Navigation path

Left navigation

Additional tools

¿Cuál es el futuro de las políticas de educación y de ciudadanía? La Comisión adopta las líneas generales de los futuros programas para después del 2006

European Commission - IP/04/315   09/03/2004

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/04/315

Estrasburgo, 9 de marzo de 2004

¿Cuál es el futuro de las políticas de educación y de ciudadanía? La Comisión adopta las líneas generales de los futuros programas para después del 2006

La Comisión ha adoptado hoy dos Comunicaciones, «La nueva generación de programas de educación y formación» y «La ciudadanía en acción», en las que se detallan las orientaciones generales de los futuros programas destinados a sustituir, a partir de 2007, los actuales programas comunitarios Sócrates, Leonardo da Vinci, Tempus, Juventud, Cultura 2000 y Media Plus. Estos documentos se inscriben en la continuación de la Comunicación del pasado 10 de febrero sobre las perspectivas financieras1. En ellos se insiste en la necesidad de aplicar programas reforzados y reestructurados que sean más inteligibles para los ciudadanos de la Unión Europea ampliada y, sobre todo, que permitan que éstos se beneficien de un verdadero espacio común por lo que se refiere a la movilidad. Una vez que se apliquen, estos nuevos programas permitirán también a las instituciones cooperar mejor en los ámbitos de la educación, la formación y la cultura. Estos programas contribuirán también al cumplimiento del objetivo de Lisboa, a saber, hacer que Europa se convierta en la economía basada en el conocimiento más competitiva del mundo a más tardar en 2010. En dichas Comunicaciones no se prejuzga el contenido final de las propuestas legislativas que deberán adoptarse al principio del verano y menos aún sus aspectos financieros.

Viviane Reding, Comisaria Europea responsable de Educación y Cultura ha declarado lo siguiente: «Me había comprometido a trazar, durante el primer semestre de 2004, las perspectivas de futuro de los programas europeos de los que soy responsable, y ya lo hecho». La Comisaria ha añadido: «Las dos Comunicaciones que se han adoptado hoy afectan a todos los europeos, desde su aprendizaje escolar hasta su vida como ciudadanos».

«En efecto, las cuestiones relacionadas con la educación y la ciudadanía figurarán entre las mayores apuestas del próximo decenio», ha continuado Viviane Reding. «En una Unión que, en 2007, debería contar con aproximadamente 500 millones de habitantes, si queremos proporcionarles los medios para explotar todo el potencial de su pertenencia cultural y ciudadana a un conjunto de una extraordinaria diversidad, será necesaria la movilización de todos los instrumentos y programas de que disponemos. Por ello, los programas a que se refieren las Comunicaciones que se han adoptado hoy estarán dotados de una nueva visión de conjunto y servirán para construir puentes entre las culturas y los individuos».

Comunicación «La nueva generación de programas de educación y formación»

En el ámbito de la educación y el aprendizaje permanente, durante los últimos años se ha observado el auge de programas como Sócrates y Leonardo da Vinci, así como una toma de conciencia por parte de los Estados miembros de la importancia de situar la educación y la formación en el centro de la estrategia de Lisboa, cuyo objetivo es hacer que Europa se convierta en la economía basada en el conocimiento más competitiva del mundo a más tardar en 2010.

En esa misma línea, las llamadas estrategias de Bolonia (educación superior) y de Copenhague (formación profesional), destinadas a reforzar la coherencia y la calidad de las políticas europeas en sus ámbitos respectivos, reconocen el papel de las políticas comunitarias en la materia.

