Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT PL

CES/14/25

25 de marzo de 2014

Hacia una economía hipocarbónica: la UE debería enviar un mensaje claro y firme a los mercados

En un dictamen de iniciativa aprobado el 25 de marzo, el CESE ha declarado que la Unión Europea debe actuar con mayor premura si quiere alcanzar su objetivo de una economía hipocarbónica. Este proceso de transformación deberá prever un importante crecimiento de las energías renovables y una reducción progresiva y significativa del carbón. Se puede avanzar con mayor rapidez combinando un marco normativo claro y eficiente con instrumentos de mercado como, por ejemplo, los impuestos medioambientales.

Los instrumentos de mercado tienen por objeto poner precio a las actividades económicas contaminantes para el medio ambiente, de acuerdo con el principio de «quien contamina paga», a fin de revelar los verdaderos costes de producción y consumo, y recompensar la eficiencia en la utilización de los recursos y el comportamiento sostenible. La reforma fiscal ambiental está trasladando la presión fiscal del trabajo a la utilización de los recursos. De esta manera, se pueden corregir deficiencias del mercado, mejorar el rendimiento económico, contribuir al desarrollo de nuevas industrias que proporcionen puestos de trabajo sostenibles a nivel local y crear un entorno previsible para las inversiones innovadoras desde el punto de vista ecológico.

«Por el momento, el empleo de instrumentos de mercado en la UE no resulta lo suficientemente homogéneo y coherente. Los Estados miembros de la UE no aprovechan al máximo las oportunidades que ofrece la transición a una economía hipocarbónica para la innovación y modernización en la industria europea y el fomento del empleo», señala Martin Siecker, ponente del dictamen del CESE sobre el tema Instrumentos de mercado destinados a lograr una economía hipocarbónica y eficiente en el uso de los recursos en la UE.

«La fijación de los precios de la energía es ahora una cuestión delicada dada la actual crisis económica y financiera y se percibe como una carga para la recuperación en vez de como parte de la solución. Pero nada más lejos de la verdad: la utilización de instrumentos de mercado para impulsar la transición a una economía hipocarbónica y eficiente en el uso de los recursos no solo contribuirá a una economía más verde, sino a la recuperación económica», concluye Lutz Ribbe, coponente del dictamen del CESE. Actualmente, Europa importa gas y petróleo por un valor de más de 500 000 millones de euros, en parte de regiones políticamente inestables. La sustitución de estas importaciones por una producción de energía con bajas emisiones de carbono en la UE aumentaría la resistencia de la economía europea y ayudaría a mantener las cadenas de valor en Europa.

La reforma fiscal ambiental debería convertirse en una parte integral y permanente del Semestre Europeo, centrándose en la fijación de precios apropiados para el carbono en la UE de manera consensuada a nivel mundial. Asimismo, debe hacerse especial hincapié en el fomento de la eficiencia energética.

Cooperación entre Estados miembros

El Comité considera inaceptable que en la UE se sigan subvencionando actividades injustificables, perjudiciales para el medio ambiente, con presupuestos públicos y como «costes externos» que no se internalizan en los precios de los productos. Esta práctica distorsiona la igualdad de condiciones en el sector energético puesto que permite que fuentes de energía perjudiciales, como las fuentes fósiles o nucleares, reciban más subvenciones que las energías limpias.

Inversiones del sector privado

El Comité considera fundamental la participación del sector privado en la transición a un modelo más sostenible de producción y consumo de energía. Este objetivo se puede alcanzar mediante la creación de fondos e instrumentos financieros innovadores, así como a través de la ecologización de las normas bancarias con el fin de trasladar la financiación privada de las inversiones convencionales a las inversiones hipocarbónicas y resistentes al clima.

Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Unidad de Prensa del CESE

Correo electrónico: press@eesc.europa.eu

Tel.: +32 2 546 9406

_______________________________________________________________________________

El Comité Económico y Social Europeo garantiza la representación de los diferentes componentes de carácter económico y social de la sociedad civil organizada. Es un órgano institucional consultivo, creado por el Tratado de Roma en 1957. Su función consultiva hace posible que sus miembros –y, por tanto, las organizaciones a las que representan– participen en el proceso de decisión de la UE. El Comité cuenta con 353 miembros, procedentes de toda Europa, que son designados por el Consejo de la Unión Europea.

_______________________________________________________________________________


Side Bar