Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT PL

CES/13/37

26 de abril de 2013

El CESE insta a evaluar mejor y dar a conocer el coste global real de la energía renovable intermitente

El debate sobre el coste global de la electricidad producida a partir de energía renovable intermitente debe ser totalmente transparente y la información al respecto debe ser pública, declaró el Comité Económico y Social Europeo en la reunión informal de ministros de Energía celebrada el miércoles pasado en Dublín.

El CESE afirma que un sistema de energía sostenible que utilice en gran medida las energías renovables es la única solución a largo plazo para asegurar nuestro futuro energético. Sin embargo, son fundamentales la transparencia y un debate más abierto sobre las cuestiones de coste, a fin de sentar las bases de este proceso, conservar un fuerte apoyo de los ciudadanos y preparar las decisiones políticas necesarias.

La transparencia en relación con el coste de los distintos sistemas energéticos contribuirá en gran medida a garantizar la toma en consideración de los costes reales del sistema completo en las decisiones en materia de energía, afirmó el CESE al presentar su dictamen sobre los efectos económicos de los sistemas eléctricos creados mediante un suministro mayor e intermitente a partir de fuentes renovables. Este dictamen había sido solicitado por la Presidencia irlandesa.

«El aumento de la producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovables intermitentes conducirá inevitablemente a un aumento sustancial del coste de la electricidad para los consumidores de electricidad, tanto las empresas como los hogares», afirmó el ponente del dictamen, Gerd Wolf (Alemania, Grupo de Actividades Diversas).

Según el CESE, se estima que los costes de la alimentación entre las instalaciones de producción y la red, a partir de fuentes de energía renovables intermitentes, representan solo la mitad del coste total. Más allá de una determinada proporción de la combinación de energía, las fuentes de energía renovables intermitentes requieren componentes adicionales del sistema energético: es decir, ampliaciones de la red, instalaciones de almacenamiento y capacidad de reserva.

El CESE también advirtió que si estos componentes no estuvieran disponibles, tendría como consecuencia un uso ineficiente de los servicios instalados, así como amenazas a la seguridad del suministro energético y a la viabilidad del mercado europeo de la energía.

Por lo tanto, es urgente evitar gastos adicionales, además de los que ya se han señalado antes. Dichos gastos podrían derivarse de la adopción, por los Estados miembros, de medidas de apoyo inadecuadas e incoherentes a las fuentes de energía renovables intermitentes. Ello podría conducir a la fragmentación del mercado, así como a ineficiencias y problemas de aceptación por parte de los ciudadanos. El CESE considera, pues, que es necesario definir o redefinir cuidadosamente las reglas de la oferta de fuentes de energía renovables.

La cuestión del coste, en particular sus oportunidades y sus problemas, debe ser más transparente, analizarse exhaustivamente y ser objeto de un debate abierto. El lanzamiento de un Diálogo Europeo de la Energía, como ha solicitado el CESE, constituiría un paso importante en esta dirección, afirmó Stéphane Buffetaut (Grupo de Empresarios, Francia), presidente de la Sección de Energía del CESE.

El CESE está convencido de que dando mayor claridad a la cuestión del coste total de las opciones de las fuentes de energía renovables intermitentes y alternativas, la UE podría mejorar sensiblemente la elaboración de las políticas y agilizar la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono. El CESE también apoya enérgicamente el avance hacia una Comunidad Europea de la Energía, que es la mejor manera de desarrollar el potencial de Europa de manera eficiente.

Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Unidad de Prensa del CESE

E-mail: press@eesc.europa.eu

Tel.: +32 2 546 8722

_______________________________________________________________________________

El Comité Económico y Social Europeo garantiza la representación de los diferentes componentes de carácter económico y social de la sociedad civil organizada. Es un órgano institucional consultivo, creado por el Tratado de Roma en 1957. Su función consultiva hace posible que sus miembros –y, por tanto, las organizaciones a las que representan– participen en el proceso de decisión de la UE. El Comité cuenta con 344 miembros, procedentes de toda Europa, que son designados por el Consejo de la Unión Europea.

_______________________________________________________________________________


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website