Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión impone una multa a diez empresas por un acuerdo sobre el papel autocopiativo

European Commission - IP/01/1892   20/12/2001

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/01/1892

Bruselas, 20 de diciembre de 2001

La Comisión impone una multa a diez empresas por un acuerdo sobre el papel autocopiativo

La Comisión Europea ha impuesto hoy a Arjo Wiggins Appleton y a otras nueve empresas de Reino Unido, Francia, Alemania y España multas por un importe total de 313,7 millones por haber participado en un acuerdo referente a la fijación de precios y al reparto de mercado en el sector del papel autocopiativo. El Comisario encargado de la competencia, el Sr. Mario Monti, ha declarado: "este nuevo asunto se produce al final de un año en el que la Comisión ha adoptado numerosas decisiones contra carteles de todos los tipos. Este nivel de actividad sin precedentes demuestra dos cosas: en primer lugar, que estas prácticas secretas están desgraciadamente muy extendidas; pero a la vez que la Comisión cuenta con los medios adecuados para detectarlos, perseguirlos y sancionarlos de manera eficaz.".

Tras una profunda investigación que se inició en 1996, la Comisión Europea ha encontrado que las empresas Arjo Wiggins Appleton Plc y Carrs Paper Ltd (Reino Unido), Mitsubishi HiTech Paper Bielefeld GmbH, Papierfabrik August Koehler AG, Zanders Feinpapiere AG (Alemania), Bolloré S. A. y Papeteries Mougeot S. A. (Francia), Distribuidora Vizcaína de Papeles S. L, Papelera Guipuzcoana de Zicuñaga S. A., Torraspapel S. A. (España) y Sappi Limited (Sudáfrica), han participado, entre 1992 y 1995, en un acuerdo que abarcaba a toda Europa y que consistía esencialmente en subidas de precios concertadas.

Las multas individuales impuestas son las siguientes (en millones de euros):

  •  Arjo Wiggins Appleton Plc : 184,27    

  • Papierfabrik August Koehler AG : 33,07 

  • Zanders Feinpapiere AG : 29,76

  • Bolloré SA : 22,68 

  • Mitsubishi HiTech Paper Bielefeld GmbH : 21,24

  • Torraspapel SA : 14,17 

  • Papeteries Mougeot SA : 3,64

  • Distribuidora Vizcaina de Papeles S.L. : 1,75         

  • Carrs Paper Ltd : 1,57          

  • Papelera Guipuzcoana de Zicuñaga SA : 1,54

Arjo Wiggins fue el principal instigador del cartel y es también el mayor fabricante de papel autocopiativo de Europa, por lo que tiene que soportar la multa más elevada.

Sappi se ha beneficiado de una inmunidad total, en aplicación de las normas sobre clemencia de la Comisión de 1996, ya que fue la primera empresa en cooperar en la investigación y que proporcionó pruebas decisivas sobre el acuerdo. Es la segunda vez que la Comisión concede una reducción del 100% de la multa (después de Aventis S A, en el asunto de las vitaminas A y E).

El producto

El papel autocopiativo es un papel destinado a la policopia de documentos y está compuesto por un soporte de papel al que se aplican varias capas de productos químicos. El principio del papel autocopiativo consiste en obtener una copia por reacción entre dos capas complementarias bajo la presión de la escritura manuscrita o el impacto de una impresora de ordenador o de una máquina de escribir. Los formularios comerciales como los albaranes y las transferencias bancarias representan la utilización más extendida de los papeles autocopiativos, con más de un 90% del consumo total. Los clientes son las imprentas que compran el papel autocopiativo en bobinas (80%) y en hojas (20%).

Durante el período al que se refiere la infracción (1992-1995), el mercado tenía un valor anual de unos €850 millones en el Espacio Económico Europeo, es decir en los 15 Estados miembros de la UE más Noruega, Islandia y Liechtenstein. En 1995 (último año de la infracción) la capacidad de producción de papel autocopiativo en Europa Occidental (EEE) se estimaba en 1.010.000 toneladas, incluidas 890.000 toneladas para los miembros de la Asociación de fabricantes europeos de papel autocopiativo (AEMCP). En conjunto, los miembros de la AEMCP representan entre el 85 y el 90% de las ventas de papel autocopiativo en el EEE.

El acuerdo

La investigación realizada por la Comisión permitió descubrir que los miembros de la AEMCP y otros tres productores o distribuidores europeos de papel autocopiativo (Carrs, Divipa, Zicuñaga) pusieron en práctica un plan ilegal destinado a mejorar la rentabilidad de los participantes mediante aumentos colectivos de los precios. El principal objetivo del acuerdo consistía en ponerse de acuerdo sobre subidas de precios y sobre el calendario de su aplicación.

