Navigation path

Left navigation

Additional tools

El permiso de conducción como garantía de seguridad y libertad de movimientos

European Commission - IP/03/1435   22/10/2003

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/03/1435

Bruselas, 22 de octubre 2003

El permiso de conducción como garantía de seguridad y libertad de movimientos

La Comisión Europea ha propuesto hoy una revisión de la legislación europea sobre permisos de conducción para reducir las posibilidades de fraude, garantizar una auténtica libertad de movimientos a los conductores de la UE en y mejorar la seguridad vial. "Esta nueva propuesta eliminará por fin uno de los últimos obstáculos a la libre circulación de los ciudadanos de la UE", dijo Loyola de Palacio, vicepresidente encargada de energía y transportes, y añadió: "Existen actualmente en los Estados miembros más de 80 modelos diferentes de permisos de conducción con derechos y periodos de validez variados. Es casi imposible ejercer un control adecuado de los permisos de conducción. Ha llegado el momento de que los conductores europeos dispongan de permisos de conducción antifraude que les garanticen su derecho a conducir los vehículos para cuyo manejo están cualificados. Se facilitará también así la tarea que las autoridades administrativas y supervisoras y se contribuirá a aumentar la seguridad de las carreteras europeas".

La Comisión ha propuesto hoy modificar las normas europeas sobre el permiso de conducción. Alrededor de 200 millones de ciudadanos de la Unión son titulares de uno de estos permisos. El objetivo es combinar una mayor libertad de movimientos, medidas antifraude más estrictas y una mayor seguridad vial en beneficio de todos los usuarios de las carreteras europeas. Para ello, el nuevo proyecto de Directiva propone:

  • Generalizar el permiso de conducción consistente en una tarjeta de plástico. Este modelo da una mayor protección contra el fraude. No se reemplazarán los actuales permisos de conducción de papel, pero se dejarán de emitir a partir de la fecha de entrada en vigor de la nueva legislación. Los Estados miembros tienen la posibilidad de incluir en los nuevos permisos de conducción un microchip que contenga la información impresa en la tarjeta para aumentar todavía más la protección contra el fraude. El uso de este microchip estará estrictamente limitado a los fines del permiso de conducción para garantizar que se pueda seguir retirando un permiso después de una infracción grave.

  • Introducir un período de validez limitado para los permisos de conducción. Todos los nuevos permisos de conducción emitidos a partir de la fecha de entrada en vigor de la Directiva propuesta tendrán que renovarse regularmente. Los conductores conservarán sus derechos adquiridos, pero la renovación regular del documento limitará las amplias posibilidades de fraude existentes actualmente al permitir la actualización de la protección antifraude de todos los permisos, así como de la fotografía del titular. Se garantizará también así la libre circulación de los conductores, ya que todos los permisos de conducción tendrán el mismo periodo de validez y serán válidos en todos Estados miembros sin condición alguna durante ese período. Se evitará así que los Estados miembros apliquen medidas restrictivas a los titulares de permisos

  • de conducción de otros países imponiéndoles normas nacionales sobre periodos de validez o revisiones médicas. Todos los nuevos permisos de la categoría A (motocicletas) y B (automóviles) tendrán una validez de diez años, que será de cinco si el titular es mayor de 65 años. Todos los nuevos permisos de la categoría C (camiones) y B (autobuses) tendrán una validez de cinco años, que será de uno si el titular es mayor de 65 años.

  • Acabar con el "turismo de los permisos de conducción" garantizando una aplicación coherente y paneuropea de la retirada del permiso de conducción. Ocurre actualmente que demasiados ciudadanos de un país se domicilian en otro para solicitar un nuevo permiso de conducción al habérseles retirado el suyo en el país en el que residían normalmente debido a una infracción grave de tráfico. La Comisión propone, por lo tanto, que haya un permiso por titular para evitar que los Estados miembros expidan un permiso a una persona que ya tenía uno, pero que se le había retirado.

