Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/02/941

Bruselas, 27 de junio del 2001

Nuevas normas de la UE para abaratar las retiradas de efectivo y los pago con tarjeta en el extranjero

A partir del lunes 1 de julio del 2002, gracias a la entrada en vigor de un Reglamento sobre pagos transfronterizos, los consumidores ya no deberán pagar para retirar euros de cajeros automáticos o para efectuar pagos con tarjeta (en euros) en otros Estados miembros de la UE, aparte de lo que ya pagan por dichos servicios en el país en donde residen. Esto se traducirá en ahorros significativos para quienes viajen por placer o por negocios. Hasta ahora retirar 100 euros de un cajero automático fuera de su país podía costar al cliente del banco una media de 4 euros, mientras que las retiradas y los pagos "nacionales" son generalmente gratuitos o sólo cuestan algunos céntimos. La Comisión Europea, el Parlamento y los Estados miembros trabajaron coordinadamente para permitir la adopción por vía rápida del Reglamento sobre pagos transfronterizos en diciembre del 2001 (véase IP/01/1827 ). Este Reglamento quiere crear un zona única de pagos, de modo que los ciudadanos y empresarios puedan beneficiarse plenamente de la moneda única en toda la UE y no solamente en su propio Estado miembro. El Reglamento, a diferencia de una Directiva, es directamente aplicable en los Estados miembros sin medidas nacionales de ejecución.

El Presidente de la Comisión, Romano Prodi, afirmó: "La gente tiene ahora billetes y monedas de euro en sus bolsillos. El presente Reglamento garantizará que tengan más billetes y monedas para gastar cuando viajen por Europa. Las ventajas de la moneda única deben beneficiar a cada europeo. Por ello la Comisión propuso el Reglamento en julio del 2001".

El Comisario de Mercado Interior, Frits Bolkestein, añadió: "El presente Reglamento añade una nueva dimensión al mercado interior y en especial hace más fácil y barato viajar a otros Estados miembros. Cruzar una frontera ya no costará más a los clientes de los bancos. La entrada en vigor la próxima semana de las disposiciones sobre retirada de dinero y pagos con tarjeta constituye una buena noticia para todo el mundo pues la temporada de las vacaciones comienza".

Retiradas de efectivo y pagos con tarjeta

Conforme a este Reglamento, desde el 1 de julio del 2002 las comisiones por retirada de efectivo (en euros) de cajeros automáticos deben ser iguales tanto si se utiliza un cajero del país en donde está abierta la cuenta bancaria o uno de otro Estado miembro. Actualmente, el coste medio de retirar 100 euros en otro Estado miembro es de unos 4 euros, mientras que el coste de la misma transacción en el país en donde está abierta la cuenta es mínimo (véase IP/01/992 ).

También a partir del 1 de julio del 2002 las comisiones por el uso de tarjetas de crédito y de débito (para pagos en el euros hasta un máximo de 12.500) deben ser iguales, tanto si el pago se hace en el país en donde la tarjeta ha sido expedida como en otro Estado miembro, lo que abaratará la compra de bienes y servicios al viajar a otros Estados miembros o al hacerlo por correo, internet o teléfono.

En conjunto estas disposiciones que entran en vigor la semana próxima ahorrarán dinero a los clientes cada vez que saquen euros o utilicen una tarjeta para comprar cualquier cosa en euros en otro país de la UE distinto del de residencia.

Transferencias de créditos

Dentro de un año (1 de julio del 2003) el mismo principio de igualdad entre comisiones se aplicará a las transacciones nacionales y transfronterizas en euros (hasta un máximo de 12.500) para las transferencias de créditos entre cuentas bancarias. Esto significará más ahorros sustanciales para los clientes de bancos. En el 2001 la comisión media por una transferencia transfronteriza de 100 euros entre bancos de Estados miembros de la UE era de 24 euros (véase IP/01/1293 y MEMO/01/294 ).

Las disposiciones ya han sido adoptadas mediante la Directiva 97/5/CE, que estipula que los clientes deben ser informados correctamente y con anterioridad de las comisiones aplicables a los pagos nacionales y transfronterizos y de cualquier cambio de tarifas.

El Reglamento también quiere facilitar que los bancos gestionen las transacciones transfronterizas. A partir del 1 de julio del 2003 el uso de códigos normalizados ISO, en concreto el IBAN (número internacional de cuenta bancaria) y el BIC (código identificador del banco), permitirán a los bancos tratar las transferencias de créditos de una forma completamente automatizada. También desde esa fecha los bancos ya no necesitarán declarar a las autoridades nacionales (con fines estadísticos) ningún pago inferior a 12.500 euros.

El Reglamento también cubre los pagos en monedas distintas del euro si los Estados miembros donde se utilizan esas monedas notifican a la Comisión que quieren aplicar las normas. El Gobierno sueco anunció el 12 de junio del 2002 que desea aplicar el Reglamento para la corona sueca.

Para las respuestas a preguntas sobre el funcionamiento del Reglamento, véase MEMO/02/154.

Más información y texto completo del Reglamento en:

http://europa.eu.int/comm/internal_market/en/finances/payment/index.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website