Navigation path

Left navigation

Additional tools

Auditores de la UE: los trabajadores despedidos deberían recibir más rápidamente los pagos de los fondos de emergencia

Court of Auditors - ECA/13/19   25/06/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO


TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO

COMUNICADO DE PRENSA

ECA/13/19

Luxemburgo, 25 de junio de 2013

Auditores de la UE: los trabajadores despedidos deberían recibir más rápidamente los pagos de los fondos de emergencia

Un fondo especial destinado a ayudar a los trabajadores despedidos como consecuencia de la globalización aporta solo un valor añadido de la UE limitado y debería sustituirse por un sistema más eficiente, según un nuevo informe del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE), el vigilante del gasto de la UE.

Entre marzo de 2007 y diciembre de 2012, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) abonó más de 600 millones de euros a los trabajadores que habían perdido sus puestos de trabajo en despidos colectivos como consecuencia de los cambios en los patrones del comercio mundial. Los auditores constataron que se habían propuesto medidas personalizadas y bien coordinadas a la mayoría de los trabajadores que podían optar a este fondo. Sin embargo, todos los casos examinados comprendían medidas de apoyo a la renta que habría sido facilitado por los Estados miembros de todas formas. Este apoyo representaba el 33 % de los costes reembolsados en todos los casos examinados. Por otro lado, no se disponía de datos adecuados que permitieran medir la eficacia de los fondos para lograr la reinserción laboral de los trabajadores despedidos.

Los auditores afirman en sus recomendaciones que como alternativa al Fondo de Adaptación a la Globalización existiría la posibilidad de adaptar el marco del Fondo Social Europeo a fin de apoyar con mayor rapidez a los trabajadores.

Las pruebas recabadas durante la fiscalización no convencieron al Tribunal de que el Fondo de Adaptación a la Globalización sea la mejor forma de aportar este apoyo específico tan necesario, afirmó Ville Itälä, Miembro responsable del informe, y añadió que se lograría mayor eficacia con una simple adaptación del Fondo Social para resolver estos problemas.

El Fondo de Adaptación a la Globalización se concibió para hacer frente a situaciones de emergencia específicas a corto plazo. El apoyo comprende la formación, la asistencia al establecimiento por cuenta propia, la orientación individualizada y la recolocación. Este fondo cofinancia medidas en un porcentaje del 50 % o del 65 %, y el Estado miembro aporta la parte restante.

Nota destinada a las redacciones:

Los informes especiales del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) se publican a lo largo del año y presentan los resultados de su fiscalización de ámbitos presupuestarios o temas de gestión específicos de la UE.

Este informe especial (IE nº 7/2013) se titula «¿Ha aportado el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización valor añadido europeo a la reinserción de los trabajadores despedidos?» El Tribunal evaluó si el FEAG había contribuido a que se reintegrasen en el mercado laboral lo antes posible los trabajadores que habían perdido su empleo. El Tribunal buscaba responder a las preguntas siguientes: ¿Se beneficiaron todos los trabajadores afectados de medidas del FEAG personalizadas, y se coordinaron las medidas activas del mercado laboral cofinanciadas por el FEAG con otras medidas similares (es decir, FSE y medidas de los Estados miembros)? ¿Fue el FEAG eficaz en términos de reinserción en el mercado laboral? ¿Son las medidas del FEAG capaces de aportar valor añadido europeo? ¿Se aplicó con la debida prontitud el procedimiento de aprobación del FEAG? Con este fin se controlaron sobre el terreno ocho casos en cuatro Estados miembros (dos en cada país: Dinamarca, Alemania, Irlanda y Lituania) en los que se había implantado el FEAG.

El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) se creó en 2006 para canalizar la solidaridad de la UE hacia los trabajadores afectados por despidos colectivos. El FEAG debía facilitar la reinserción laboral de estos trabajadores al proporcionar contribuciones financieras de duración limitada y paquetes coordinados de servicios personalizados que comprendan medidas activas del mercado laboral como la formación, la asistencia al establecimiento por cuenta propia, la orientación individualizada y la recolocación, comportando además a menudo apoyo a la renta y otras prestaciones abonadas a los trabajadores.

El Fondo Social Europeo (FSE) también apoya a los trabajadores que hayan perdido su empleo, principalmente a través de programas de aprendizaje permanente. Sin embargo, mientras que el FSE tiene como propósito contrarrestar desequilibrios estructurales a largo plazo, el FEAG se concibió para hacer frente a situaciones de emergencia específicas a corto plazo.

El Tribunal constató que se propusieron medidas personalizadas y bien coordinadas a prácticamente todos los trabajadores que podían optar al FEAG, pero que cada medida tomada en el marco del FEAG también podría haber sido financiada por el FSE. Algunos Estados miembros prefirieron recurrir a este segundo fondo en vez de al FEAG. Los auditores observaron también que no se fijaron objetivos cuantitativos de reinserción, y que los datos existentes no son adecuados para evaluar la eficacia de las medidas en la reinserción laboral de los trabajadores. El FEAG aportó valor añadido europeo cuando se utilizó para cofinanciar los servicios destinados a los trabajadores despedidos o las prestaciones habitualmente no cubiertas por los sistemas de prestaciones por desempleo de los Estados miembros.

El Tribunal recomienda que:

a) los Estados miembros y la Comisión tomen las medidas necesarias para garantizar que se cuenta con información fiable y actualizada que permita supervisar la consecución de los objetivos, así como comparar los efectos de varias medidas;

b) el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión consideren limitar la financiación de la UE a las medidas que pueden aportar valor añadido europeo, en lugar de financiar los regímenes nacionales de apoyo a la renta de los trabajadores ya existentes;

c) el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión consideren, como alternativa al actual régimen FEAG, la posibilidad de adaptar el marco del FSE y su asignación de fondos a fin de apoyar con mayor rapidez a los trabajadores afectados por los despidos colectivos.

Persona de contacto:

Aidas Palubinskas

Agente de prensa

Tribunal de Cuentas Europeo

Oficina: +352 4398 45410 Móvil: +352 621 552224

press@eca.europa.eu www.eca.europa.eu Twitter: @EUAuditorsECA


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website