Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/00/79

Bruselas, 26 de enero de 2000

Adaptar las instituciones para que la ampliación sea un éxito: Dictamen de la Comisión sobre la reforma de las instituciones de la Unión Europea

Romano Prodi, Presidente de la Comisión Europea, y Michel Barnier, Comisario encargado de la Conferencia Intergubernamental, han presentado hoy el dictamen de la Comisión sobre la próxima revisión de los Tratados. El documento aprobado esta mañana completa la contribución que la Comisión había elaborado el 10 de noviembre pasado para el Consejo Europeo de Helsinki. La Comisión se pronuncia en favor de una reforma profunda de la composición de las instituciones de la Unión Europea y del proceso de adopción de decisiones para que sea más eficaz. La Unión Europea debe prepararse a acoger un gran número de nuevos Estados miembros. La reforma de las instituciones es un requisito previo indispensable para la ampliación.

El Consejo Europeo de Helsinki de los días 10 y 11 de diciembre pasado decidió iniciar negociaciones de adhesión con seis nuevos países candidatos y confirmar la perspectiva de adhesión de Turquía. La Unión se prepara, pues, a la mayor ampliación de su historia. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 48 del Tratado de la Unión Europea, antes de llevar a cabo cualquier revisión de los Tratados, se requiere el dictamen de la Comisión. El documento contiene dos partes: una sobre el funcionamiento de las instituciones europeas en una Unión ampliada y otra sobre la eficacia de los procedimientos de adopción de decisiones. Incluye propuestas de nuevos artículos del Tratado, con el propósito de contribuir de manera concreta a los trabajos de la Conferencia intergubernamental, así como algunos Anexos.

Papel, funcionamiento y composición de las instituciones y órganos de la Unión Europea

De acuerdo con el mandato para la revisión de los Tratados acordado en el Consejo Europeo de Helsinki, la Conferencia Intergubernamental no tiene por objeto modificar el papel o las competencias de las instituciones, sino adaptar su funcionamiento a las necesidades de la Europa ampliada.

La Comisión propone mantener en 700 el número máximo de diputados europeos, una parte de los cuales se elegirían a partir de listas comunes al conjunto de Europa. El dictamen presenta dos opciones por lo que se refiere a la composición de la Comisión. Una de ellas, para preservar su funcionamiento colegiado, recomienda estabilizar en 20 el número de Comisarios, cualquiera que sea el número futuro de Estados miembros, con un sistema de rotación establecido en el Tratado y basado en el principio de igualdad de los Estados miembros.

La otra opción es la de una Comisión compuesta por un nacional de cada Estado miembro, lo que supone una adaptación importante de su organización y su funcionamiento. En cualquier caso, habrá que formalizar en el Tratado el compromiso asumido por cada Comisario de dimitir si el Presidente así se lo pidiera.

La Comisión propone completar el sistema jurisdiccional de Unión, tanto para mejorar el funcionamiento del Tribunal Europeo de Justicia como para aportar una dimensión jurisdiccional a la lucha contra el fraude al presupuesto comunitario. Las restantes instituciones y órganos de la Unión Europea deberían también ser reformados antes de la ampliación. Debería limitarse el número de miembros del Tribunal de Cuentas. El Comité Económico y Social debería ser más representativo de la sociedad civil europea y estabilizarse el número de sus miembros. La composición del Comité de las Regiones debería igualmente estabilizarse.

Un proceso de adopción de decisiones eficaz

Para preservar la eficacia del proceso de adopción de decisiones después de la ampliación, es esencial recurrir a la unanimidad sólo cuando razones serias y duraderas lo justifiquen. En general, la votación por mayoría cualificada debe sustituir a la obligación de la unanimidad. El dictamen define cinco categorías de disposiciones que requieren el acuerdo unánime de los Estados miembros: decisiones que exigen la ratificación nacional, disposiciones relativas al funcionamiento y al equilibrio de las instituciones europeas, decisiones en materia de fiscalidad o seguridad social que no estén vinculadas al buen funcionamiento del mercado interior, celebración de acuerdos internacionales referentes a materias en las que Consejo aún decide por unanimidad y excepciones a las normas comunes del Tratado.

Por otra parte, el dictamen propone hacer más simples, más eficaces y más coherentes los procedimientos de adopción de decisiones de la Unión. La Comisión formula cuatro propuestas: reforzar, respecto de las decisiones legislativas, el vínculo entre procedimiento de codecisión y votación por mayoría cualificada, ampliar el ámbito de la política comercial común a todos los servicios, las inversiones y los derechos de propiedad intelectual, reforzar las competencias consultivas del Parlamento Europeo en materia comercial y suprimir el procedimiento de cooperación.

En cuanto al sistema de votación en el Consejo, la Comisión, a la vez que destaca los méritos de una nueva ponderación de los votos, recomienda adoptar un sistema claro y democrático de doble mayoría simple, mediante el cual una decisión por mayoría cualificada sólo podría adoptarse cuando reuniera la mayoría simple del número de Estados y la mayoría simple de la población total de la Unión ampliada.

La Comisión considera que la Unión no sólo debe mantener su nivel actual de integración, sino que, además, tiene que dotarse de los medios necesarios para incrementarlo. Puesto que la Unión ampliada será menos homogénea, parece oportuno, sin debilitar la construcción comunitaria, permitir que algunos Estados miembros, que representen, como mínimo, un tercio de los Estados de la Unión, cooperen entre sí para avanzar más allá del nivel de integración alcanzado hoy en día.

Por esta razón, la Comisión recomienda revisar las disposiciones actuales del Tratado sobre la formas de cooperación reforzada y ampliarlas, bajo ciertas condiciones que deberán definirse, a la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión.

Artículos de Tratado y Anexos

El dictamen de la Comisión formula, en algunos temas, propuestas de artículos del Tratado, con el fin de traducir concretamente las modificaciones que recomienda. Considera que la Conferencia Intergubernamental de revisión de los Tratados debería trabajar de la manera más operativa posible. La Comisión presentará a lo largo de los próximos meses otras contribuciones, por ejemplo, sobre la reorganización de los Tratados. La Comisión recuerda que ha encargado al Instituto Universitario Europeo de Florencia la redacción de un estudio sobre la reorganización de los Tratados, cuyas conclusiones se pondrán en conocimiento de la Conferencia. El Consejo Europeo deberá pronunciarse posteriormente sobre la inclusión de algunos temas en el nuevo Tratado, relativos, en particular, al desarrollo la Política Europea de Seguridad y Defensa y a la Carta de los derechos fundamentales de la Unión.

Por último, el dictamen contiene tres Anexos: el primero presenta la lista residual de las decisiones que, por razones serias y duraderas, requieren el acuerdo unánime de todos los Estados miembros; el segundo enumera las disposiciones que podrían adoptarse a partir de ahora por mayoría cualificada; el último Anexo describe cómo estarían representados los nuevos Estados miembros en las instituciones de la Unión, a partir de una extrapolación del sistema actual.


Side Bar