Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/01/322

Bruselas, 7 Marzo 2001

[Graphic in PDF & Word format]

[Graphic in PDF & Word format]

[Graphic in PDF & Word format]

EUROPEAN COMMISSION

PRESS AND COMMUNICATION SERVICE

Joint Press Release

Instauración de un "grupo de dirección" y de una estrategia interinstitucional común para la protección del euro contra la falsificación

La introducción de los billetes de banco y de las monedas de euros tendrá lugar el 1 de enero de 2002. En los meses que faltan hasta la introducción, es prioritario finalizar la instauración del sistema de protección del euro.

Tras la reunión de representantes de alto nivel de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y Europol celebrada en Bruselas el 15 de febrero de 2001, se ha creado un grupo de dirección interinstitucional.

Los Estados miembros han admitido la necesidad de coordinación, al igual que lo han hecho las instituciones y los organismos de la Unión Europea (UE), cuyos cometidos y responsabilidades son complementarios. A nivel europeo:

  • La Comisión Europea toma iniciativas legislativas, contribuye en el campo de la formación y de la ayuda financiera, responde a las preguntas y a otras peticiones de información del Parlamento Europeo, proporciona apoyo a los Estados miembros, en especial para la aplicación de la ley, y coordina la acción técnica de los Estados miembros por lo que se refiere a la falsificación de euros en monedas;

  • El Banco Central Europeo (BCE) lleva a cabo un nuevo tipo de análisis técnico de los billetes de euro falsificados en el Centro de análisis de falsificaciones situado en los locales del BCE, almacena los datos técnicos y estadísticos sobre los billetes de banco y monedas falsificados en una base de datos central, también situada en el BCE, y difunde la información técnica y estadística pertinente entre todos los implicados en la lucha contra la falsificación. Además, el BCE, así como los 12 bancos centrales nacionales del área euro, está realizando una campaña de información con objeto de garantizar que el público en general esté familiarizado con los nuevos billetes de banco y monedas de euro;

  • Europol ayuda los servicios de los Estados miembros encargados de la aplicación de la ley a prevenir y luchar contra la delincuencia organizada grave facilitando el intercambio de información y proporcionando un análisis operativo y estratégico. Además, aporta experiencia y apoyo técnico a las investigaciones y operaciones llevadas a cabo en la UE por los citados servicios. Europol mantendrá una base de datos central sobre información de la aplicación de la ley relativa la falsificación euro y también utilizará la base de datos técnica del BCE.

Ya se han tomado iniciativas tanto a nivel nacional como de la UE para prevenir y combatir eficazmente la falsificación del euro, en especial por parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales y por la Comisión Europea en cooperación con los Estados miembros en cuanto a la protección técnica, y por Europol en lo que se refiere a la delincuencia organizada.

A este respecto, las acciones prioritarias para la aplicación de un planteamiento común se definieron en la Recomendación del BCE de 7 de julio de 1998 relativa a la adopción de ciertas medidas para aumentar la protección legal de los billetes de banco y las monedas de euro y en la Comunicación de la Comisión Europea de 22 de julio de 1998 al Consejo Europeo, al Parlamento Europeo y al BCE sobre la protección del euro. Estas acciones se refieren a la formación, a un sistema de información, a la cooperación y a la protección con arreglo al derecho penal.

En consonancia con esta Recomendación y dicha Comunicación:

  • El BCE adoptó la Directriz por la se que creaba el Centro de análisis de falsificaciones el 26 de agosto de 1999;

  • El mandato de Europol se amplió el 29 de abril de 1999 para abarcar, en especial, la falsificación de dinero y la creación de grupos de trabajo específicos Europol;

  • se adoptó una Decisión marco el 29 de mayo de 2000 con objeto de incrementar la protección contra la falsificación mediante sanciones penales y de otro tipo en conexión con la introducción del euro;

  • deben acabarse las negociaciones en el Consejo Europeo sobre la propuesta de Reglamento presentada por la Comisión Europea el 26 de julio de 2000, y debe adoptarse el texto bajo la Presidencia sueca. Los trabajos sobre dicho Reglamento, que, concretamente, pretende establecer los procedimientos para el intercambio de información sobre falsificaciones entre las instituciones y los organismos pertinentes y definir la cooperación y las obligaciones de las entidades de crédito, están muy avanzados; y

  • una iniciativa francesa del 22 de diciembre de 2000 basada en el Tratado de la Unión Europea pretende completar la Decisión marco de 29 de mayo de 2000 y el Reglamento previamente mencionado.

El grupo de dirección, creado tras la reunión de representantes de alto nivel de la Comisión Europea, el BCE y Europol en Bruselas el 15 de febrero de 2001, consta de representantes de la Comisión Europea, el BCE y Europol. Pretende coordinar los organismos competentes:

  • apoyando una visión global del trabajo emprendido por las diversas partes implicadas en la protección del euro;

  • desarrollando una estrategia común por lo que se refiere a los problemas principales y un planteamiento coherente en especial de cara al público; y

  • estableciendo una serie de medidas prioritarias concretas en un cierto plazo.

El grupo de dirección prepara las decisiones que deben adoptarse, se reúne regularmente y puede convocar reuniones de alto nivel.

Así pues, el grupo de dirección ha definido un plan de acción que se actualizará regularmente y que incluye, a partir de febrero de 2001, la preparación de un planteamiento común de protección del euro contra la falsificación en las áreas en las que es necesario desarrollar más las iniciativas, como, por ejemplo:

  • formación;

  • acuerdos de cooperación entre las instituciones y los organismos interesados;

  • coordinación de las relaciones con países no pertenecientes a la UE;

  • comunicación; y

  • legislación.

Este plan de acción pretende velar por la coherencia del sistema de protección del euro en su conjunto y dejar a los falsificadores tan pocas ocasiones de beneficiarse de la introducción de la nueva moneda europea como sea posible.


Side Bar