  • Imponer, en aras de la seguridad vial, el acceso progresivo a:

    • Las motocicletas más potentes variando la edad mínima entre 16 y 24 años dependiendo de las características técnicas de la motocicleta y de la experiencia del conductor.

    • Los camiones y autobuses más potentes garantizando que todos los conductores de camiones y autobuses, incluidos aquellos a los que no se les aplicaba hasta la fecha la legislación sobre la formación de los conductores profesionales, estén obligados a pasar por un proceso de acceso progresivo.

  • Introducir una nueva categoría de permiso para los ciclomotores para aumentar con ello la seguridad vial de los conductores más vulnerables de nuestras carreteras. Los ciclomotores se han convertido en un medio de transporte muy popular que no debe seguir estando fuera del ámbito aplicación de la legislación.

  • Armonizar la frecuencia de las revisiones médicas de los conductores profesionales.

  • Introducir requisitos mínimos sobre la calificación y la formación inicial de los examinadores del permiso de conducción, aspecto este que, hasta la fecha, no se ha armonizado en absoluto. Se conseguirá así que los exámenes de conducción de los diferentes países de la UE sean más similares.

Para más información:

http://ec.europa.eu/transport/home/drivinglicence/index_es.htm

Nuevas categorías, edades mínimas y exámenes propuestos

AM: ciclomotores cuya velocidad máxima sea de 45 km/h, < 50 cm3 o una potencia < 4 kW

A1: motocicletas ligeras, < 125 cm³ o una potencia < 11 kW con una potencia/peso < 0,1 kW/kg

A2: motocicletas, potencia < 35 kW con una potencia/peso < 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia

A: motocicletas

B: vehículos de motor < 3500 kg, que no transporten más de ocho viajeros además del conductor + remolque < 750 kg

B1: categoría optativa para los vehículos de motor de 3 y 4 ruedas

C: vehículos de transporte de mercancías > 3500 kg + remolque < 750 kg

C1: vehículos de transporte de mercancías > 3500 kg, pero < 6000 kg y que no transporten más de ocho viajeros además del conductor + remolque < 750 kg

D: vehículos de motor que transporten más de ocho viajeros + remolque < 750 kg

D1: vehículos de motor que no transporten más de 16 viajeros, con una longitud máxima de 7 metros + remolque < 750 kg

E: en combinación con las anteriores categorías, remolque > 750 kg

Categoría

Norma generalCondicionesExcepciones
AM16 añosExamen teóricoposible 14 años, pero sólo en el territorio nacional
A116 añosExamen teórico y práctico'
A218 añosExamen teórico y práctico (no teórico si se posee un permiso de la categoría A1)'
A21 años para el acceso progresivo si se tienen como mínimo tres años de experiencia de conducción de un vehículo de la categoría A2Examen práctico restringido únicamente'
A24 años para el acceso directoExamen teórico y práctico'
B116 añosExamen teórico y práctico'
B y B+E18 añosExamen teórico y prácticoposible 17 años, pero sólo para la categoría B en el territorio nacional
C1 y C1+E18 añosExamen teórico y prácticoEn el caso de los conductores profesionales, tendrán que cumplirse otros requisitos de edad y formación Para más información véase la Directiva 2003/59/CE(1)

C y C+E

21 añosExamen teórico y prácticoÍdem. Posibilidad de edad mínima inferior para los conductores profesionales, véanse los requisitos de la Directiva 2003/59/CE.
D1 y D1+E21 añosExamen teórico y prácticoÍdem. Posibilidad de edad mínima inferior para los conductores profesionales, véanse los requisitos de la Directiva 2003/59/CE.
D y D+E24 añosExamen teórico y prácticoÍdem. Posibilidad de edad mínima inferior para los conductores profesionales, véanse los requisitos de la Directiva 2003/59/CE.

Preguntas más frecuentes

    ¿Deberán sustituirse todos los permisos de conducción existentes?

No. La renovación que se propone se aplicará únicamente a los permisos concedidos a partir de la entrada en vigor de la Directiva propuesta.