Los miembros del cartel celebraban reuniones a dos niveles distintos: reuniones generales a nivel europeo, en las que participaban los Directores Generales, los directores comerciales o directivos de nivel equivalente del sector del papel autocopiativo, y reuniones nacionales o regionales del cartel, en las que participaban los directores de ventas nacionales o regionales, a menudo acompañados por los altos directivos antes mencionados.

Así, la Comisión dispone de pruebas de la celebración de cinco reuniones generales entre septiembre de 1993 y febrero de 1995 en hoteles de Francfort y París, durante las cuales los participantes se pusieron de acuerdo sobre varias subidas de precios consecutivas para cada país del EEE.

Durante las reuniones nacionales y regionales, los participantes se pusieron de acuerdo sobre las subidas de precios y comprobaron la aplicación de las subidas decididas con anterioridad. La Comisión dispone, por lo tanto, de pruebas detalladas sobre la celebración de veinte reuniones nacionales relativas a Francia, Reino Unido e Irlanda, España y Portugal. Además, varios participantes en el cartel reconocieron su participación en reuniones relativas a Alemania e Italia, así como a Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia.

La Comisión ha encontrado pruebas que certifican que para garantizar la aplicación de las subidas de precios convenidas, se asignó una cuota de venta a los distintos participantes y se fijó una cuota de mercado para cada uno ellos en algunas reuniones nacionales del cartel (por ejemplo en otoño de 1993 para los mercados español y francés).

Con el fin de facilitar la celebración de los acuerdos sobre las subidas de precios y las cuotas de ventas y de controlar el respeto de los mismos, los productores de papel autocopiativo intercambiaron datos confidenciales individuales (información detallada e individual sobre sus precios y sus volúmenes de venta).

Las declaraciones de Sappi ponen de manifiesto que se produjeron contactos de carácter colusorio entre los fabricantes europeos a partir de la creación de su organización profesional, la AEMCP, en 1981, y sobre todo a partir de mediados los años 80. Más concretamente, la información proporcionada por Sappi pone de manifiesto que tuvieron lugar reuniones del cartel a partir de 1989. Pero la Comisión limitó el procedimiento al período que comienza en enero de 1992, fecha a partir de la cual dispone de declaraciones convergentes de los participantes en el acuerdo y de pruebas confirmadas de contactos colusorios regulares entre productores de papel autocopiativo.

Por lo que se refiere al final del período, se sospecha que al menos algunos elementos de los acuerdos colusorios persistieron después de septiembre de 1995. La Comisión, en el pliego de cargos enviado a las empresas hablaba de la existencia de una infracción hasta febrero/marzo de 1997. No obstante, todas las partes, a excepción de AWA, Carrs y Sappi, niegan la continuación de su participación en la colusión después de esa fecha. Además, las declaraciones realizadas por AWA, Carrs y Sappi divergen considerablemente en cuanto a su naturaleza y a las fechas de los contactos colusorios y no están ni suficientemente respaldadas ni corroboradas por pruebas concluyentes para demostrar que el comportamiento objeto del procedimiento persistió después de septiembre de 1995.

Por consiguiente, y siguiendo la recomendación del Asesor-Auditor (cuyo informe final se adjunta a la Decisión), la Comisión ha limitado el procedimiento al período que va hasta septiembre de 1995, que es para la que dispone de pruebas confirmadas de la existencia del acuerdo.

El comportamiento de las empresas en cuestión ha constituido una infracción muy grave de las normas de competencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 81 del Tratado de la Unión Europea y en el artículo 53 del Acuerdo EEE.

La investigación de la Comisión

La Comisión comenzó a investigar sobre este asunto en otoño de 1996, después de que Sappi, alegando las disposiciones de la comunicación sobre clemencia, informara a la Comisión de la existencia del acuerdo.

Se realizaron algunas inspecciones en los locales de varios productores. A raíz de estas inspecciones y de las solicitudes de información de marzo y diciembre de 1999, la empresa francesa Mougeot se puso en contacto con la Comisión, admitiendo su participación en el cartel y ofreciendo su cooperación en el marco de la comunicación sobre clemencia.

En julio de 2000, la Comisión envió un pliego de cargos a los productores de papel autocopiativo y/o a sus empresas matrices. Las empresas presentaron sus observaciones por escrito y se oyó a la mayoría de ellas en una audiencia presidida por el Asesor-Auditor los días 8 y 9 de marzo de 2001.

Cálculo del importe de las multas

Para calcular las multas en asuntos referentes a acuerdos, la Comisión tiene en cuenta la gravedad de la infracción, su duración, así como la existencia de posibles circunstancias agravantes o atenuantes. También tiene en cuenta la cuota de mercado que tienen las empresas en cuestión, así como su tamaño global, para garantizar que la sanción sea proporcional a la infracción y tenga un efecto disuasivo.

Así pues, las multas no sólo se calculan con relación al volumen de negocios de una empresa, aunque no puedan nunca ser superiores al 10% de su volumen de negocios anual con arreglo al Reglamento n° 17/62.

