Navigation path

Left navigation

Additional tools

El sexto informe de la Comisión sobre la construcción naval pone de relieve la grave contracción del mercado y la persistencia de distorsiones

European Commission - IP/02/1661   13/11/2002

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/02/1661

Bruselas, 13 de noviembre de 2002

El sexto informe de la Comisión sobre la construcción naval pone de relieve la grave contracción del mercado y la persistencia de distorsiones

Las graves dificultades de la construcción naval en el mundo están aumentando, como se observa en la caída de los pedidos de nuevos buques en las principales regiones constructoras en el primer semestre de 2002, según señala la Comisión Europea en su sexto informe sobre la situación de la construcción naval en el mundo(1). En el informe se indica que los pedidos se han reducido de manera significativa, debido a un exceso de capacidad en el pasado, la ralentización de todas las economías del mundo y los efectos del 11 de septiembre. En consecuencia, los astilleros se están quedando sin trabajo y ya se han producido numerosas quiebras y despidos, sobre todo en Europa. En este mercado en contracción, los astilleros europeos se ven asimismo amenazados por los precios desleales de determinados competidores.

El Comisario Europeo de Empresa, Erkki Liikanen, ha declarado: «El último informe sobre la construcción naval muestra la importante desaceleración que ha sufrido el sector en los dos últimos años y confirma una vez más que los astilleros de la UE están expuestos a prácticas comerciales desleales. En un mercado en deterioro, su situación se ha tornado absolutamente crítica. La Comisión ya ha empezado a actuar en defensa del sector de la construcción naval comunitaria frente a la competencia desleal y cooperará estrechamente con el sector para determinar las políticas necesarias para continuar mejorando su competitividad».

El informe adoptado hoy por la Comisión revela que en la primera mitad de 2002 los pedidos mundiales de nuevos barcos se sitúa casi 2/3 por debajo de las cifras medias trimestrales de 2000. En la UE la situación es aún peor, ya que los pedidos se sitúan 4/5 por debajo de 2000. Los más afectados son los portacontenedores y cruceros, pero la demanda de petroleros de crudo y buques de gas natural licuado es aún más reducida. La demanda ha permanecido comparativamente estable sólo en el segmento de los graneleros, debido a las necesidades de sustitución derivadas de la nueva legislación comunitaria en materia de seguridad marítima, y en el de los petroleros de productos, que los astilleros de la UE ya han abandonado.

Los precios de los nuevos buques han seguido disminuyendo y en la actualidad se encuentran en el nivel más bajo de la última década. Los astilleros de Corea del Sur han seguido bajando los precios, a pesar del aumento de los factores que más influyen en los costes y la apreciación de la moneda coreana, con el fin de fomentar nueva demanda. Si la cartera de pedidos no aumenta pronto, numerosos astilleros coreanos podrían enfrentarse con dificultades para cumplir sus obligaciones financieras.

Los estudios detallados de costes realizados por la Comisión sobre pedidos realizados a astilleros surcoreanos confirman los resultados de los informes anteriores, es decir, que los buques se ofrecen a precios que ni siquiera cubren todos los costes de producción. Los estudios muestran un nuevo crecimiento de la diferencia entre los precios de oferta y los precios normales calculados.

La Comisión continuará realizando su seguimiento del mercado y sus estudios de costes y presentará un nuevo informe al Consejo en 2003.

Antecedentes

Con arreglo al Reglamento nº 1540/98 del Consejo, sobre ayudas a la construcción naval, la Comisión ha de presentar informes sobre la situación del mercado mundial de la construcción naval. En los informes se analizan las últimas novedades del mercado mundial de la construcción naval y se evalúan los resultados de las acciones emprendidas.

El 27 de junio de 2002, el Consejo decidió que la Comisión debería hacer un esfuerzo final por resolver los problemas derivados de ciertas prácticas empresariales de los astilleros coreanos y alcanzar un acuerdo amistoso con Corea del Sur para el 30 de septiembre de 2002, como máximo. En caso de que la Comisión informase de un fracaso de las negociaciones, se la autorizaría a solicitar a la OMC un procedimiento de resolución de litigios. Por otra parte, se autorizaría la aplicación de un mecanismo defensivo temporal para determinados segmentos del mercado y sólo por un período de tiempo limitado.

La Comisión participó en dos rondas de negociación con el Gobierno de Corea y los representantes de los astilleros en agosto y septiembre de 2002, pero las negociaciones fracasaron, pues no se logró conciliar las posturas de las partes.

A falta de una solución negociada, la Comisión acaba de iniciar un procedimiento ante la OMC, tal como decidió el Consejo en el pasado mes de junio y volvió a confirmar en su reunión de fines de septiembre. La Decisión de la Comisión relativa a la acción ante la OMC se publicó el 19 de octubre en el Diario Oficial. La petición de consultas bilaterales con la República de Corea se presentó el 21 de octubre. Antes de que concluya el mes de noviembre de 2002 se celebrará una primera reunión de consulta.

Para obtener más información, consúltese

http://europa.eu.int/comm/enterprise/maritime/shipbuilding_market/index.htm

(1)Sexto informe sobre la situación de la construcción naval en el mundo, COM(2002) 622 final.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website