Los permisos de conducción expedidos por los Estados miembros en los que la validez está ya limitada expirarán en la fecha prevista. Seguidamente se les aplicará el nuevo período de validez. Los permisos de conducción extraviados o robados serán sustituidos por el nuevo permiso que tiene un periodo de validez limitado.

    ¿Quiere esto decir que los permisos válidos existentes lo seguirán siendo y no tendrán que ser sustituidos?

Exacto. Incluso los permisos que tengan una validez ilimitada seguirán teniendo esa validez. En caso de traslado a otro país de la UE, ese permiso seguirá teniendo su validez ilimitada.

Sin embargo, si se pierde el permiso o se lo roban, se aplicarán las nuevas normas, ya que deberá emitirse un nuevo permiso para sustituir al desaparecido.

    ¿Quiere esto decir que en caso de robo se reducirán mis derechos?

No, los derechos que otorga el permiso de conducción están garantizados, pero el permiso que sustituye al robado tendrá una validez limitada y deberá renovarse regularmente.

    ¿Por qué propone la Comisión introducir la renovación obligatoria de los permisos de conducción cada diez años?

En la actualidad existen en la UE más de 80 modelos diferentes de permiso de conducción. Por ello, no se puede llevar a cabo ningún control y las autoridades tienen dificultades para determinar y defender los derechos de los titulares de los permisos. Esta situación da lugar a problemas de seguridad vial, así como a problemas relacionados con la libre circulación de los ciudadanos.

Además, muchos los permisos no tiene ninguna protección contra el fraude. Tras los acontecimientos del 11 de septiembre 2001, no se puede seguir tolerando esta situación, ya que los permisos de conducción se utilizan frecuentemente como documentos de identidad y, además, dan derecho a conducir vehículos que alcanzan, a veces, un peso y dimensiones importantes.

La única solución a largo plazo es la renovación regular, que permitirá renovar constantemente todos los permisos de conducción existentes e introducir así las técnicas más modernas de protección contra el fraude. Se evitará que en el futuro se vuelva a la situación actual en la que hay tantos modelos diferentes.

    ¿Hay otros países fuera de la UE en los que el periodo de validez del permiso de conducción esté limitado?

Sí. En Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia el periodo de validez es, por lo general, de entre 2 y 4 años. La protección contra el fraude es uno de los puntos del orden del día de organizaciones internacionales como la Organización Internacional de Normalización y la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas.

    ¿Por qué no se sustituyen todos los permisos de conducción de papel por el modelo de tarjeta de crédito cuando entre en vigor la Directiva?

La Comisión no propone sustituir todos los permisos de papel válidos existentes porque:

a) La operación de sustitución sería enorme e imposible de llevar a cabo, ya que la mayoría de los permisos son de papel o tarjetas de plástico con un formato diferente al actual modelo de la UE. Para llevar a cabo esta sustitución, incluso si se dispone del periodo de tiempo necesario, sería necesario multiplicar por diez la producción de permisos de conducción consistentes en una tarjeta de plástico, así como los servicios que expiden los permisos.

b) No deben modificarse los derechos adquiridos. Si esto se hiciera, sería una intromisión en los derechos concedidos a los ciudadanos por las autoridades nacionales competentes. La Comisión ya tomó en el pasado decisiones para garantizar esos derechos(2).

No obstante, los Estados miembros tienen la obligación de tomar todas las medidas necesarias para garantizar la mejor protección antifraude posible, incluido el control del fraude con los antiguos modelos del permiso de conducción, lo que podría dar lugar finalmente a su eliminación progresiva. Hay que distinguir entre los modelos antiguos que tienen una protección antifraude suficiente y los que no tienen protección alguna. Esta responsabilidad corresponde a los Estados miembros ya que, de acuerdo con el principio de subsidiariedad, son los que mejor pueden determinar el ritmo de la sustitución.

