Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión aprueba una dotación de 72 millones de euros para 70 nuevos proyectos de conservación

European Commission - IP/02/1011   08/07/2002

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/02/1011

Bruselas, 5 de julio de 2002

La Comisión aprueba una dotación de 72 millones de euros para 70 nuevos proyectos de conservación

En el marco del programa LIFE-Naturaleza, la Comisión Europea ha aprobado la concesión de subvenciones en favor de setenta proyectos de conservación de la naturaleza, que se desarrollarán en la Unión Europea y en cinco países candidatos. Dichos proyectos representan una inversión total de 130 millones de euros en pro de la conservación de la naturaleza, cifrándose la contribución de la Unión Europea en 72 millones de euros. Trece proyectos se llevarán a cabo en países candidatos a la adhesión; a saber: Estonia, Hungría, Letonia, Rumanía y Eslovenia. Los proyectos de LIFE-Naturaleza tienen por objeto la protección y recuperación de los hábitats y la conservación de la flora y la fauna de la Unión Europea.

La Comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallström, ha declarado lo siguiente: "El programa LIFE-Naturaleza es un instrumento esencial y de gran alcance para llevar a la práctica la política europea en favor de la naturaleza".

Los proyectos de LIFE-Naturaleza del presente año contribuirán a la consolidación de la red Natura 2000 mediante la recuperación de zonas protegidas, la creación de estructuras de gestión sostenible y una mayor concienciación de los ciudadanos. Hasta la fecha, los proyectos de LIFE-Naturaleza se han desarrollado en aproximadamente el 8% de las zonas protegidas de Natura 2000 en la UE, con vínculos con muchas otras zonas.

LIFE-Naturaleza es uno de los tres componentes del instrumento LIFE, que concede ayuda económica para proyectos que fomenten prácticas ambientales más correctas y la conservación de la naturaleza en toda la Unión Europea. El actual programa LIFE III, que concluirá en 2004, cuenta con una dotación de 640 millones de euros. Poco menos de la mitad del presupuesto total de LIFE se destina a proyectos de LIFE-Naturaleza(1).

LIFE-Naturaleza nació en 1992 para contribuir a la creación de Natura 2000, una red paneuropea de zonas protegidas establecida en virtud de las Directivas sobre aves y hábitats. Los 15 000 lugares de la red, que abarcan el 15% de la superficie de la UE, deben quedar designados en 2004. Muchos proyectos de LIFE-Naturaleza se centran en lugares de Natura 2000, mientras que otros tienen por objeto la protección de las especies enumeradas en las Directivas sobre aves y hábitats. Las medidas propuestas por los solicitantes de la recuperación y gestión de hábitats naturales específicos a la mejora de las condiciones de determinadas especies deben atenerse plenamente a las directivas de la UE.

Nuevas solicitudes en 2002

En el procedimiento de selección de 2002, la Comisión recibió 188 solicitudes, de las que 154 (82%) se consideraron admisibles. Previa evaluación y aprobación del Comité de Hábitats de la UE, quedaron seleccionados para recibir ayudas setenta proyectos (el 37% de las solicitudes) procedentes de 19 países sobre la base de la calidad de las propuestas. Cincuenta y seis de ellos están situados en la UE y trece en los países candidatos que participan en LIFE. Los proyectos seleccionados cumplen uno de los tres criterios básicos establecidos para poder optar a LIFE-Naturaleza; a saber:

  • Conservación de lugares propuestos por los Estados miembros en virtud de la Directiva sobre hábitats (56%).

  • Conservación de lugares clasificados como zonas de protección especial en virtud de la Directiva sobre aves (24%).

  • Conservación de especies de flora y fauna consideradas importantes en la UE (20%).

La participación en LIFE ofrece a los países candidatos la oportunidad de prepararse para llevar a la práctica las disposiciones de las Directivas sobre aves y hábitats a través de proyectos de LIFE-Naturaleza.

Tanto los fondos disponibles como el número de proyectos disminuyeron en 2002 en relación con el procedimiento de selección de 2000-2001, lo cual era de esperar por cuanto, al no haberse publicado convocatoria alguna en 2000, la de 2000-2001 abarcaba dos años. No obstante, las dimensiones medias de los proyectos seleccionados en 2002 han aumentado un 15% en términos de presupuesto total. Desde los comienzos de LIFE-Naturaleza, la inversión total en proyectos ha ido incrementándose paulatinamente, pasando de 70 millones de euros en 1992 a una media de 97 millones de euros en el período 1999-2001. La dotación de 130 millones de euros que se propone este año sigue esta tendencia.

