Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión multa a cinco empresas de un cartel de productos de carbono y grafito

European Commission - IP/03/1651   03/12/2003

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/03/1651

Bruselas, 3 de diciembre de 2003

La Comisión multa a cinco empresas de un cartel de productos de carbono y grafito

En una Decisión adoptada en el día de hoy, la Comisión Europea ha impuesto multas por un importe total de 101,44 millones de euros a Carbone Lorraine, SGL, Schunk y otras dos empresas por explotar un cartel en el mercado de productos eléctricos y mecánicos de carbono y grafito, utilizados principalmente para la transferencia de electricidad a motores eléctricos y dentro de tales motores. Entre sus aplicaciones figuran las ventanillas eléctricas de coches, las máquinas de afeitar y las aspiradoras, así como aplicaciones ferroviarias (escobillas de tracción de carbono). También participó en el cartel una sexta empresa, Morgan Crucible, pero obtuvo la inmunidad de multas por ser la primera en denunciar el comportamiento ilegal a la Comisión.

Tras una investigación minuciosa que se inició en septiembre de 2001 con una solicitud de inmunidad presentada por la empresa británica Morgan Crucible Company plc, la Comisión ha concluido que ésta participó, junto con la empresa francesa Carbone Lorraine S.A., las alemanas Schunk GmbH y Schunk Kohlenstofftechnik GmbH (que se tratan como una sola empresa a efectos de esta Decisión), SGL Carbon A.G. y C. Conradty Nürnberg GmbH y la austríaca Hoffmann & Co. Elektrokohle AG (ahora integrada en el grupo Schunk), en un cartel en el Espacio Económico Europeo.

Los productos eléctricos de carbono y grafito se utilizan para la transferencia de electricidad a motores eléctricos, y dentro de estos motores, en una amplia gama de aplicaciones, entre las que figuran la industria del automóvil (ventanillas eléctricas, motores de arranque, aire acondicionado), el transporte público (trenes, metro, tranvías) y prácticamente todos los bienes de consumo equipados de un motor (aspiradoras, máquinas de afeitar, etc.). Los productos mecánicos de carbono y grafito se utilizan, por ejemplo, para sellar gases y líquidos peligrosos en bombas, compresores y turbinas. El mercado europeo de los productos afectados tiene un valor aproximado de 290 millones de euros anuales.

Según la información recabada por la Comisión, las seis empresas explotaron entre octubre de 1988 y diciembre 1999 un cartel secreto. Durante dicho período, estas empresas, que controlan el 93% del mercado europeo, celebraron más de 140 reuniones para decidir aumentos de precios en lo relativo a una amplia gama de productos y a determinados clientes grandes y para protegerse contra la competencia exterior, minando la actividad de los pocos rivales que quedaban en el mercado.

En las reuniones de máximo nivel, a las que llamaban 'cumbres', se fijaban las orientaciones estratégicas y se resolvían problemas, mientras que los precios exactos y otros acuerdos se negociaban y convenían en reuniones de 'comités técnicos'. Ninguna de las empresas implicadas ha negado seriamente los hechos comprobados por la Comisión.

Teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, la duración de la infracción y el tamaño de cada una de las empresas, la Comisión ha impuesto las siguientes multas:

  • Carbone Lorraine: 43.05 millones de euros

  • Morgan:  0

  • Schunk:  30.87 millones de euros

  • SGL:  23.64 millones de euros

  • Hoffmann:   2.82 millones de euros

  • Conradty:   1.06 millones de euros

Debe señalarse que, durante el mismo período, algunas de las empresas participaron en otros dos carteles, que también fueron descubiertos y sancionados por la Comisión. Éstos se referían a electrodos de grafito (Decisión de 18 de julio de 2001, IP/01/1010) y a grafitos especiales (Decisión de 17 de diciembre de 2002, IP/02/1906). A SGL, que participó en los tres cárteles, se le ha impuesto ahora una multa por un total de 131 millones de euros, y Carbone Lorraine ha sido multada con 50 millones de euros por su participación en dos de ellos.

Con todo, las multas que ahora se imponen no se han incrementado por esta circunstancia, puesto que el comportamiento colusorio se produjo en gran medida de forma simultánea. Por el contrario, la Comisión ha reducido en un 33% la multa que, de otro modo, se le habría impuesto a SGL, precisamente porque ya se le habían impuesto multas elevadas por su participación en los dos carteles previos y porque se encuentra en una situación financiera difícil.

La multa impuesta a Carbone Lorraine contiene una reducción del 40% para recompensarla por su buena cooperación en la investigación, conforme a la sección D de la Comunicación de clemencia de 19961. Al ser la primera en facilitar a la Comisión información decisiva sobre los acuerdos de cartel, Morgan Crucible obtuvo plena inmunidad, con arreglo a la sección B de dicha Comunicación. Las demás empresas se beneficiaron de pequeñas reducciones, a excepción de Conradty, que no cooperó, pero cuya multa es pequeña en atención a su tamaño.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website