    Esto parece ser una contradicción de la propuesta, ya que, por un lado, la Comisión quiere obligar a la renovación regular de los permisos nuevos para combatir el fraude y, por otro, no propone que se sustituyen todos los modelos existentes. ¿No hay una falta de lógica?

No. La propuesta de la Comisión es práctica, factible y apropiada jurídicamente. La sustitución de todos los permisos existentes tendría un costo elevadísimo e implicaría anular documentos en grandes cantidades, así como derechos adquiridos. Por lo tanto, son los Estados miembros quienes deberán decidir sobre esta cuestión, aunque la Comisión seguirá de cerca el proceso.

    ¿Supone la propuesta de la Comisión que debe renovarse el permiso de conducción al cumplir 65 o 75 años?

Únicamente los titulares de los nuevos permisos tendrán que renovarlos. Esta propuesta no se aplica a los titulares actuales de un permiso de conducción. Claro está que los permisos de conducción cuya validez sea limitada expirarán y tendrán que ser renovados a su debido tiempo.

    ¿Será obligatorio el uso del microchip en el permiso de conducción?

No. Únicamente los Estados miembros que así lo deseen introducirán un microchip. Tendrá que cumplir el anexo técnico que decidirá la Comisión para garantizar la compatibilidad en el futuro.

    ¿Podrán los Estados miembros utilizar el microchip para el sistema de sanciones por puntos y otros fines?

El motivo de la introducción del microchip es mejorar la protección contra el fraude. Toda la información que aparezca impresa en el permiso de conducción figurará también en el chip. Cuando un Estado miembro quiera introducir más información en el chip, deberá respetar la legislación de la UE sobre la protección de los datos personales. Sin embargo, sólo se podrá almacenar en el microchip información directamente relacionada con el permiso de conducción para garantizar su buen funcionamiento.

    ¿No se utilizará el microchip propuesto para vigilar a los ciudadanos?

No. No existe peligro alguno de que esto suceda, ya que la UE dispone de legislación sobre la protección de los datos personales. Además, debe garantizarse la función de permiso de conducción y sólo se puede incluir en el chip la información que aparezca ya en el permiso de conducción. Así, en el futuro, seguirá siendo posible retirar el permiso de conducción en caso de infracción.

    ¿Quiere la Comisión imponer revisiones médicas para la renovación del permiso?

No. La Comisión no propone que sea obligatorio que los titulares de permisos de conducción de automóviles y motocicletas se sometan a revisiones médicas. Sin embargo, los Estados miembros podrán exigir revisiones médicos u otras medidas de seguridad vial para la renovación del permiso si así lo prefieren.

En el caso de los conductores de camiones y autobuses, la Comisión propone que se armonice la frecuencia de las revisiones médicas obligatorias existentes de manera que coincidan con la renovación del permiso.

    ¿Quiere la Comisión imponer una revisión obligatoria de la vista para la renovación del permiso?

No. La Comisión no propone una verificación específica de la vista en el caso los permisos de conducción de automóviles y motocicletas. En lo que se refiere a los conductores de camiones y autobuses, la verificación de la vista es parte de la revisión médica obligatoria existente.

    ¿Quiere la Comisión prohibir a los jóvenes de catorce años conducir ciclomotores?

No. La Comisión propone que se exija en toda la Unión superar un examen teórico para poder conducir los ciclomotores. Los Estados miembros podrán exigir otros requisitos como, por ejemplo, un examen práctico o una revisión médica. La edad mínima que se propone es de 16 años, pero los Estados miembros podrán autorizar a los jóvenes de 14 años a conducir ciclomotores en su territorio nacional.

    ¿Propone la Comisión que se prohiba a los jóvenes 17 años conducir automóviles?

No. La Directiva actual no se ha modificado en lo que este aspecto se refiere. Los Estados miembros seguirán teniendo la posibilidad de expedir permisos de conducción de automóviles (categoría B) dentro de su territorio a los jóvenes de 17 años. Sin embargo, la Comisión propone que los jóvenes de 17 años no puedan obtener un permiso de conducción de automóviles con remolque (categoría B + E). Únicamente quienes hayan cumplido 18 años podrán solicitar en el futuro ese tipo de permiso. Así, podrán adquirir experiencia previa conduciendo un automóvil.