Los 72 millones de euros concedidos por la UE cubrirán aproximadamente el 55% de los costes de los proyectos en 2002. Los 58 millones de euros restantes correrán a cargo de los beneficiarios, los socios y los cofinanciadores.

Diversidad de hábitats y estrecha cooperación entre los participantes en los proyectos

Más de la mitad de los proyectos de este año (38) se centran en lugares y especies cubiertos por la Directiva sobre hábitats, mientras que otros 18 proyectos tiene por objeto especies enumeradas en la Directiva sobre aves. Los 14 proyectos restantes se refieren a especies enumeradas en la Directiva pero no vinculadas a lugares específicos. Los proyectos relativos a lugares de Natura 2000 abarcan todo tipo de hábitats. Ríos y humedales están especialmente bien representados. Casi la mitad de los proyectos abarca más de un tipo de hábitat. Las actividades que más suelen proponer los proyectos son la elaboración y ejecución de planes de gestión, la gestión de cursos de agua, la adquisición de terrenos (especialmente en Europa septentrional), la gestión de pastos, la protección de especies exóticas y la recuperación y mejora de lugares. Con todo, se propone una amplísima gama de actividades, que va de la alimentación controlada de los buitres al aislamiento del tendido eléctrico.

Las instituciones públicas suelen participar en las actividades de conservación de la naturaleza y, por ende, los beneficiarios de LIFE-Naturaleza son sobre todo autoridades regionales o locales (70%). Otro 25% son organizaciones no gubernamentales (ONG). Casi los tres cuartos de los beneficiarios llevan a cabo sus actividades en asociación, a menudo formada por un organismo público y una ONG dedicada a la conservación de la naturaleza. La combinación de experiencia profesional y planificación administrativa es una fórmula óptima para garantizar la viabilidad de las zonas protegidas. Un poco más de la mitad de los beneficiarios de LIFE-Naturaleza (51%) en 2002 han sido seleccionados por primera vez, lo cual pone claramente de manifiesto que el programa sigue abriéndose camino.

El carácter sostenible de las actividades de LIFE-Naturaleza es un criterio importante a la hora de seleccionar los proyectos. También se presta especial atención a la participación de los ciudadanos y las comunidades locales. Los beneficiarios están obligados a incluir campañas de concienciación de la población en sus proyectos y se concede prioridad a los proyectos que garantizan la gestión de los lugares a largo plazo.

Integración de la conservación de la naturaleza en la actividad económica cotidiana

La naturaleza tiene que coexistir a menudo con las actividades diarias de la vida moderna y varios proyectos de LIFE-Naturaleza pretenden facilitar esta coexistencia. En Austria se protegerá el valor natural de la llanura aluvial del Danubio mediante un plan general de obras de ingeniería que garantizará la viabilidad del río como gran vía navegable internacional. En el norte de Inglaterra se desarrollará un proyecto en una zona de tierras altas desfavorecida a fin de convertir el pastoreo en un sistema compatible con la conservación de la naturaleza que, al mismo tiempo, permitirá a la comunidad rural obtener ingresos económicos. En Hungría se iniciará un proyecto de características similares. En Grecia, la protección de una especie rara de tortuga se combinará con la pesca artesanal profesional.

En el anexo se ofrecen resúmenes de los proyectos que se llevarán a cabo en los diversos países. Puede obtenerse más información sobre cada uno de los 70 nuevos proyectos, agrupados por países, en el sitio

http://europa.eu.int/comm/life/nature/databas.htm.

Se ofrecen textos explicativos en las lenguas nacionales (Estados miembros de la UE), en inglés y en francés. Para más información sobre la red Natura 2000, consúltese el sitio http://europa.eu.int/comm/environment/nature/home.htm.

Anexo - Síntesis de los proyectos LIFE-Naturaleza 2002 por países

AUSTRIA

Número de proyectos financiados: 2

El primer proyecto tiene como objetivo la conservación de la pequeña población de oso pardo de los Alpes austríacos, que según las estimaciones sólo consta actualmente de 25 a 30 ejemplares. El proyecto proseguirá actividades anteriores de LIFE-Naturaleza al objeto de obtener más información sobre la distribución de la población actual y los factores que limitan sus dimensiones.

