Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión impone multas a los cárteles de vitaminas

European Commission - IP/01/1625   21/11/2001

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/01/1625

Bruselas, 21 de noviembre de 2001

La Comisión impone multas a los cárteles de vitaminas

La Comisión Europea multó hoy a ocho empresas por un total de 855.22 millones € por participar en ocho diferentes cárteles secretos de reparto de mercados y fijación de precios de productos vitamínicos. Cada cártel tenía un número de participantes y duración específicos, aunque todos funcionaron entre septiembre de 1989 y febrero de 1999. La empresa Hoffman-La Roche, basada en Suiza, por ser la instigadora y participar en todos los cárteles, recibió una multa máxima acumulativa de 462 millones €. "Ésta es la serie de cárteles más perjudicial jamás investigada por la Comisión, debido a que afecta a toda una gama de vitaminas, presentes en una multitud de productos que van desde los cereales, galletas o bebidas, a los piensos, productos farmacéuticos y cosméticos", dijo el Comisario de competencia, Mario Monti. "El comportamiento colusorio de las empresas les permitió fijar precios más altos que si se hubiera respetado plenamente el juego de la competencia, perjudicando a los consumidores y permitiendo a las empresas embolsarse beneficios ilícitos. Es particularmente inaceptable que este comportamiento ilegal afectara a sustancias que son elementos vitales para la nutrición y esenciales para el crecimiento normal y la preservación de la vida".

Tras iniciar una investigación en mayo de 1999, la Comisión Europea encontró que 13 empresas europeas y no europeas participaron en cárteles destinados a eliminar la competencia en los mercados de las vitaminas A, E, B1, B2, B5, B6, C, D3, biotina (H), ácido fólico (M), betacaroteno y carotínidos. Un destacado rasgo de este conjunto de infracciones es el papel central desempeñado por Hoffmann-La Roche y BASF, los dos principales productores de vitaminas, virtualmente en todos y cada uno de los cárteles, mientras que los demás sólo participaron en un número limitado de productos vitamínicos.

Las multas se impusieron a las ocho empresas siguientes de esta manera:

F. Hoffmann-La Roche AG (Suiza): € 462 million

BASF AG (Alemania): €296.16 million

Aventis SA (Francia): € 5.04 million

Solvay Pharmaceuticals BV (Países Bajos): € 9.10 million

Merck KgaA (Alemania): € 9.24 million

Daiichi Pharmaceutical Co Ltd (Japón): € 23.4 million

Eisai Co Ltd (Japón): € 13.23 million

Takeda Chemical Industries Ltd (Japón): € 37.05 million

Las cinco empresas restantes - Lonza AG (Alemania), Kongo Chemical Co Ltd (Japón), Sumitomo Chemical Co Ltd (Japón), Sumika Fine Chemicals Ltd (Japón) y Tanabe Saiyaku Co Ltd (Japón) - no fueron multadas porque los cárteles en que participaron vitamina H o ácido fólico -- terminaron al menos cinco años antes de que la Comisión iniciara su investigación. Con arreglo al Derecho de la UE, en estas circunstancias juega la prescripción.

La prescripción también se aplicó a los cárteles sobre las vitaminas B1 y B6.

Los cárteles

Los participantes en cada uno de los cárteles fijaron precios para los diversos productos vitamínicos, asignaron cuotas de ventas, acordaron y aplicaron subidas de precios y anunciaron sus precios de conformidad con sus acuerdos. También crearon un dispositivo para supervisar y hacer cumplir sus acuerdos y participaron regularmente en reuniones para poner en práctica sus planes.

El modus operandi de los diversos cárteles era esencialmente el mismo si no idéntico (fijación de precios "objetivo" y "mínimos", mantenimiento del statu quo en cuanto a las cuotas de mercado y arreglos de compensación), e incluía, en particular:

  • el establecimiento de una estructura formal y una jerarquía entre los diversos niveles de gestión, a menudo con presencia de los miembros al máximo nivel para asegurar el funcionamiento de los cárteles;

  • el intercambio de valores de ventas, volúmenes de ventas e información de precios sobre una base trimestral o mensual en reuniones periódicas;

  • en el caso de los mayores cárteles, la preparación, acuerdo, aplicación y supervisión de un "presupuesto" anual, seguido del ajuste de las ventas reales realizadas a fin de cumplir con las cuotas asignadas.

Los acuerdos del cártel siguieron generalmente este sistema, promovido inicialmente en relación con las vitaminas A y E, con ciertas variantes en otros productos. Hoffmann-La Roche actuó como agente y representante de los productores europeos en las reuniones y negociaciones celebradas en Japón y Extremo Oriente.

La existencia simultánea de acuerdos colusorios sobre las diversas vitaminas no fue algo casual, sino concebido y orquestado por las mismas personas al máximo nivel de las empresas de que se trata.