El importe de las multas se fijó teniendo en cuenta:

  • la importante dimensión del mercado en cuestión (850 millones de euros durante el período de la infracción),

  • la cuota de mercado del papel autocopiativo de las empresas miembros del cartel (AWA tenía en torno al 32% del mercado europeo, mientras que Carrs, Divipa y Zicuñaga sólo tenían menos de un 2% cada una)

  • y la dimensión global de algunas empresas implicadas (AWA, Sappi y Bolloré son grupos multinacionales con un volumen de negocios total mucho más elevado que las otras empresas); procede, pues, fijar el importe de la multa a estas grandes empresas en un nivel que garantice un carácter suficientemente disuasivo.

El acuerdo sobre el papel autocopiativo ha tenido una duración media (de uno a cinco años).

AWA, que era el líder del acuerdo, lo que constituye una circunstancia agravante, sufrió un aumento del importe base de su multa de un 50%, que corresponde a la práctica de toma de decisiones habitual de la Comisión.

Las multas determinadas de este modo fueron objeto, en algunos casos, de una reducción con el fin de tener en cuenta la cooperación de las empresas con la Comisión para llevar a cabo la investigación.

Aplicación de la Comunicación de 1996 sobre clemencia

La Comisión, para favorecer el descubrimiento y la persecución de los carteles, ha previsto una reducción del importe de las multas o una inmunidad total para las empresas que cooperan con ella (véase la comunicación de la Comisión de 18 de julio de 1996 relativa a la no imposición de multas o a la reducción de su importe en los asuntos relacionados con acuerdos entre empresas, denominada la "comunicación sobre clemencia":

http://ec.europa.eu/competition/antitrust/l egislation/96c207_en.html ).

El asunto del papel autocopiativo es una de las primeras aplicaciones de dicha Comunicación, puesto que Sappi se puso en contacto con la Comisión en otoño de 1996.

En este contexto, la Comisión ha concedido plena inmunidad de la multa a Sappi, ya que esta empresa presentó información sobre el cartel antes de que la Comisión hubiera emprendido investigaciones, mantuvo una cooperación continua y completa durante toda la investigación, puso fin a su participación en el cartel y no obligó a ninguna otra empresa a participar en el mismo ni actuó como instigadora en el cartel.

La Comisión ha concedido una reducción de la multa del 50% a Mougeot, del 35% a AWA y del 20% a Bolloré dado que estas empresas comunicaron, antes del envío del pliego de cargos, información que completaba el conocimiento de la práctica ilegal en cuestión.

La Comisión ha concedido una reducción de multa del 10% a Carrs, MHTP y Zanders porque estas empresas no negaron los hechos descritos en el pliego de cargos.

El Sr. Monti declaró igualmente: "Las empresas son hoy en día, espero, plenamente conscientes de los riesgos que corren cuando se comportan de manera colusoria. También deben saber que su única oportunidad para reducir la importancia de las consecuencias jurídicas y financieras en que incurren es venir a hablar con nosotros."

Destino de las multas

Las empresas disponen de tres meses para pagar la multa. Las multas se inscriben en el presupuesto general de la Unión Europea desde el momento en que adquieren un carácter definitivo. Dado que el presupuesto global de la Unión está predeterminado, cualquier ingreso imprevisto se deduce de las contribuciones de los Estados miembros al presupuesto comunitario, lo que beneficia, finalmente, al contribuyente europeo.

Un total de diez decisiones contra carteles en 2001

En 2001, la Comisión adoptó diez decisiones contra carteles (incluida la decisión de hoy sobre el papel autocopiativo):

  • línea aérea Copenhague/Estocolmo (SAS/Maersk Air) (IP/01/1009)

  • electrodos de grafito (IP/01/1010)

  • gluconato sódico (IP/01/1355)

  • vitaminas (IP/01/1625)

  • fábricas de cerveza belgas (IP/01/1739)

  • fábricas de cerveza luxemburguesas (IP/01/1740)

  • ácido cítrico (IP/01/1743)

  • comisiones de cambio de los bancos alemanes (IP/01/1796)

  • fosfato de cinc (IP/01/1797)

En total, se ha sancionado a 56 empresas en 2001 (tres de ellas en dos ocasiones), por un total de multas de 1 836 millones.

Las 10 multas más importantes sobre carteles: Importe total por caso

* multas reducidas por sentencias judiciales

Año Asunto Importe total (millones de €)
2001 Vitaminas 855,23
2001 Papel autocopiativo 313,69
1998 TACA 272,94
2001 Electrodos de grafito 218,8
2001 Ácido cítrico 135,22
1994 Cartoncillo* 119,38
2000 Aminoácidos 109,990
1994 Cemento * 109,335
2001 Comisiones/bancos alemanes 108,0
1999 Tubos de acero sin soldadura 99,0

Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website