El segundo proyecto pretende recuperar el entorno natural de un tramo de 3 km del Danubio, situado en las llanuras de inundación del este de Viena, dentro del parque nacional de Donauauen. Se trata de un proyecto piloto que forma parte de un plan integrado de ingeniería fluvial, cuyo objetivo es combinar la función del Danubio como vía navegable internacional con la conservación de la naturaleza.

BÉLGICA

Número de proyectos financiados: 4

Este año se han presentado dos proyectos en Valonia y otros dos en Flandes. Los lugares en los que se llevarán a cabo los proyectos se distribuyen homogéneamente por todo el país, desde el litoral hasta las Ardenas.

Uno de los proyectos tiene como objetivo la recuperación de tres hábitats fluviales de margaritanas - una especie amenazada - en las Ardenas.

Los otros tres proyectos se centran en tipos de vegetación muy raros y amenazados. Un proyecto pretende recuperar las dunas de hierba del estuario del Ijzer, situado en la costa flamenca. Al norte de Bruselas, otro proyecto se propone recuperar una extensa zona de praderas húmedas y tierras pantanosas rica en especies vegetales. La finalidad del último proyecto es restaurar 180 hectáreas de praderas calcáreas en las pendientes del medio Mosela y sus afluentes.

DINAMARCA

Número de proyectos financiados: 3

Dos proyectos tiene por objeto paliar los efectos a largo plazo de la contaminación causada por la escorrentía de las tierras agrícolas y los residuos domésticos en una laguna salina y en un lago naturalmente eutrófico. En ambos casos, las fuentes de contaminación han desaparecido de la zona, pero es preciso "borrar" sus efectos con el fin de eliminar la acumulación de nutrientes que impide a los lagos recuperar su estado natural original. Se empleará una serie de técnicas prácticas innovadoras que podría adoptarse como modelo de buenas prácticas en iniciativas similares.

El tercer proyecto se ocupa de una larga franja de dunas costeras en el litoral occidental de Jutlandia. Se hará frente a las principales amenazas que se ciernen sobre las 24 000 hectáreas de dunas a través de un programa de eliminación a gran escala de coníferas exóticas y la reimplantación del mosaico de vegetación natural mediante actividades de quema, pastoreo y tala.

ESTONIA

Número de proyectos financiados: 2

El primer proyecto se centra en los abundantes recursos forestales de Estonia, que albergan una parte significativa de los hábitats prioritarios del país, clasificados de conformidad con la Directiva sobre hábitats. Se adoptarán medidas de conservación en 20 lugares, que ocupan una superficie de más de 500 km2. Tales medidas consisten en la adquisición de tierras, la planificación de la gestión, la creación de servicios para los visitantes y la concienciación de la población local y los visitantes. El segundo proyecto, en el parque nacional de Karula, pretende mantener las prácticas agrarias tradicionales compatibles con la conservación de la naturaleza, anticipándose de este modo a las medidas agroambientales que habrá que introducir en Estonia en virtud del Reglamento comunitario sobre desarrollo rural.

FINLANDIA

Número de proyectos financiados: 6

Los proyectos de este año abarcan todas las regiones de Finlandia, con excepción de Laponia, y cubren una superficie de 92 000 hectáreas de la red Natura 2000.

Un proyecto tiene por objeto los lugares de Natura 2000 de la zona suburbana de la tercera ciudad más importante de Finlandia, Turku (en el golfo de Botnia). Otro es un proyecto piloto con miras a la aplicación de la Directiva marco sobre política de aguas de la UE en las zonas de Natura 2000 del río Simojoki, en el norte de Botnia.

Los demás proyectos se centran en hábitats finlandeses típicos - bosques y turberas - en zonas escasamente pobladas. Se pretende recuperar más de 1 300 hectáreas de turberas degradadas, todas ellas clasificadas como hábitats prioritarios. Se dejará la leña in situ y se procederá a quemas controladas en unas 500 hectáreas de bosque. Se recuperarán 21 km de cursos de agua naturales y 1 300 hectáreas de lagos que constituyen hábitats importantes para las aves.

Los proyectos incluyen varias medidas innovadoras: un juego informático sobre la recuperación de la naturaleza y la elaboración de un mapa de la naturaleza basado en el SIG, que podrá descargarse en los teléfonos móviles.

FRANCIA

Número de proyectos financiados: 1

Este proyecto, que se desarrollará en el valle inferior del Ain (región de Ródano-Alpes), tiene como objetivo recuperar el ecosistema fluvial y proteger la variedad de los hábitats y especies vinculados al mismo.

