Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE

IP/02/1733

Bruselas, 26 de noviembre de 2002

«La creación del mercado europeo de la energía es una revolución», declara Loyola de Palacio.

Los ministros de Energía han acordado el 25 de noviembre una apertura total de los mercados del gas y la electricidad a partir de 2004 para los profesionales y en 2007 para los hogares. Loyola de Palacio, vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de los transportes y la energía, ha declarado: «Los Estados europeos han experimentado un gran cambio en unos años desde unas situaciones de monopolio a una liberalización completa. La creación del mercado europeo de la energía es una revolución que favorecerá la competitividad de las empresas europeas y beneficiará al conjunto de los ciudadanos». El acuerdo alcanzado entre los Estados europeos también tiene por objeto reforzar las obligaciones de servicio público, especialmente el servicio universal y la protección de los consumidores. Esta apertura pasa por la instauración de funciones reguladoras independientes y la separación de las funciones de transporte y distribución de las de producción y prestación de servicios. El Consejo también se ha puesto de acuerdo sobre el Reglamento por el que se organiza la tarificación transfronteriza y el desarrollo de infraestructuras transeuropeas de energía. Loyola de Palacio ha concluido diciendo: «El mercado único de la energía es una garantía suplementaria de abastecimiento seguro y sostenible».

Los principales puntos del acuerdo cubren los siguientes ámbitos:

    Fechas de apertura:

El mercado de la electricidad y el gas se abrirá plenamente en julio de 2004 para los profesionales, mientras que deberá procederse a la apertura total para los consumidores domésticos (los hogares) a más tardar el 1 de julio de 2007. Esta apertura tendrá en cuenta la presentación en 2006 por la Comisión de un informe que evaluará el impacto de la liberalización.

    Protección de los consumidores finales y etiquetado de la energía:

Tal como ha propuesto la Comisión, la apertura de los mercados de la energía se complementará con obligaciones de servicio público claras y muy rigurosas (protección del consumidor final, servicio universal, posibilidad de igualación sobre el transporte, seguridad del abastecimiento, obligación de previsiones de inversión, etc.).

La obligación de servicio universal se aplicará concretamente a todos los hogares y las pequeñas empresas, que tendrán el derecho abastecerse permanentemente de electricidad de calidad a un precio razonable.

Además, las disposiciones sobre el etiquetado de la energía exigen que figuren en las facturas la contribución de cada fuente de energía y, como mínimo, datos sobre el impacto medioambiental en cuanto a las emisiones de CO2 y los residuos radioactivos.

    Separación de actividades:

La propuesta de la Comisión, con el apoyo del Parlamento Europeo, requiere la separación de las actividades de transporte y distribución, por una parte, de la producción y suministro, por otra.

Los ministros se han puesto de acuerdo sobre la obligación de la separación jurídica del transporte en julio de 2004, mientras que la de la distribución se llevará a cabo en julio de 2007. Esta obligación de separación jurídica no implica en ningún caso una separación de propiedad en una compañía integrada verticalmente.

Mientras tanto, la Comisión deberá presentar un informe al Consejo y al Parlamento Europeo que tratará de la experiencia adquirida gracias a la aplicación de la Directiva, así como de la independencia de los operadores de redes en las compañías integradas.

En caso necesario, la Comisión podrá presentar antes de lo previsto todas las propuestas que permitan garantizar una independencia plena y efectiva de los operadores de distribución. Por otra parte, si observa que los mismos objetivos pueden alcanzarse plenamente con una separación menos estricta, la Comisión podrá, a petición de un Estado miembro, adoptar un dictamen y, eventualmente, presentar una propuesta al Consejo y al Parlamento para autorizar el mantenimiento de esta experiencia en el Estado miembro interesado.

    Acceso al almacenamiento:

Se garantiza el acceso al almacenamiento de gas, que podrá ser regulado o negociado.

Además, el Consejo ha llegado a un acuerdo sobre un proyecto de Reglamento sobre los intercambios transfronterizos de electricidad, condición indispensable para la creación de un verdadero mercado único en vez de la yuxtaposición de quince mercados liberalizados. Esta propuesta tiene por objeto principal adoptar normas de tarificación transfronteriza y de gestión de las situaciones de congestión eléctrica.

