoy es: No hay soluciones milagrosas. Debemos ponernos a trabajar en un espíritu de asociación y establecer el marco político para impulsar el crecimiento y el empleo. La Comisión pondrá todo de su parte para que todo se ponga en marcha."

La Comisión Europea presentó hoy sus recomendaciones políticas para la revisión intermedia de la agenda de Lisboa. Para pasar de las palabras a los hechos, la Comisión cree que es necesario renovar el impulso y centrarse en un número de objetivos realizables más reducido.

Las condiciones económicas, la incertidumbre internacional, los lentos avances en los Estados miembros y la pérdida gradual de los objetivos políticos han hecho que la agenda de Lisboa se desviara de su curso .

Ante el reto del envejecimiento de la sociedad en Europa y de la cada vez mayor competencia internacional de países tales como India y China, Europa debe incrementar el crecimiento de su productividad y crear más empleo.

La Comisión ha presentado un programa de acción concreto que se centra en:

Hacer que Europa sea un lugar más atractivo para invertir y trabajar

  • Finalizar el mercado único en los ámbitos que pueden producir un verdadero dividendo de crecimiento y empleo y que son de importancia inmediata para los consumidores (, un acuerdo equilibrado por servicios, profesiones reguladas, energía, contratación pública y servicios financieros, un acuerdo equilibrado por lo que respecta a REACH, el nuevo marco para los productos químicos, que tiene en cuenta el impacto de la competitividad y la innovación y las PYME).
  • Garantizar la apertura y competitividad de los mercados dentro y fuera de Europa: reorientar las ayudas estatales hacia los sectores con alto potencial de crecimiento, crear un marco más propicio para las PYME, abrir el acceso a terceros mercados, simplificar la normativa europea y nacional.
  • Mejorar la normativa europea y nacional para reducir el peso de los costes administrativos.
  • Ampliar y mejorar las infraestructuras europeas.
  • Seguir insistiendo en la patente comunitaria y progresar hacia una base imponible consolidada del impuesto sobre sociedades.

Conocimiento e innovación para el crecimiento

  • Alcanzar un objetivo del 3% del PIB para el gasto en I+D.
  • Fomentar la integración de las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
  • Fomentar el desarrollo de polos de innovación que sirvan de enlace entre los centros regionales, las universidades y las empresas.
  • Impulsar las Iniciativas de tecnología europeas mediante asociaciones con los sectores público y privado.
  • Fomentar las ecoinnovaciones de mayor eficiencia energética y menor contaminación.
  • Contribuir a la fortaleza de la base industrial europea movilizando las asociaciones públicas y privadas.
  • La Comisión propone crear un Instituto Europeo de Tecnología que traiga a Europa los mejores cerebros, las mejores ideas y las mejores empresas.

Crear más y mejores empleos

  • Atraer más gente al mercado de trabajo en especial mediante medidas destinadas a reducir el paro juvenil (Iniciativa Europea en favor de la Juventud) y modernizar los regímenes de protección social.
  • Aumentar la adaptabilidad de los trabajadores y de las empresas y la flexibilidad de los mercados laborales eliminando los obstáculos a la movilidad laboral.
  • Invertir más en capital humano mejorando la educación y la capacitación mediante una reforma de los Fondos estructurales y del Fondo de Cohesión de la UE.

Asociación: La responsabilidad de las grandes áreas políticas del empleo, la política macroeconómica y las reformas estructurales está compartida entre la Unión y los Estados miembros: por lo tanto es necesaria una asociación. El programa de acción distingue claramente entre las acciones de los Estados miembros y las de la Unión Europea: basándose en la experiencia del Programa del mercado interior define responsabilidades, fija plazos y mide los progresos. Los Gobiernos deberían nombrar una persona responsable de la ejecución de la agenda de Lisboa

Simplifica los mecanismos de ejecución: tras una amplia consulta, habrá un único programa de acción nacional y un único informe de ejecución nacional.

La ambición tiene un coste: La Unión sólo podrá alcanzar sus objetivos de inversión y cohesión social si los Estados miembros están dispuestos a dotar a la UE de un presupuesto que refleje sus prioridades económicas y sociales fundamentales y sus compromisos conjuntos.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website