ALEMANIA

Número de proyectos financiados: 5

Oenanthe conioides es una planta acuática rara que no puede encontrarse en ninguna parte del mundo que no sea un tramo de 65 km del río Elba, en las cercanías de Hamburgo, donde el agua es de salobre a dulce y se ve muy influida por las mareas. Dado que sólo quedan 2 000 ejemplares de la especie, este proyecto ampliará su hábitat abriendo el dique del Elba e inundando de nuevo 90 hectáreas adyacentes a los suburbios de Hamburgo. A fin de no comprometer la seguridad pública, se llevarán a cabo varias obras de ingeniería.

En Baja Sajonia, un nuevo proyecto ampliará las actividades de un proyecto anterior de LIFE-Naturaleza adquiriendo y recuperando 2 500 hectáreas de humedales en las llanuras de Dümmer, lo cual contribuirá a convertirlas en una zona de descanso y alimentación de "cinco estrellas" para las aves migratorias.

Un tercer proyecto recuperará los pastizales entre los viñedos y huertos de Renania-Palatinado. En esta zona tienen su hábitat muchas plantas raras. Se pretende garantizar su conservación animando a los pastores a apacentar sus rebaños en ella y desincentivando su uso para fines recreativos inadecuados.

Al igual que en Bélgica y España, la margaritana es objeto de un proyecto en la frontera bávaro-checa. Se tomarán medidas para modificar algunos tramos fluviales a fin de crear un hábitat viable para los mejillones y los peces de los que dependen. El proyecto se coordinará con otros proyectos subvencionados por la UE con el fin de luchar contra la contaminación general de las aguas.

El quinto proyecto comprende una serie de obras de ingeniería de conservación destinadas a mejorar la calidad de una red de hábitats húmedos, algunos de ellos considerados prioritarios con arreglo a la Directiva sobre hábitats, en las estribaciones alpinas de Baden-Württemberg.

GRECIA

Número de proyectos financiados: 6

Tres de los seis proyectos se centran en los humedales "Ramsar", de importancia internacional ("Ramsar" es un convenio relativo a los humedales de todo el mundo), situados en el lago Mikri Prespa, el delta y desfiladero de Nestos y la laguna de Kotychi. Otros dos proyectos se dedican a las aves rapaces: el buitre negro del bosque de Dadia y el quebrantahuesos de las montañas de Creta. El último proyecto se refiere a la tortuga boba (Caretta caretta) y a la protección de la especie de los peligros de la pesca local.

HUNGRÍA

Número de proyectos financiados: 4

Dos proyectos incluyen planes de recuperación a gran escala en el parque nacional de Hortobagy (estepas orientales de Hungría). Gracias al primero se recuperará una zona del parque de 6 650 hectáreas mediante la retirada de antiguos diques y canales de riego, construidos para crear arrozales. El segundo proyecto combinará la agricultura biológica y la conservación de la naturaleza mediante el pastoreo controlado de razas tradicionales de bovino, ovino y porcino en 2 000 hectáreas de estepa y humedales.

El objetivo del tercer proyecto húngaro es la conservación de la angélica (Angelica palustris), una especie vegetal amenazada que vive en las llanuras de inundación continentales. El proyecto, que cubre 2 600 hectáreas, incluye la adquisición de tierras y la recuperación de hábitats con el fin de lograr 11 parajes de buena calidad para la especie.

El cuarto proyecto pretende garantizar la conservación del águila imperial de los Cárpatos. Esta gran rapaz de Europa oriental está amenazada por los cambios que ha experimentado el uso de las tierras agrícolas. El proyecto incluye medidas para frenar la disminución del número de ejemplares de la especie. Se preparará la designación de zonas de importancia para la especie y se elaborarán orientaciones para la gestión de los lugares que la albergan. Se reducirán las amenazas inmediatas, por ejemplo a través del aislamiento del tendido eléctrico.

IRLANDA

Número de proyectos financiados: 1

El único proyecto irlandés plantea una estrategia para la conservación de las turberas de cobertura a través de una serie de actividades en 14 lugares distintos. Se recuperarán más de 1 200 hectáreas de turberas de cobertura situadas en bosques. Las actividades que se llevarán a cabo incluyen la colocación de cercas, el bloqueo de las acequias y la eliminación de las plantaciones de coníferas. Todo ello contribuirá a crear condiciones óptimas para la regeneración natural de las turberas. Algunos lugares también se utilizarán como zonas de demostración para concienciar a la población de la importancia de este hábitat y de Natura 2000 en general.

