Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/02/1138

Bruselas, 24 de julio de 2002

La Comisión exime las tasas de intercambio multilateral aplicadas a los pagos transfronterizos con la tarjeta Visa

La Comisión Europea ha eximido, en virtud de las normas de competencia de la Unión Europea, determinadas tasas de intercambio multilateral (TMI) aplicadas a los pagos transfronterizos con la tarjeta Visa, a la vista de que Visa ha introducido cambios importantes en el sistema. Las nuevas TMI no sólo disminuirán en términos absolutos, sino que también se limitarán a los costes pertinentes, circunstancia que redundará en beneficio de los minoristas y, en último término, de los consumidores.

La tasa multilateral de intercambio (TMI) es un pago interbancario que se abona por cada transacción que se realiza con una tarjeta de pago.

En el sistema de Visa, la abona el banco del minorista al banco del titular de la tarjeta y es un coste que el banco del minorista normalmente incluye en la comisión que le cobra por cada pago efectuado con la tarjeta Visa. El nivel de la TMI que se aplica por defecto (salvo que dos bancos estén de acuerdo en modificarlo) lo fija la Junta Directiva de Visa y viene regulado por las normas relativas a las tarjetas de pago de Visa International, que han sido notificadas a la Comisión para su aprobación.

En septiembre de 2000 la Comisión se opuso formalmente al TMI actualmente aplicado por Visa, que la Junta Directiva de Visa puede fijar al nivel que considere adecuado y que se considera secreto comercial y, por consiguiente, no es transparente (véase el comunicado de prensa IP/00/1164 ).

Tras las largas discusiones con Visa y después de consultar a las partes interesadas, Visa propuso a la Comisión una serie de cambios que hacen posible la concesión de una exención con arreglo al apartado 3 del artículo 81 del Tratado de la UE.

  • En primer lugar, Visa reducirá el nivel de su TMI para los distintos tipos de tarjetas de cliente. En el caso de los pagos con tarjetas de débito diferido y tarjetas de crédito, la TMI media ponderada se reducirá progresivamente hasta situarse en un nivel del 0,7% en 2007. Para las transacciones con tarjetas de débito, Visa aplicará inmediatamente una TMI global de 0,28 euros(1).

  • En segundo lugar, se limitará la TMI al nivel de los costes de los servicios concretos proporcionados por los bancos emisores, que según la Comisión son los servicios prestados por los bancos de los titulares de las tarjetas a los minoristas que en último término pagan la TMI transfronteriza. Se trata de los siguientes servicios: el tratamiento de la transacción, la garantía de pago(2) y el periodo de cobertura financiera gratuita(3). Su coste se determinará en un estudio que realizará Visa y que será revisado por un contable independiente. Este límite se aplicará independientemente de las reducciones del nivel de la TMI propuestas por Visa (es decir, si el coste máximo es inferior al 0,7%, la TMI tendrá que ser inferior al 0,7%).

  • Además, Visa permitirá a los bancos con los que colabora facilitar información sobre los niveles de la TMI y el porcentaje relativo de las tres categorías de costes (que en la actualidad se consideran secreto comercial) a los minoristas que lo soliciten. Se comunicará a los minoristas que pueden solicitar esta información.

La exención entrará en vigor una vez realizados los cambios en la TMI

La exención entrará en vigor en cuanto Visa introduzca estas modificaciones (que Visa se ha comprometido a hacer al poco de adoptarse la Decisión) y será válida hasta el 31 de diciembre de 2007; pasada esta fecha la Comisión será libre de reexaminar el sistema de la TMI de Visa a la luz de sus repercusiones sobre el mercado.

La Decisión de exención solamente es aplicable a las transacciones transfronterizas efectuadas con tarjetas de cliente de Visa (tarjetas de crédito, tarjetas de débito diferido y tarjetas de débito directo) en los comercios minoristas del Espacio Económico Europeo, que representan alrededor del 10% de todas las transacciones efectuadas con tarjetas Visa en el EEE. La Decisión no es aplicable a las TMI percibidas por pagos nacionales efectuados con la Visa en los Estados miembros, ni a las TMI aplicadas a las tarjetas Visa de empresa (es decir, las tarjetas utilizadas por los empleados para gastos de la empresa).

Al evaluar si la TMI revisada podía ser objeto de una exención, la Comisión sólo tuvo en cuenta los pagos transfronterizos efectuados con arreglo al sistema de pagos de Visa. Para evaluar las TMI aplicables a los pagos nacionales o los sistemas de pago distintos del de Visa, habría que tener en cuenta las condiciones de mercado reinantes en tales casos. Concretamente, la pregunta de qué nivel de TMI cabe considerar razonable y justo podría tener respuestas diferentes según las distintas circunstancias del caso.

La posición de la Comisión en este asunto de la TMI de Visa está en consonancia con la jurisprudencia en la materia: Esta considera que la fijación multilateral de la TMI de Visa por bancos competidores constituye una restricción de la competencia, pero una tasa de intercambio fijada de manera multilateral puede contribuir a que una red de pago resulte más eficiente y económica, de manera que puede beneficiarse de una exención, a condición de que se establezca con arreglo a criterios razonables y equitativos.

En 1997 la TMI de Visa fue objeto de una demanda formal presentada por EuroCommerce, que es una asociación europea de minoristas. La denuncia de EuroCommerce también iba dirigida al sistema de TMI de Eurocard/Mastercard, que ha sido notificado a la Comisión. Este asunto, y otros relacionados con las tarjetas de pago, todavía están siendo examinados.

Esta exención de la TMI de Visa se entiende sin perjuicio del Reglamento sobre pagos transfronterizos en la zona del euro(4), que entró en vigor a principios de julio y exige que en la zona del euro se cobre el mismo precio por pagos transfronterizos y nacionales equivalentes. Ese Reglamento se aplica a los precios cobrados a los clientes de los bancos y no a los pagos interbancarios del tipo TMI.

(1)No es posible revelar los niveles de las TMI aplicables antes de acordarse estas reducciones, ya que Visa los considera secreto comercial; con todo, Visa calcula que el efecto de las modificaciones (tarjetas de débito, de débito diferido y de crédito inclusive) sobre los ingresos obtenidos por los bancos emisores gracias a la TMI con las transacciones transfronterizas será una disminución de dichos ingresos de más del 20% a lo largo del período de cinco años 2002-2007.

(2)Por "garantía de pago" se entiende el compromiso del banco del titular de la tarjeta de hacer frente a los pagos efectuados por los titulares de la tarjeta, incluso en caso de fraude o de impago del titular de la tarjeta, siempre que el minorista tome todas las medidas de seguridad necesarias. Este compromiso equivale a una especie de seguro de pago para los minoristas.

(3)El "periodo de cobertura financiera gratuita" es el plazo en el que el titular de la tarjeta debe pagar la factura que recibe o (únicamente en el caso de las tarjetas de crédito) recurrir a la línea de crédito de que dispone, pagando los correspondientes intereses. A juicio de la Comisión, en un contexto transfronterizo este periodo de cobertura financiera gratuita redunda en beneficio de los minoristas, ya que estimula las ventas.

(4)Véase el comunicado de prensa HYPERLINK "http://europa.eu/rapid/start/cgi/guesten.ksh?p_action.gettxt=gt&doc=IP/02/941|0|RAPID&lg=EN&display=" IP/02/941 .


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site