Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/03/1056

Bruselas, 22 de julio de 2003

Ya se ha establecido el marco legislativo europeo de los OMG

El Consejo de Ministros ha adoptado hoy formalmente dos propuestas de la Comisión Europea relativas a los organismos modificados genéticamente (OMG) mediante las que se instaura un sistema comunitario claro de trazabilidad y etiquetado de los OMG y se regulan la comercialización y el etiquetado de los alimentos y los piensos obtenidos de OMG. Esta nueva legislación consolidará un enfoque fiable y seguro respecto a los OMG y los alimentos y piensos modificados genéticamente. Asimismo, permitirá que se efectúe la trazabilidad de los OMG a lo largo de la cadena alimentaria -desde la explotación agrícola hasta el consumidor - y se informe al consumidor por medio del etiquetado acerca de todos los alimentos y todos los piensos compuestos u obtenidos a partir de OMG o que los contienen.

Margot Wallström, Comisaria de Medio Ambiente ha declarado: «Me alegro de que el Consejo haya adoptado por fin hoy la nueva legislación sobre etiquetado y trazabilidad de OMG, que completa la legislación de la Unión Europea en este ámbito. Ello reforzará nuestra credibilidad internacional y nos ayudará, sin duda, a aumentar la confianza del público en relación con las nuevas tecnologías. Al garantizar que se puede seguir la traza de los OMG en todos los estadios de la cadena de producción y distribución, estamos instaurando un sistema de salvaguardia sólido y estamos sentando las bases de un sistema de etiquetado completo. De ese modo, respondemos a las preocupaciones más acuciantes expresadas por el público en lo que se refiere a los efectos de los OMG sobre el medio ambiente y sobre la salud, y permitimos que el consumidor elija».

David Byrne, Comisario de Sanidad y Protección del Consumidor, ha declarado: «Estoy muy contento de que el marco legislativo europeo de los OMG esté ya completo. A partir de ahora, los consumidores europeos pueden tener confianza en que cualquier alimento o pienso modificados genéticamente y que se comercialicen en Europa habrá sido sometido a los análisis previos a su comercialización más rigurosos del mundo. Los consumidores podrán elegir ahora con toda claridad, ya que los alimentos modificados genéticamente estarán claramente identificados. Por primera vez, los agricultores podrán ver etiquetas en los piensos modificados genéticamente. Europa dispondrá ahora de un sistema completo y transparente de autorización y de etiquetado que no puede sino aumentar la confianza de los operadores económicos y de los consumidores».

Trazabilidad

La trazabilidad puede definirse como la capacidad de seguir la traza de los productos a lo largo de la cadena de producción y de distribución. La trazabilidad se aplica desde hace unos años para algunos productos. Sin embargo, no existe todavía ninguna norma específica de trazabilidad de los productos que contengan OMG o derivados de OMG.

La trazabilidad facilitará también la supervisión de los efectos sobre el medio ambiente, la exactitud del etiquetado y el control de las declaraciones que figuran en la información de las etiquetas. Asimismo, permitirá la retirada del mercado en caso de efectos nocivos inesperados.

El nuevo Reglamento sobre trazabilidad y etiquetado exigirá a los operadores económicos, cuando utilicen o comercialicen productos modificados genéticamente que transmitan y conserven la información en cada fase de la comercialización. La información relativa a la presencia de OMG en los productos deberá transmitirse a lo largo de toda la cadena comercial y conservarse durante cinco años. La industria deberá garantizar, por tanto, que existen sistemas para saber de quién y hacia quién van los productos modificados genéticamente.

Gracias a la transmisión y al almacenamiento de información, las necesidades en materia de muestras y ensayos de productos serán menores. Para facilitar la coordinación de la inspección y el control realizados por los Estados miembros, la Comisión elaborará líneas directrices técnicas sobre los métodos de prueba y de ensayo antes de la aplicación de esta propuesta de Reglamento.

Etiquetado

La propuesta añadirá a las normas actuales el etiquetado de:

    - todos los alimentos producidos a partir de OMG, independientemente de si existe ADN o proteínas resultantes de la modificación genética en el producto final;

    - todos los piensos modificados genéticamente.

    Alimentos modificados genéticamente

Ya en la actualidad, los minoristas tienen que etiquetar los alimentos consistentes en OMG o que los contienen. Ello también incluye los alimentos producidos a partir de OMG, siempre que en el producto final sean detectables trazas de ADN o de proteínas de la modificación genética (como harina producida a partir de maíz modificado genéticamente).

No obstante, estas disposiciones sobre etiquetado no afectan a algunos alimentos o ingredientes alimentarios como el aceite de soja o de maíz extremadamente refinado producido a partir de soja modificada genéticamente o de maíz modificado genéticamente. La nueva norma ampliará los actuales requisitos en materia de etiquetado para incorporar también dichos alimentos (aceite de soja o de maíz producido a partir de soja o de maíz modificados genéticamente) e ingredientes alimentarios producidos a partir de OMG (galletas con aceite de maíz producido a partir de maíz modificado genéticamente) y para permitir a los consumidores ejercer su libertad de elección. La etiqueta deberá indicar: «Este producto contiene organismos modificados genéticamente» o « … producido a partir de [nombre del ingrediente] modificado genéticamente».