ITALIA

Número de proyectos financiados: 7

Con una excepción, todos los proyectos seleccionados se desarrollan en zonas ya protegidas por la legislación nacional, es decir, parques nacionales o regionales o reservas naturales.

El principal objetivo de los proyectos italianos de este año es proteger diversos tipos de humedales: riberas fluviales, orillas de lagos, terrenos pantanosos, marismas, turberas y lagunas. Muchos de ellos revisten también importancia estratégica debido a su ubicación en las rutas migratorias norte-sur de las aves. Otros proyectos tienen como objetivo la conservación de dunas en Sicilia meridional y la recuperación de pastizales en los Alpes piamonteses. Además, hay un proyecto de protección de la gamuza alpina (Rupicapra pyrenaica ornata), una subespecie endémica prioritaria enumerada en la Directiva sobre hábitats.

Cinco de los siete solicitantes seleccionados participan por primera vez en LIFE-Naturaleza.

LETONIA

Número de proyectos financiados: 2

Letonia posee extensas zonas de hábitats de gran valor y numerosas especies que sólo viven en zonas pequeñas y aisladas de la UE. Los dos proyectos seleccionados este año ayudarán a Letonia a prepararse para participar en Natura 2000. El primer proyecto entraña el estudio de todo el litoral con el fin de determinar su valor para la conservación de la naturaleza. Incluirá importantes actividades de gestión de las dunas destinadas a prevenir los daños ocasionados por el creciente número de visitantes. El segundo proyecto tiene por objeto asegurar la conservación a largo plazo de los distintos hábitats y especies prioritarios del parque nacional de Kemeri. Incluye la recuperación de una de las mayores turberas altas que quedan en Europa.

LUXEMBURGO

Este año no se han presentado proyectos.

PAÍSES BAJOS

Número de proyectos financiados: 1

El proyecto se centra en el Ilperveld, 300 hectáreas de pastizales turbosos situados en una zona de 1 800 hectáreas al norte de Amsterdam, que tradicionalmente es un lugar de reproducción importante para aves zancudas y patos. Los cambios que han experimentado las prácticas agrarias, como el paso de la henificación al pastoreo de ovejas, la cesación del esparcimiento de estiércol de granja y el encenagamiento de los canales, han dado lugar a una disminución de las poblaciones reproductoras de aves, en especial de la aguja colinegra y de la agachadiza común. El proyecto pretende invertir esta tendencia mediante la siega de los juncos que infestan la zona y la aplicación de estiércol natural "ligero". También incluye la construcción de una nueva unidad de producción de abono ecológico que reciclará los juncos segados en el lugar.

PORTUGAL

Número de proyectos financiados: 4

Los nuevos proyectos se refieren a 14 lugares de Natura 2000.

Dos proyectos tienen por objeto la conservación de dos especies ornitológicas, el sisón y el cernícalo primilla, y de sus hábitats en siete parajes del Alentejo. Se trata de dos proyectos piloto mediante los que se pretende establecer acuerdos con los agricultores para la adopción de medidas de gestión en favor de la conservación y aumentar la extensión de los hábitats favorables a estas especies. Los acuerdos constituirán la base de planes de zona para la protección de las especies.

El tercer proyecto está destinado a recuperar hábitats degradados y conservar los hábitats existentes mediante la adopción de prácticas tradicionales de explotación agrícola en la Serra da Estrela (noreste de Portugal). El cuarto proyecto pretende prevenir la desaparición de ocho especies de flora amenazadas ampliando su distribución e incrementado sus poblaciones.

RUMANÍA

Número de proyectos financiados: 3

En lo tocante al primer proyecto, LIFE-Naturaleza subvencionará la conservación, la gestión y el restablecimiento de poblaciones viables de oso pardo, lobo y lince europeo en la comarca de Vrancea mediante la elaboración y aplicación de un plan de gestión local para esas especies.

Los dos proyectos restantes se proponen recuperar y gestionar dos humedales: Comana, el más extenso de Rumanía meridional, y las zonas pantanosas de Satchinez. Este último proyecto prosigue las actividades de un proyecto anterior de LIFE-Naturaleza. Ambas zonas son muy importantes para las aves y acogen varias especies amenazadas como el porrón pardo, el guión de codornices y el avetoro.

ESLOVENIA

Número de proyectos financiados: 2

La primera propuesta seleccionada está destinada a la conservación de una de las mayores poblaciones de oso pardo de Europa. El beneficiario colaborará con todas las autoridades interesadas para garantizar la protección del oso en todo el territorio nacional.