Hay que señalar que la edad mínima normal sigue siendo 18 años, que es todavía la edad mínima a la que la mayoría de los Estados miembros expiden un permiso de conducción de la categoría B.

    ¿Propone la Comisión que se prohiba a los jóvenes de 21 años conducir motocicletas pesadas?

No. La presente directiva perfecciona el sistema de acceso progresivo a las motocicletas más potentes. Se podrá acceder de dos maneras: de manera directa o progresiva. En la actualidad el acceso directo es posible a los 21 años y el acceso por fases a partir de los 20 una vez adquiridos dos años de experiencia con una motocicleta limitada. Si una persona de 21 años de edad tiene experiencia previa de tres años de conducción de una motocicleta limitada (categoría A2), podrá acceder a los 21 a las motocicletas más potentes después de superado un examen práctico. Sin embargo, si carece de esta experiencia previa, deberá esperar hasta cumplir los 24.

La Comisión quiere mejorar el sistema actual de acceso progresivo. En la actualidad los jóvenes pueden a los 21 años acceder directamente a las motocicletas más potentes sin tener ninguna experiencia previa. Ocurre también que algunos obtienen el permiso de conducción de motocicletas limitadas a los 18 y simplemente esperan dos años para comprar una motocicleta sin restricciones. Esto es perfectamente posible y no existe ningún control de la experiencia que se tiene en la conducción de motocicletas limitadas. La propuesta de la Comisión solucionará este problema y mejorará la seguridad vial.

    ¿Propone la Comisión que deje de ser posible conducir caravanas con un permiso de conducción de automóviles (categoría B)?

La Comisión propone simplificar y aumentar la coherencia de los permisos de conducción de remolques. Los automóviles con remolque pueden conducirse actualmente con un permiso de conducción de la categoría B siempre que no superen los 3500 kilos y la masa máxima autorizada del remolque no sea superior a la masa en vacío del automóvil. La definición actual es muy compleja y causa problemas a los ciudadanos que cambian de coche o de remolque. Este definición discrimina también a los conductores de camiones y autobuses que no disfrutan de unos derechos similares en su categoría de permiso de conducción, a pesar de que muchas veces tiene más experiencia y más formación y exámenes que superar.

Por ello, la Comisión quiere garantizar que los conductores de automóviles tengan la formación adecuada y superen los exámenes necesarios para conducir vehículos con remolques que, con frecuencia, alcanzan una longitud de 8 a 12 metros. Significará esto en el futuro que para conducir la mayoría de las caravanas será necesario poseer un permiso de conducción de la categoría B+ E.

Por otra parte, se garantizan todos los derechos adquiridos y, por ello, los titulares de permisos expedidos antes de la fecha de entrada en vigor de la presente propuesta podrán seguir ejerciendo esos derechos.

    ¿Por qué propone la Comisión requisitos para los examinadores?

En algunos Estados miembros los examinadores no tienen casi formación específica y a veces ni son titulares del permiso de conducción de la categoría para la que examinan. Esto debería dejar de ser posible.

La presente propuesta introduce unos requisitos mínimos sobre la cualificación inicial y la formación periódica de los examinadores.

Se conseguirá así una mayor calidad de los exámenes en toda la UE y se aumentará la comparabilidad de los resultados, lo que es importante en un sistema de reconocimiento mutuo de los permisos de conducción.

Ayudará también a aumentar la seguridad vial.

(1)DO L 226 de 10.9.2003, p. 4.

(2)Decisión de la Comisión 2000/275/CE, de 21 de marzo de 2000, sobre las equivalencias entre determinadas categorías de los permisos de conducción, DO L 91 de 12.4.200, p. 1, en su versión modificada por la Decisión de la Comisión 2002/256/CE, de 25.3. 2002, DO L 87 de 4.4.2002, p. 57.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website