Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión multa a cuatro empresas participantes en un cartel de sorbatos con un total de 138.4 millones de euros

European Commission - IP/03/1330   01/10/2003

Other available languages: EN FR DE IT SV

IP/03/1330

Bruselas, 1 de octubre de 2003

La Comisión multa a cuatro empresas participantes en un cartel de sorbatos con un total de 138.4 millones de euros

En una decisión adoptada el miércoles, la Comisión Europea concluye que Hoechst AG, Chisso Corporation, Daicel Chemical Industries Ltd, The Nippon Synthetic Chemical Industry Co Ltd y Ueno Fine Chemicals Industry Ltd participaron entre 1979 y 1996 en un cartel en el mercado de los sorbatos. Los sorbatos figuran entre los conservantes químicos más utilizados en Europa para prevenir la aparición de moho, bacterias y otros microorganismos en alimentos como la mayonesa, las salchichas o las bebidas. También se utilizan para recubrir el papel destinado al embalaje de quesos o en cosméticos. El comisario de Competencia, Mario Monti, señaló que «debido a esta conspiración, los consumidores europeos han pagado por muchos productos de consumo diario un precio mayor que si las empresas hubieran competido entre sí. Tengo la determinación de demostrar que la participación en un cartel no resulta rentable. La única vía que tienen las empresas para eludir el pago de elevadas multas es admitiendo la infracción y cesando su participación en carteles cuyo único propósito es obtener beneficios ilícitos a costa de unos consumidores intermedios o finales desprevenidos».

La decisión adoptada en el día de hoy es el resultado de una minuciosa investigación que demostró de forma inequívoca que entre finales de diciembre de 1978 y el 31 de octubre de 1996 (30 de noviembre de 1995 en el caso de Nippon), Hoechst, Chisso, Daicel, Nippon y Ueno participaron en un cartel por medio del cual acordaron precios y se repartieron cuotas de volumen.

En 1995, las cinco empresas controlaban en torno al 85% del mercado de los sorbatos en el Espacio Económico Europeo (EEE)(1). Hasta la cesión de su negocio de los sorbatos a Nutrinova en 1997, Hoechst fue el mayor productor de ácido sórbico el principal tipo de sorbato, seguido de Daicel. Hoechst tiene su sede en Alemania, y las otras cuatro empresas tienen su sede principal en Japón.

Los sorbatos son agentes antimicrobianos capaces de retrasar o prevenir el crecimiento de microorganismos como la levadura, las bacterias o el moho en alimentos y bebidas, fundamentalmente. También se utilizan como estabilizadores en productos farmacéuticos y cosméticos. Hay tres tipos de sorbatos: el ácido sórbico, utilizado en margarinas, mayonesas, bebidas y productos de panadería, entre otras cosas; el sorbato de potasio, utilizado en productos con un alto contenido de agua; y el sorbato de calcio, utilizado en Francia e Italia para recubrir el papel destinado al embalaje de quesos.

La investigación comenzó en el otoño de 1998 cuando representantes de Chisso se dirigieron a la Comisión en el marco de la política de clemencia de ésta, que permite a las empresas obtener plena inmunidad, si son las primeras en proporcionar información sobre un cartel, o bien acogerse a una reducción de multas.

Las pruebas reunidas por la Comisión demostraron inequívocamente la existencia de un cartel, en infracción del apartado 1 del artículo 81 del Tratado de la Unión Europea y del artículo 53 del Acuerdo EEE.

Los participantes en la infracción generalmente se reunían dos veces al año para discutir los precios para cada país(2) y el reparto de volúmenes. Estas reuniones se alternaban en varios lugares de Europa y de Japón. Los productores japoneses celebraban reuniones preparatorias para acordar los precios y volúmenes que después debían discutirse en las reuniones conjuntas, que en su mayoría tuvieron lugar en Tokio.

Cálculo de las multas

La Comisión considera que el acuerdo en forma de cartel constituía una violación muy grave de la normativa comunitaria de competencia. Al calcular las multas en asuntos relativos a carteles, la Comisión tiene en cuenta la gravedad de la infracción, su duración y la presencia de circunstancias agravantes o atenuantes. Asimismo, toma en consideración la cuota de la empresa en el mercado afectado y su tamaño global. La multa no puede superar en ningún caso el 10% del volumen de negocios total anual de una empresa, según lo estipulado en el Reglamento aplicable.

Chisso cumplió las condiciones para la plena inmunidad y, por consiguiente, no se le ha impuesto multa alguna.

A Hoechst se le ha impuesto la multa más alta, habida cuenta de su tamaño global, de su cuota en el mercado de referencia y debido al hecho de que en el pasado ya había cometido una infracción similar. La multa también refleja su posición de líder del cartel, junto con Daicel. Por otra parte, sin embargo, el importe final resultante para Hoechst contiene una reducción del 50% por cooperar en la investigación.

Las multas impuestas a los productores japoneses también han sido objeto de reducciones de distinto alcance, en función de la calidad de la cooperación prestada a la Comisión.

A continuación se indica el importe de las distintas multas impuestas (en millones de euros).

Hoechst AG: 99

Daicel Chemical Industries, Ltd: 16.6

Ueno Fine Chemical Industry, Ltd: 12.3

Nippon Synthetic Chemical Industry Co, Ltd: 10.5

(1)La Comisión aplica sus normas de competencia en todo el conjunto del EEE, que abarca los Estados miembros de la UE más Noruega, Liechtenstein e Islandia.

(2)Los Estados Unidos y Canadá también han investigado y sancionado la fijación de precios y otras restricciones del comercio por parte de determinados productores de sorbatos. Las empresas afectadas en los diferentes procedimientos no son exactamente las mismas.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website