El segundo proyecto, que se llevará a cabo en la región de Karst, situada al sudoeste de Eslovenia, tiene como objetivo proteger cuatro hábitats, cinco especies de anfibios y siete especies de mariposas enumerados en la Directiva sobre hábitats o en el Convenio de Berna. Se basa en un proyecto similar de LIFE-Naturaleza realizado con éxito en España e incluye la elaboración de un plan de gestión para cada uno de los 50 lugares que abarca.

El Ministerio de Medio Ambiente esloveno cofinanciará ambos proyectos.

ESPAÑA

Número de proyectos financiados: 11

El lince ibérico es la especie felina más amenazada del mundo. Dentro de la estrategia nacional adoptada para su conservación, se coordinarán dos proyectos para promover prácticas de gestión adecuadas en las últimas zonas de refugio que quedan. Otro proyecto pretende prevenir la extinción del visón europeo en España mediante un programa de cría en cautividad y la ampliación del actual hábitat de la especie.

Otro proyecto, que se llevará a cabo en el litoral sudoriental, pretende desarrollar modelos para mejorar la gestión de las reservas marinas. A fin de garantizar la conservación del delfín mular, la marsopa y la tortuga boba, se aplicarán planes de supervisión y concienciación de la población.

Los fondos de LIFE-Naturaleza también contribuirán a garantizar la conservación a largo plazo del lagarto gigante de La Gomera (islas Canarias). La especie se creía extinguida en la isla hasta 1999, año en que se halló media docena de ejemplares en una pequeña zona aislada.

Seis de los proyectos seleccionados tienen por objeto la conservación de cuatro especies de aves. Varias administraciones regionales llevarán a cabo una serie de actividades coordinadas para controlar las amenazas que se ciernen sobre el águila perdicera y la colonia más importante de gaviotas de Audouin. Un proyecto pretende ampliar el hábitat del quebrantahuesos de los Pirineos al noroeste de España. El cuarto proyecto se centra en el carricerín cejudo, cuyo lugar de paso migratorio será objeto de mejoras.

SUECIA

Número de proyectos financiados: 2

El primer proyecto se desarrolla en el parque nacional de Söderåsen, que alberga una de las mayores extensiones de bosques de latifoliadas de hoja caduca que quedan en Suecia. El segundo se centra en la altiplanicie de Kinnekulle (265 m), que desde hace mil años es objeto de actividades extensivas de pastoreo y siega. Ambos lugares se cuentan entre las zonas más ricas de Suecia desde el punto de vista biológico. Entre las actividades previstas figuran la adquisición de las zonas forestales más valiosas para asegurar su futuro, la tala de árboles exóticos y la recuperación de praderas abandonadas con el fin de que éstas puedan optar a ayudas agroambientales.

REINO UNIDO

Número de proyectos financiados: 4 

Dos proyectos se dedican a la conservación de especies de aves gravemente amenazadas en el Reino Unido. El primero pretende crear una red extensiva de lugares estratégicos autónomos para el avetoro. Mediante una serie de actividades en 19 lugares de Inglaterra se pretende duplicar la población de machos cantores hasta llegar a los 65 en diez años. El segundo proyecto se centra en el urogallo de Escocia, cuya población ha disminuido hasta tan sólo 1 000 ejemplares en los últimos años. El proyecto tiene por objeto la protección de la especie a través de una serie de actividades en un gran número de lugares de alimentación y cría (45 en total). Se tratará de hacer frente a las principales amenazas, como los predadores y las colisiones contra las vallas para ciervos. El proyecto se llevará a cabo en estrecha cooperación con más de treinta propietarios de tierras.

Los otros dos proyectos se desarrollarán en un solo lugar de gran extensión. El proyecto New Forest (Inglaterra meridional central) sacará partido de los satisfactorios resultados de un proyecto anterior de LIFE, centrándose en las necesidades de conservación de tres de sus cuencas hidrográficas. Otro proyecto, en una zona calcárea de los Yorkshire Dales, prestará asistencia a 15 explotaciones piloto que se reconvertirán a la ganadería mixta con razas indígenas tradicionales. La introducción de sistemas de pastoreo más extensivos mejorará el equilibrio natural con el fin de garantizar la gestión de la conservación de la zona a largo plazo.

(1)El 47% de los fondos se destina a LIFE-Naturaleza y LIFE-Medio ambiente, mientras que el 6% se dedica al programa LIFE-Terceros países. Se está preparando un anuncio sobre los demás programas.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website