La Comunicación adoptada a este respecto responde a varios desafíos de gran importancia y fija unos objetivos ambiciosos:

  • garantizar a partir de 2007 que los actuales programas que respaldan la movilidad y la cooperación en materia de educación y formación, a saber, Sócrates y Leonardo da Vinci, así como el programa de cooperación externa, Tempus, tengan sucesión;

  • aplicar un solo y único programa integrado en materia de educación y aprendizaje permanente en el que participen los Estados miembros, los países miembros de la AELC y los países candidatos y en el que se contemplen la educación y la formación profesional, desde la educación primaria hasta la formación de los adultos;

  • en respuesta a una consulta pública que ha puesto de manifiesto que los programas actuales son demasiado complicados, dicho programa integrado será más flexible y se accederá al mismo más fácilmente; se basará en una descentralización muy intensa, con un 80 % de los fondos gestionados por agencias nacionales de los países participantes;

  • algunos objetivos cuantificados permiten comprender la amplitud del desafío:

    • que, como mínimo, el 10 % de los alumnos de los centros de educación (frente a menos del 3 % actual) de la Unión y de sus profesores participen en el programa Comenius en el periodo 2007-2013;

    • que se alcance la cifra de tres millones de estudiantes que se hayan beneficiado de Erasmus de aquí a 2010, es decir, que se triplique el número actual de estudiantes (120 000) que participan cada año en el programa;

    • que, como mínimo, 150 000 personas tengan acceso cada año al programa Leonardo de aquí a 2013 (45 000 en la actualidad);

    • que, como mínimo, 50 000 adultos se beneficien cada año de educación o formación en el extranjero de aquí a 2013.

  • un nuevo programa Tempus, denominado Tempus Plus, ampliado a la educación escolar, universitaria y de adultos, así como a la formación profesional, que abordará la cooperación entre los Estados miembros, los países vecinos de la Unión y los que ya participan en el programa Tempus; el objetivo en materia de movilidad es que 100 000 personas se beneficien de una acción de movilidad Tempus Plus de aquí a 2013.

Comunicación «La ciudadanía en acción»

La Comunicación «La ciudadanía en acción» propone, como continuación de la Comunicación sobre las perspectivas financieras, de 10 de febrero, que hace de la «ciudadanía» una de las prioridades de la Comisión, que se renueven y se modernicen varios programas que concluirán en 2006.

Cuatro aspectos estarán en el centro de la acción a favor de la «ciudadanía» de la Unión:

  • Juventud: el programa deberá proporcionar los medios para explotar las oportunidades que ofrece la pertenencia a la Unión Europea de los jóvenes con una edad comprendida entre 13 y 30 años. Siempre en aras de la simplificación, el programa se gestionará fundamentalmente de forma descentralizada y ofrecerá acciones como el «Servicio Voluntario Europeo» (participación de los jóvenes en una acción solidaria) para el que se prevén 10 000 voluntarios cada año (lo que equivale a 70 000 en todo el periodo) o «Juventud para el mundo» (acciones de cooperación, por ejemplo, en países vecinos).

  • Cultura: el programa deberá tomar en consideración la extraordinaria diversidad de la cooperación cultural en Europa, que se caracteriza por miles de agentes cuya dimensión difiere mucho de un Estado miembro a otro. El futuro programa se centrará en algunas prioridades: el fomento de la movilidad transnacional de los profesionales del sector cultural, la circulación transnacional de las obras, incluidas las inmateriales, y el desarrollo del diálogo intercultural. Se han propuesto algunos objetivos cuantificados, como el apoyo anual a unas 50 redes u organizaciones culturales transeuropeas y la financiación, en el periodo posterior a 2006, de aproximadamente 1 400 proyectos de cooperación cultural en la Unión ampliada.

  • Media: el programa que sustituya a Media Plus deberá proseguir y reforzar su papel de promotor de la diversidad cultural europea en sus aspectos audiovisuales, hacer que aumente la circulación de las obras audiovisuales europeas en la Unión (por ejemplo haciendo que la cuota de mercado de las películas europeas distribuidas fuera de los países en que son producidas pase del 11 % al 20 %) y reforzar la competitividad del sector audiovisual a fin de facilitar el acceso de los ciudadanos a las culturas europeas.

  • Participación cívica: el programa estará destinado a los agentes de la sociedad civil (ONG) y a los interlocutores sociales, y apoyará especialmente los hermanamientos.

http://ec.europa.eu/dgs/education_culture/index_es.htm

http://ec.europa.eu/education/programmes/newprog_en.html

    1  Véase la nota IP/04/189 «La construcción de nuestro futuro común: perspectivas financieras y políticas de la Unión ampliada en el periodo 2007-2013».


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website