Navigation path

Left navigation

Additional tools

TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO

COMUNICADO DE PRENSA

ECA/13/7

Luxemburgo, 5 de marzo de 2013

Auditores de la UE: Trabajadores de edad avanzada - Ni los Estados miembros ni la Comisión están en condiciones de evaluar si los programas contribuyen realmente a ayudarlos

El incremento de la tasa de empleo de los trabajadores de edad avanzada es uno de los objetivos estratégicos de la UE. Según un nuevo informe del Tribunal de Cuentas Europeo, ni los Estados miembros ni la Comisión están en condiciones de determinar cuántos trabajadores de edad avanzada han adquirido nuevas cualificaciones o han encontrado o conservado un puesto de trabajo después de beneficiarse de una acción financiada por el Fondo Social Europeo. La mayoría de las autoridades de gestión no ha establecido los instrumentos necesarios para facilitar información pertinente y fiable sobre estos extremos.

El Fondo Social Europeo es un instrumento financiero clave destinado a ayudar a los Estados miembros a cumplir los objetivos de la política de empleo de la UE. Su objeto es promover la integración en el mercado laboral de los desempleados y las personas desfavorecidas, principalmente apoyando actividades de formación. Desde 2007 y hasta final de 2013, el gasto del Fondo Social Europeo ascenderá a más de 75 000 millones de euros, lo cual representa alrededor del 8 % del presupuesto total de la UE. El Tribunal seleccionó para su fiscalización seis programas por un valor de 222 millones de euros y que abarcan cuatro Estados miembros (Alemania, Italia, Polonia y el Reino Unido).

Según Lazaros Lazarou, Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo encargado del informe, «la Comisión aprueba programas sin solicitar información para comprobar si estos funcionan realmente, y los Estados miembros tampoco la facilitan. La falta de datos y evaluaciones de resultados fiables, verificables y puntuales sobre las distintas acciones impide a los responsables políticos extraer conclusiones con vistas a las tomas de decisiones presentes y futuras».

Nota destinada a las redacciones:

Los informes especiales del Tribunal de Cuentas Europeo se publican a lo largo del año y presentan los resultados de su fiscalización de ámbitos presupuestarios o temas de gestión específicos de la UE.

En el Informe Especial nº 25/2012 «¿Se han establecido instrumentos para controlar la eficacia del gasto del Fondo Social Europeo en los trabajadores de edad avanzada?», el Tribunal examina: si los Estados miembros y la Comisión habían establecido y aplicado los instrumentos necesarios para evaluar de las acciones del Fondo Social Europeo dirigidas a los trabajadores de edad avanzada durante el período de programación. Se examinó el contenido de los programas operativos y en especial los objetivos y los indicadores operativos cuantificados, además de los sistemas de seguimiento y evaluación.

El Fondo Social Europeo es un instrumento financiero clave con que cuenta la Unión Europea para apoyar a los Estados miembros en el ámbito del empleo. Desde 2007 y hasta final de 2013, el gasto del Fondo ascenderá a más de 75 000 millones de euros, lo cual representa alrededor del 8 % del presupuesto total de la UE.

El Tribunal halló deficiencias en la concepción de los programas operativos y en los sistemas de seguimiento y evaluación, y observó igualmente que la Comisión carece de datos coherentes a escala europea sobre los objetivos operativos, los indicadores y los fondos asignados. En consecuencia, pese a que el incremento de la tasa de empleo de los trabajadores de edad avanzada es uno de los objetivos estratégicos de la UE, ni los Estados miembros ni la Comisión están en condiciones de determinar cuántos trabajadores de edad avanzada han adquirido nuevas cualificaciones o han encontrado o conservado un puesto de trabajo después de beneficiarse de una acción financiada por el Fondo Social Europeo. Además, se desconocen los importes gastados en este tipo de iniciativas.

El Tribunal recomienda a la Comisión que:

  • pida a los Estados miembros que diseñen sus programas operativos de modo que pueda medirse el rendimiento de la financiación del Fondo Social Europeo. Las poblaciones destinatarias deberían definirse sin ambigüedad y debería recurrirse a objetivos e indicadores operativos pertinentes y cuantificados para medir los productos, los resultados y los impactos específicos en los grupos de población destinatarios. Habría que fijar objetivos intermedios y definir una jerarquía para los valores de referencia;

  • pida a los Estados miembros que conciban sistemas de seguimiento y evaluación que permitan medir y explicar con la periodicidad adecuada los progresos en la consecución de todos los valores de referencia;

  • recabe información coherente y fiable en los Estados miembros para facilitar datos apropiados sobre los medios movilizados y los resultados logrados por el Fondo Social Europeo;

  • analice detenidamente los aspectos de rendimiento al evaluar y supervisar los sistemas de gestión y control de los Estados miembros.

Persona de contacto:

Aidas Palubinskas

Agente de prensa

Tribunal de Cuentas Europeo

Oficina: +352 4398 45410 Móvil: +352 621 552224

press@eca.europa.eu www.eca.europa.eu Twitter: @EUAuditorsECA


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website