Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT PL

CES/13/34

19 de abril de 2013

No habrá un mercado único sin un espacio aéreo europeo único

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) afirmó en su pleno de abril que no se conseguirá un espacio aéreo único sin un mayor liderazgo de la Comisión Europea y una mejor aplicación de la legislación europea.

Esta aseveración procede del dictamen sobre el Cielo Único Europeo II+, elaborado a petición de la Comisión Europea y aprobado en el pleno del CESE.

Diciembre de 2012 era el plazo límite para crear nueve bloques funcionales de espacio aéreo transfronterizos que sustituyeran las 27 espacios aéreos nacionales de control del tráfico aéreo actuales, lo cual allanaría el camino hacia un único espacio aéreo europeo . Sin embargo, solo dos de estos bloques están verdaderamente en funcionamiento a nivel práctico, los de Dinamarca-Suecia y Gran Bretaña-Irlanda.

Jacek Krawczyk, presidente del Grupo de Empresarios del CESE y ponente del dictamen, declaró que, para acabar con la aplicación irregular de la legislación relativa al Cielo Único Europeo II, la Comisión Europea debería imponer procedimientos por infracción a los Estados miembros que no la apliquen y multas si la incumpliesen.

«Unámonos para echar abajo los muros de intereses propios y estrechez de miras que quedan, que son los verdaderos obstáculos en el camino del éxito de este proyecto de integración europea», dijo Krawczyk.

Añadió asimismo que los Estados miembros se han guiado por «intereses nacionales más que por objetivos de la UE».

Acabar con los monopolios

El CESE se ha manifestado a favor de sacar a concurso servicios auxiliares de gestión del tráfico aéreo.

Asimismo, el CESE afirma que los servicios meteorológicos, la formación y los servicios de Comunicaciones, Navegación y Vigilancia (CNS) podrían mejorar y ser más eficientes si estuvieran sujetos a las condiciones de mercado y a procedimientos de licitación.

En opinión del CESE, los servicios principales de gestión del tráfico aéreo están lejos de ser óptimos en la UE. «La amplia gama de tarifas existentes en Europa indica que se podrían bajar las tarifas si existiera una coordinación más estrecha y una estandarización en los servicios de tráfico aéreo de la UE», afirmó Krawczyk.

Sin embargo, señaló también que si se pretende que las reformas previstas en el paquete legislativo del Cielo Único Europeo II tengan éxito, habrán de introducirse a través del diálogo social. «Si el personal no está suficientemente comprometido con el proceso de transición, el riesgo de fracaso aumentará significativamente», advirtió Krawczyk.

No habrá un mercado único sin el Cielo Único Europeo

El CESE considera indispensable la creación de un único espacio aéreo para que el mercado interior pueda funcionar sin trabas. «Es intolerable que uno de los principales sectores de Europa continúe fragmentado», dijo Krawczyk.

En opinión del CESE, la puesta en marcha del Cielo Único Europeo ayudaría enormemente a mejorar la competitividad y el crecimiento de la economía de la UE a través del fortalecimiento del mercado único europeo. Para concluir Krawczyk previno contra el riesgo real de que los competidores a nivel mundial se aprovechen de la situación y tomen el control del espacio aéreo europeo, lo que acarrearía la pérdida de más puestos de trabajo aún si persistiera la fragmentación en el sector. «Lo que nos estamos jugando es el futuro de la aviación europea en su conjunto -advirtió Krawczyk-. El Cielo Único Europeo es la única forma de garantizarlo. Su importancia es tan grande que no nos podemos permitir que fracase».

Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Unidad de Prensa del CESE

E-mail: press@eesc.europa.eu

Tel.: +32 25468207

_______________________________________________________________________________

El Comité Económico y Social Europeo garantiza la representación de los diferentes componentes de carácter económico y social de la sociedad civil organizada. Es un órgano institucional consultivo, creado por el Tratado de Roma en 1957. Su función consultiva hace posible que sus miembros –y, por tanto, las organizaciones a las que representan– participen en el proceso de decisión de la UE. El Comité cuenta con 344 miembros, procedentes de toda Europa, que son designados por el Consejo de la Unión Europea.

_______________________________________________________________________________


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website