Navigation path

Left navigation

Additional tools


TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO

COMUNICADO DE PRENSA

ECA/13/42

Luxemburgo, 10 de diciembre de 2013

Los auditores de la UE afirman que «deben mejorar las verificaciones de los datos sobre las contribuciones presupuestarias de los Estados miembros»

Un informe publicado hoy por el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) reclama que la Comisión centre sus verificaciones en los componentes importantes de la Renta Nacional Bruta (RNB) facilitados por los Estados miembros y en los componentes que presentan un riesgo de menor calidad de los datos. Las recomendaciones del informe deberían ayudar a que las contribuciones de los Estados miembros al presupuesto de la UE sean correctas y equitativas y a mejorar la eficacia del trabajo llevado a cabo por la Comisión, la cual ha reconocido la necesidad de actuar.

El presupuesto de la UE se financia con los recursos propios y otros ingresos, de los que forman parte los recaudados a partir de la RNB de los Estados miembros. Los ingresos derivados de esta fuente han ido en aumento, pasando de cerca de un 50 % del presupuesto en 2002 (46 000 millones de euros) al 70 % en 2012 (98 000 millones de euros).

El recurso propio derivado de la RNB constituye la fuente de ingresos necesaria para equilibrar el presupuesto de la UE. Cualquier subestimación (o sobrestimación) de la RNB de un Estado miembro en particular tiene por efecto el incremento (o la reducción) de las contribuciones respectivas de los demás Estados miembros.

«Sería lógico esperar que las verificaciones de la Comisión garantizaran la calidad de los datos de la RNB facilitados por los Estados miembros, pero el Tribunal ha llegado a la conclusión de que el trabajo de verificación no estaba suficientemente estructurado y bien orientado», ha manifestado Milan Martin Cvikil, Miembro del TCE encargado del informe. «Pese a haber encontrado casos de incumplimiento y de falta de calidad en el ciclo de verificación que hemos auditado, es probable el trabajo llevado a cabo por Comisión en el próximo ciclo a partir de septiembre de 2015 termine siendo más eficaz gracias a la aplicación de nuestras recomendaciones».

En la fiscalización se examinó si había sido eficaz la verificación por la Comisión de los datos RNB utilizados a efectos de los recursos propios de los años 2002 a 2007 y que se hicieron definitivos en 2012. Los criterios de auditoría aplicados para valorar la actuación de la Comisión se sustentan en un conjunto de buenas prácticas de verificación elaboradas por el TCE teniendo en cuenta las normas de la UE y los correspondientes principios de control interno.

El TCE llegó a la conclusión de que la Comisión no había planificado ni determinado de forma apropiada las prioridades de su trabajo de verificación, ni había aplicado un enfoque coherente al realizar las verificaciones en los Estados miembros ni tampoco había llevado a cabo un trabajo suficiente en ese nivel. A ello se añade que las verificaciones no fueron comunicadas debidamente.

Nota destinada a las redacciones:

Los informes especiales del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) se publican a lo largo del año y presentan los resultados de su fiscalización de ámbitos presupuestarios o temas de gestión específicos de la UE.

En este informe especial (IE 11/2013), titulado «Corrigiendo los datos sobre la Renta Nacional Bruta (RNB): un enfoque más estructurado y preciso mejoraría la eficacia de la verificación de la Comisión», el TCE examinó si la verificación por la Comisión de los datos de la RNB utilizados a efectos de los recursos propios era precisa y estaba bien estructurada.

El presupuesto de la UE se financia con los recursos propios y otros ingresos. Hay tres categorías de recursos propios: los tradicionales (derechos de aduana recaudados sobre las importaciones y canon de producción de azúcar), los calculados sobre la base del impuesto sobre el valor añadido recaudado por los Estados miembros y los derivados de la RNB de los Estados miembros.

La RNB es un agregado macroeconómico que mide la riqueza nacional y se utiliza como base para calcular la fuente más importante de financiación del presupuesto de la UE. A diferencia del PIB, incluye la renta neta del sector exterior.

En la fiscalización se examinó la verificación por la Comisión de una muestra de datos de la RNB de diez Estados miembros (de la EU-25) correspondientes al período 2002–2007, con especial atención al control realizado por Eurostat (la Oficina Estadística de la UE) de los procedimientos y las estadísticas básicas empleados por los Estados miembros para realizar estimaciones de los componentes de la RNB. Este ciclo de verificación se completó en enero de 2012.

El TCE llegó a la conclusión de que la verificación por la Comisión de los datos de la RNB no era suficientemente precisa ni estaba bien estructurada. La Comisión no había planificado ni determinado de forma apropiada las prioridades de su trabajo de verificación, ni había aplicado un enfoque coherente al realizar las verificaciones en los Estados miembros ni tampoco había llevado a cabo un trabajo suficiente en ese nivel. A ello se añade que las verificaciones no fueron comunicadas debidamente.

Las conclusiones y recomendaciones resultan de la aplicación por el Tribunal de las buenas prácticas de verificación centradas en componentes importantes o que presentan un riesgo de menor calidad de los datos, que conforman un enfoque más estructurado y formalizado y asignan mejor los recursos que las prácticas seguidas actualmente por Eurostat. Puesto que el número de componentes de la RNB seleccionados para su verificación exhaustiva puede adaptarse a los recursos disponibles, no es necesario aumentar el personal de Eurostat dedicado a la verificación de los datos RNB.

Sobre la base de sus constataciones, el TCE recomienda a la Comisión:

  • acometer un análisis estructurado y formalizado que tenga en cuenta los costes y beneficios que le permita planificar y priorizar mejor su trabajo de verificación;

  • acortar la duración del ciclo de verificación para limitar el recurso a las «reservas generales» que retrasen el cálculo definitivo de las contribuciones basadas en la RNB, generando así una incertidumbre presupuestaria en los Estados miembros;

  • prestar especial atención a la verificación de la exhaustividad de la RNB de los Estados miembros y al uso de procedimientos de estimación comparables;

  • cuando sea posible, valorar la incidencia probable y/o los importes sujetos a riesgo de sus conclusiones y fijar criterios de materialidad claros para establecer «reservas específicas» a fin de resolver problemas concretos con los institutos nacionales de estadística de los Estados miembros;

  • informar de modo completo, transparente y coherente sobre los datos RNB de los Estados miembros y la gestión de los recursos propios basados en la RNB.

Persona de contacto:

Aidas Palubinskas

Agente de prensa del Tribunal de Cuentas Europeo

Oficina: +352 4398 45410 Móvil: +352 621 552224

press@eca.europa.eu www.eca.europa.eu Twitter: @EUAuditorsECA


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website