    Piensos modificados genéticamente

El Reglamento también introduce por vez primera normas exhaustivas de etiquetado de piensos modificados genéticamente basadas en el mismo principio por el que se rigen los alimentos modificados genéticamente. En la actualidad no existen normas de etiquetado para piensos producidos a partir de OMG. El Reglamento exigirá, por ejemplo, que se etiqueten los piensos a base de soja modificada genéticamente y cualquier pienso compuesto que incluya en su composición piensos a base de soja modificada genéticamente.

También será preciso etiquetar los piensos a base de gluten de maíz modificado genéticamente.

    Umbral para el etiquetado

Durante el cultivo, la recolección, el transporte y la transformación de alimentos y piensos convencionales, puede ocurrir que aparezcan trazas ínfimas de OMG. Nos guste o no, es algo que se ha convertido en una realidad y que no es específico de los OMG. En la producción de alimentos, piensos y semillas, es prácticamente imposible conseguir productos con un 100 % de pureza.

Teniendo esto presente, el objetivo de la UE es garantizar la seguridad jurídica y establecer determinados umbrales por encima de los cuales los alimentos y los piensos convencionales deben llevar una etiqueta en la que se mencione que consisten en OMG o están compuestos por OMG o han sido producidos a partir de éstos.

Con arreglo a la presente legislación, la presencia de material modificado genéticamente no ha de figurar en la etiqueta si es inferior al 1 % y si puede probarse que se trata de algo accidental y técnicamente inevitable. El Parlamento ha confirmado hoy un umbral no superior al 0,9 %.

En la UE los OMG son objeto de evaluación científica para garantizar su inocuidad

Con arreglo a la legislación actual, no existe umbral de tolerancia de la presencia accidental, en alimentos o piensos, de material modificado genéticamente que no haya sido autorizado todavía pero cuya evaluación científica del riesgo en la UE haya sido favorable. El Parlamento ha apoyado ahora un umbral de 0,5 % en la presencia accidental o técnicamente inevitable de ese tipo de material modificado genéticamente. En caso de que supere este umbral, no se admitirá la comercialización del producto en el mercado. Esta disposición será aplicable durante un período de tres años.

Procedimiento de autorización

En la UE se han establecido normas claras acerca de la evaluación y la autorización de OMG y de alimentos modificados genéticamente, pero las responsabilidades están compartidas entre los Estados miembros y la Comunidad. El Reglamento establece un procedimiento de «ventanilla única» para la evaluación científica y la autorización de OMG y de alimentos y piensos modificados genéticamente, que conducirá a un procedimiento centralizado, claro y transparente en la UE, gracias al cual un operador podrá presentar una única solicitud. El Reglamento prevé que los OMG que pudieran utilizarse como alimentos o como piensos deberán ser autorizados para ambos usos o no serlo en absoluto.

La evaluación científica del riesgo será realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Su dictamen se pondrá a disposición del público, y éste tendrá la posibilidad de efectuar comentarios al respecto. Sobre la base de dicho dictamen, la Comisión elaborará una propuesta para conceder o rechazar la autorización. Esta propuesta, como ya ocurre en la actualidad, será aprobada por los Estados miembros por mayoría cualificada en un Comité de reglamentación. Los productos autorizados se incorporarán a un registro público de alimentos y piensos modificados genéticamente. La autorización se concederá por un período de diez años, sujeto, en su caso, a un plan de seguimiento de postcomercialización. Las autorizaciones serán renovables por períodos de diez años.

Se abandonará el procedimiento simplificado para comercializar alimentos modificados genéticamente que se consideren sustancialmente equivalentes a los alimentos existentes.

Podrán seguir comercializándose los actuales productos modificados genéticamente, si bien los operadores estarán obligados a proponer métodos de detección a la Comisión en un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la nueva legislación. El Reglamento también establece que el Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión será el nuevo laboratorio comunitario de referencia, cuya tarea principal será validar los métodos de detección. El CCI continuará trabajando con la Red Europea de Laboratorios de OMG.

Los productos modificados genéticamente existentes se incluirán en el registro; también se les aplicará el plazo de diez años a partir de la fecha en que el producto en cuestión haya sido comercializado por primera vez.

Coexistencia

Las medidas para garantizar que la producción de cultivos orgánicos y convencionales pueden coexistir con cultivos modificados genéticamente fueron introducidas en el proyecto de Reglamento sobre alimentos y piensos modificados genéticamente durante la segunda lectura del Parlamento. En este contexto, los Estados miembros estarán autorizados a adoptar las medidas adecuadas para evitar la presencia no intencional de OMG en otros productos. La Comisión presentará una Recomendación a los Estados miembros en la que establecerá un marco para delimitar esta práctica.

Siguientes pasos

La legislación entrará en vigor veinte días después de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea. Los operarios tienen un plazo de seis meses a partir de la fecha de publicación para adecuarse a las nuevas disposiciones sobre etiquetado.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website