Los operadores

La instigadora y principal beneficiaria de estos sistemas era Hoffmann-La Roche, el mayor productor de vitaminas del mundo, con un 50% del mercado global. Los acuerdos del cártel cubrían su gama completa de productos vitamínicos. La implicación de algunos de sus más altos ejecutivos tiende a confirmar que los acuerdos eran parte de un plan estratégico concebido al máximo nivel para controlar el mercado mundial de vitaminas por medios ilegales.

BASF, el siguiente mayor productor mundial de vitaminas, asumió un papel primordial en la adhesión a la iniciativa de Hoffmann-La Roche. Estos dos principales productores europeos formaron efectivamente un frente común en la concepción y ejecución de los acuerdos con los productores japoneses de que se trata. Juntos, por ejemplo, reclutaron a Eisai para su "club" sobre la vitamina E.

Takeda, uno de los principales productores mundiales de vitaminas a granel, participó plenamente en los acuerdos de cártel sobre las vitaminas B1, B2, B6, C y ácido fólico. La implicación de Takeda en los acuerdos sobre cada uno de estos productos vitamínicos servía los propósitos de Hoffmann-La Roche para asegurar la coordinación ilegal de los mercados de vitaminas en que operaba, incluidos los de la gama de productos vitamínicos que compartía con Takeda.

Los otros productores de vitaminas eran todos parte activa en los acuerdos de cártel en los respectivos mercados del producto vitamínico en que actuaban.

Los productos

Los cárteles se referían a sustancias sintéticas a granel pertenecientes a los siguientes grupos vitamínicos y productos estrechamente relacionados: A, E, B1, B2, B5, B6, C, D3, biotina (H), ácido fólico (M), betacaroteno y carotínidos.

Las vitaminas son elementos vitales para la alimentación humana y animal. Son esenciales para el crecimiento, desarrollo y preservación normales de la vida. Hay unas 15 vitaminas importantes, cada una tiene funciones metabólicas específicas y, por tanto, no son permutables entre sí. Además, los diversos grupos de vitaminas, cuando se combinan, tiene un efecto sinérgico complementario.

Las vitaminas se añaden tanto a piensos compuestos como a productos alimenticios de consumo humano. Las vitaminas para fines farmacéuticos se comercializan para el público como suplementos dietéticos en forma de tableta o cápsula. En la industria cosmética, las vitaminas se añaden a los productos para la piel y para el cuerpo.

La Comisión estima el valor del mercado del Espacio Económico Europeo (EEE) de los productos cubiertos por la Decisión en unos 800 millones € en 1998. Esto incluye la vitamina E, cuyo mercado en 1998 valía aproximadamente 250 millones € en el EEE, y la vitamina A, que representaba unos 150 millones €. Sorprendentemente, los ingresos europeos de vitamina C cayeron de 250 millones € el último año de vigencia de los acuerdos del cártel (1995) a menos de la mitad, 120 millones €, tres años más tarde (1998).

Destino de las multas

Las multas impuestas por la Comisión por las infracciones del Derecho de la competencia de la UE se contabilizan en el presupuesto general de la Unión Europea una vez son definitivas. El presupuesto global de la UE está predefinido y, por tanto, cualquier ingreso imprevisto se deduce de las contribuciones de los Estados miembros al presupuesto de la UE, en beneficio, en definitiva, del contribuyente europeo.

Cálculo de las multas

Dadas la continuidad y semejanza del método, la Comisión ha considerado apropiado tratar en un solo y mismo procedimiento el conjunto de acuerdos que cubren las diversas vitaminas. Por tanto, la Comisión cubre varias infracciones en una sola Decisión.

Al imponer multas, la Comisión tiene en cuenta la gravedad de la infracción, su duración, todas las circunstancias agravantes o atenuantes, así como la cooperación de la empresa. También tiene en cuenta la cuota de mercado de una empresa en el mercado del producto afectado y su tamaño global. El tope de cualquier multa es el 10% del volumen de negocios anual total de la empresa. Las empresas tienen tres meses para pagar la multa impuesta.

La Comisión considera que cada cártel en este caso constituye una infracción muy grave del Derecho de la competencia de la UE. Además, la mayoría de los participantes en el cártel cometieron infracciones de larga duración, es decir, de más de cinco años (véase el cuadro infra).

La Comisión considera que Hoffmann-La Roche y BASF actuaron conjuntamente como líderes e instigadores de los acuerdos colusorios relativos a la gama común de productos vitamínicos que producían y, por tanto, su papel en los diversos cárteles es un factor agravante. La combinación del poder de mercado que los principales participantes ejercían en cada uno de los mercados individuales de vitaminas aumentó su capacidad global de aplicar y mantener los acuerdos anticompetitivos.