Desarrollo de las redes transeuropeas de energía:

El Consejo llegó también a un acuerdo sobre la propuesta de decisión dirigida a fomentar la interconexión, la interoperabilidad y el desarrollo de las redes transeuropeas de energía (RTE-E), así como el acceso a las redes.

El objetivo es alcanzar un nivel del 10% de la capacidad de interconexión entre los Estados miembros en lo que se refiere a la electricidad. Este proyecto de importancia primordial fue reconocido como crucial por el Consejo Europeo de Barcelona, que pidió su adopción para finales de 2002.

Las principales características de este plan son:

  • Utilizar al máximo las infraestructuras existentes, sobre todo gracias a normas transparentes de tarificación y de gestión de la congestión.

  • Fomentar la construcción de nuevas infraestructuras sobre la base de un marco reglamentario transparente que facilite las inversiones.

  • Concentrar los esfuerzos en una nueva lista de proyectos prioritarios revisando las orientaciones de las redes transeuropeas de energía y reorientando la ayuda financiera comunitaria hacia una lista de doce proyectos en el ámbito de la electricidad y de gas que deberían declararse «proyectos de interés europeo», como contempla el Libro verde sobre la seguridad del abastecimiento energético, que destaca la necesidad de ir más allá de las reservas locales, cuando proceda. La Comisión también propone aumentar del 10% al 20% el porcentaje máximo de cofinanciación de los proyectos prioritarios.

  • Fomentar una mayor concienciación de los medios políticos y el compromiso a todos los niveles en lo que se refiere a las infraestructuras energéticas.

  • Garantizar la seguridad del abastecimiento de gas en Europa.

  • El Consejo ha asumido la lista de 12 proyectos prioritarios de interés europeo que deben realizarse en los próximos años (anexo 1):

  • Siete cuellos de botella críticos en el sector de la electricidad (se trata de Grecia e Irlanda, de las fronteras entre Francia y España, entre Alemania y el oeste de Dinamarca, las fronteras del BENELUX y las de Italia, así como la interconexión entre el Reino Unido y la Europa continental).

  • Cinco proyectos esenciales para el abastecimiento de gas a Europa.

ANEXO 1

Redes transeuropeas de energía

    Proyectos prioritarios de interés europeo:

      Redes eléctricas

EL 1.: Francia Bélgica Países Bajos Alemania: refuerzo de las redes eléctricas necesarias para resolver los frecuentes problemas de congestión a través de Benelux.

EL.2.: Fronteras de Italia con Francia, Austria y Suiza: aumento de las capacidades de interconexión eléctrica.

EL.3.: Francia España Portugal: aumento de las capacidades de interconexión eléctrica entre estos países y para la Península Ibérica.

EL.4: Grecia Países balcánicos Sistema UCTE: desarrollo de la infraestructura eléctrica para conectar Grecia con el Sistema UCTE.

EL.5: Reino Unido Europa continental y Europa del Norte: creación o aumento de las capacidades de interconexión eléctrica.

EL.6: República de Irlanda Irlanda del Norte Reino Unido: aumento de las capacidades de interconexión eléctrica.

EL.7: Dinamarca Alemania: aumento de la capacidad de interconexión eléctrica.

    Redes de gas

NG.1.: Reino Unido Países Bajos Alemania Rusia: gasoductos para conectar las principales fuentes de gas en Europa, mejorando la interoperabilidad de las redes y aumentando la seguridad del abastecimiento.

NG.2.: Argelia - España Francia: construcción de un nuevo gasoducto desde Argelia hasta España y Francia y aumento de las capacidades de las redes en España y Francia.

NG.3.: Países del Mar Caspio Oriente Medio Unión Europea: nueva red de gasoductos hacia la Unión Europea desde nuevas fuentes, incluyendo los gasoductos entre Grecia y Turquía, e Italia y Grecia.

NG.4.: Terminales de gas natural licuado en Francia, España, Portugal e Italia: diversificación de las fuentes de abastecimiento y de los puntos de entrada.

NG.5.: Instalaciones subterráneas de almacenamiento en España, Portugal y Grecia: aumento de la capacidad en España y construcción de las primeras instalaciones en Portugal y Grecia.

ANEXO 2

[Graphic in PDF & Word format]

[Graphic in PDF & Word format]


Side Bar