Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Ayuda de la Unión Europea a bosques privados: no hay resultados palpables, según los auditores de la UE

Cour des comptes - ECA/13/27   19/09/2013

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO


TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO

COMUNICADO DE PRENSA

ECA/13/27

Luxemburgo, 19 de septiembre de 2013

Ayuda de la Unión Europea a bosques privados: no hay resultados palpables, según los auditores de la UE

En su informe publicado hoy, el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) constata que la situación del sector silvícola en la UE no ha sido objeto de unos análisis específicos que justifiquen una ayuda financiera destinada a aumentar el valor económico de los bosques. Los Estados miembros utilizaron la medida para financiar operaciones que no se correspondían con los objetivos del programa y que se habrían financiado de manera más adecuada a través de otras medidas con distintos requisitos de admisibilidad y tipos de financiación de la ayuda, por lo general inferiores.

La medida específica 122 «Aumento del valor económico de los bosques» se introdujo por primera vez para el período presupuestario de la UE 2007-2013, con un importe total asignado de 535 millones de euros. La auditoría del TCE reveló deficiencias generalizadas en el programa, tanto en la concepción, como en la ejecución y en el seguimiento de la medida. Los auditores concluyen de que la Comisión y los Estados miembros no gestionaron de manera eficiente y eficaz los aspectos de apoyo al aumento del valor económico de los bosques examinados en su auditoría. Dado que está previsto que se mantenga este programa de ayuda para el siguiente período presupuestario 2014-20, el TCE ha propuesto una serie de mejoras para asegurarse de que el programa aporta un valor añadido de la UE.

El TCE observa que solo unos pocos de los proyectos auditados aumentaron significativamente el valor económico de los bosques, ya fuera mediante una mejora del valor del terreno, (construcción de caminos y pistas forestales) o del valor de la masa forestal (operaciones silvícolas como la poda o el clareo). También se observaron casos de ayuda pública desproporcionadamente elevada.

En vista de los resultados del actual programa, el TCE recomienda que la Comisión lo revise definiendo en primer lugar en qué consiste el valor económico de un bosque, y a continuación evaluando las necesidades de la UE para aumentar el valor económico, y definiendo claramente los elementos principales que garantizarían que las ayudas de la UE se destinan a satisfacer esas necesidades. El TCE también insta a los Estados miembros a que pongan en marcha procedimientos adecuados para garantizar que la ayuda resulta realmente eficaz para aumentar el valor económico de las zonas forestales en las que se han realizado las inversiones.

El TCE constató que los Estados miembros no determinaban el valor de las superficies forestales antes y después de las inversiones ni exigían a los beneficiarios que lo hicieran, por lo que resulta muy difícil evaluar si la ayuda de la UE ha aportado algún valor añadido.

Nota destinada a las redacciones:

Los informes especiales del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) se publican durante todo el año y presentan los resultados de auditorías seleccionadas de ámbitos presupuestarios específicos de la UE o temas de gestión.

Este informe especial (IE 8/2013) lleva por título «Ayudas al aumento del valor económico de los bosques a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural». El TCE evalúa si la ayuda de desarrollo rural para aumentar el valor económico de los bosques se ha gestionado de manera eficaz y eficiente, La auditoría se realizó tanto en la Comisión como en varios Estados miembros seleccionados (España (Galicia), Italia (Toscana), Hungría, Austria y Eslovenia) que representan más del 50 % del total de gastos declarados.

La auditoría reveló insuficiencias en el diseño de la medida que dificultan significativamente su ejecución satisfactoria: en la Comisión, la situación del sector silvícola en la UE no fue objeto de un análisis específico que justificara la propuesta de apoyo financiero destinado a aumentar el valor económico de los bosques de propiedad privada o municipal. Por otra parte, no se definieron las características clave de la medida en las disposiciones legales, en particular el significado de «valor económico de los bosques» y de «explotación forestal». Además, los tamaños fijados por los Estados miembros para las explotaciones forestales por encima de los cuales era necesario aplicar un plan de gestión forestal eran muy dispares.

El TCE constató que solo unos pocos de los proyectos auditados aumentaron significativamente el valor económico de los bosques, ya fuera mejorando el valor de los terrenos (construcción de caminos y pistas forestales) o el valor de las masas forestales (operaciones de silvicultura como la poda o el clareo).

Dados los resultados de los programas actuales, el TCE recomienda:

La Comisión debería definir y evaluar las necesidades de la UE para aumentar el valor económico de los bosques; definir claramente los elementos principales que garantizarían que las ayudas de la UE se destinan a satisfacer esas necesidades, y crear de este modo valor añadido de la UE.

Los Estados miembros deberían describir de forma adecuada en sus programas de desarrollo rural las necesidades y oportunidades económicas específicas de los diferentes tipos de zonas forestales y beneficiarios; mejorar la gestión forestal mediante la elaboración de planes de gestión forestal para la mayoría de las explotaciones y promover la certificación de zonas forestales; establecer los requisitos adecuados para garantizar que las ayudas forestales en la política de desarrollo rural son coherentes y conformes con las disposiciones de la ayuda estatal y que se maximiza su eficacia; poner en marcha procedimientos adecuados para garantizar que la ayuda resulta realmente eficaz para aumentar el valor económico de las zonas forestales en las que se han realizado las inversiones.

La Comisión debería mejorar el seguimiento de la medida con el fin de asegurarse de que los Estados miembros la ejecutan conforme a objetivos específicos definidos. En concreto, los Estados miembros deberían exigir a los beneficiarios a que faciliten datos sobre el valor de sus zonas forestales, tanto antes como después de las inversiones que han recibido las ayudas, y exigir a los organismos de gestión que certifiquen dichos valores.

Persona de contacto:

Aidas Palubinskas

Agente de prensa

Tribunal de Cuentas Europeo

Oficina: +352 4398 45410 Móvil: +352 621 552224

press@eca.europa.eu www.eca.europa.eu Twitter: @EUAuditorsECA


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site