Aventis (antes Rhône-Poulenc) ha obtenido inmunidad completa con respecto a su participación en los cárteles sobre las vitaminas A y E porque fue la primera empresa en cooperar con la Comisión y facilitó pruebas decisivas en lo referente a estos dos productos. Es la primera vez que la Comisión concede exime totalmente del pago de una multa con arreglo a la Comunicación sobre no imposición o reducción de multas. Sin embargo, ha impuesto a Aventis una multa por participación pasiva en la infracción relativa a la vitamina D3, en la que no proporcionó información alguna a la Comisión.

"El hecho de que la Comisión haya concedido, por primera vez, una exención total de multas a una empresa demuestra su voluntad de conceder a las empresas que cooperan activamente desde el primer momento una oportunidad única de salir del atolladero. Las empresas que no aprovechen esta ocasión deben ser conscientes de las responsabilidades a que se enfrentarán ", dijo el Sr. Monti.

Tanto Hoffmann-La Roche como BASF cooperaron también con la Comisión en una fase temprana de la investigación facilitando información crucial sobre todos los cárteles de vitaminas en que habían participado. La Comisión concedió a cada empresa una reducción del 50% de las multas.

Todas las demás empresas multadas han cooperado con la Comisión en el curso de su investigación y sus respectivas multas se han visto reducidas en función de su nivel de cooperación.

En 1999, los principales participantes en los cárteles objeto de la Decisión de la Comisión se declararon culpables de una conducta anticompetitiva similar en EE.UU. y pagaron severas multas, entre ellas 500 millones $ Hoffmann-La Roche, 225 millones $ BASF y 72 millones $ Takeda.

TABLE A: Participantes, producto, duración

Vitamina

Participantes Duración *
de a
Vitamina A Roche, BASF, Rhône-Poulenc (Aventis) septiembre 1989 febrero 1999
Vitamina E Roche, BASF, Rhône-Poulenc (Aventis), Eisai septiembre 1989 febrero 1999
Vitamina B1 (tiamina) Roche, Takeda, BASF enero 1991 junio 1994
Vitamina B2 (riboflavina) Roche, BASF, Takeda enero 1991 septiembre 1995
Vitamina B5 (calpan) Roche, BASF, Daiichi enero 1991 febrero 1999
Vitamina B6 Roche, Takeda, Daiichi enero 1991 junio 1994
Ácido fólico (M) Roche, Takeda, Kongo, Sumika enero 1991 junio 1994
Vitamina C Roche, BASF, Takeda, Merck enero 1991 agosto 1995
Vitamina D3 Roche, BASF, Solvay Pharm, Rhône-Poulenc (Aventis) enero 1994 junio 1998
Vitamina H (biotina) Roche, Merck, Lonza, Sumitomo, Tanabe, BASF octubre 1991 abril 1994
Betacaroteno Roche, BASF septiembre 1992 diciembre 1998
Carotínidos Roche, BASF mayo 1993 diciembre 1998

* la duración no es necesariamente la misma para todos los participantes

TABLE B - Participants by product

Vit A

(1)

Vit E

(2)

Vit B1

(3)

Vit B2

(4)

Vit B5

(5)

Vit B6

(6)

Folic Acid

(7)

Vit C

(8)

Vit D3

(9)

Vit H

(10)

Beta Carotene

(11)

Carotinoids

(12)

Roche
BASF
R-P (Aventis)
Lonza
Solvay Pharm
Merck
Daiichi
Eisai
Kongo
Sumika
Sumitomo
Takeda
Tanabe

TABLE C - Fines imposed on participants by product (in millions of euro)

Vit A

Vit EVit B1Vit B2Vit B5Vit B6Folic AcidVit CVit D3Vit HBeta CaroteneCarotinoids
Roche85,599,75NA4254NANA65,2521NA4846,5
BASF46,1789,78NA18,934,0214,687,56NA43,241,85
Aventis005,04
LonzaNA
Solvay Pharm9,1
Merck9,24NA
Daiichi23,4NA
Eisai13,23
KongoNA
SumikaNA
SumitomoNA
TakedaNA8,78NANA28,28
TanabeNA
TOTAL131,67202,7669,68111,42117,4542,791,288,35

N.A.: Non applicable

TABLE D

Previous 10 largest cartel fines: Total amount per case

*fines reduced by Court judgments

YearCaseTotal amount (€ million)
2001Vitamins855.22
1998TACA272.940
2001Graphite Electrodes218.8
1994Cartonboard*139.280
1994Cement*113.377
2000Amino acids109.990
1999Seamless steel tubes99.000
1998Preinsulated pipes92.210
1994Steel beams*79.549
1986Polypropylene*54.613

Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website