Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT PL

CES/13/16

20 de febrero de 2013

Cómo despejar las dudas sobre el euro

El CESE insiste en la necesidad de una mayor integración y solidaridad para transformar la Unión Monetaria Europea en una verdadera unión económica, política y social. Un elemento importante en este proceso es un activo papel del Grupo del euro, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que despejaría las dudas sobre el euro, al tiempo que permitiría el flujo de crédito hacia la economía real y relanzaría el crecimiento.

A la luz de la persistente desconfianza en el euro, el 19 de febrero el Comité Económico y Social Europeo (CESE) celebró una audiencia pública para discutir el futuro de la moneda única y la UE en su conjunto. Entre los participantes se contaban el comisario Olli Rehn, el ministro italiano de Asuntos Europeos Enzo Moavero Milanesi y la presidenta de la comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo Pervenche Berès, quienes intercambiaron puntos de vista sobre el futuro de la UEM y Europa con representantes de la sociedad civil, expertos y periodistas. El presidente Nilsson abrió el debate pidiendo un nuevo acuerdo que implique la participación activa de la UE en el crecimiento sostenible.

Aunque han pasado más de diez años desde que el euro fue adoptado, apenas se ha hecho mención de este aniversario, y con frecuencia se subestiman los beneficios económicos de la moneda única. Esta pérdida de confianza está empujando a Estados miembros vulnerables de la zona del euro hacia una espiral de especulación que aumenta los costes de la deuda pública y privada. En este contexto, el dictamen de iniciativa del CESE «¿Hacia dónde se dirige el euro?» aporta consejos sobre la manera de reforzar la gobernanza de la zona del euro y abre un debate acerca de los nuevos instrumentos económicos, jurídicos y políticos y del papel potencial de la deuda pública común, del BCE, del BEI y del FEI (Fondo Europeo de Inversiones).

«Las decepcionantes tasas de crecimiento del PIB de Alemania y los últimos programas anticíclicos de gasto estadounidenses y japoneses muestran que teníamos razón en el Comité al pedir hace dos años un estímulo similar en Europa. Aceptémoslo: la política de austeridad por sí sola estaba equivocada», dijo Carmelo Cedrone (Grupo de Trabajadores, Italia), ponente del dictamen. Del mismo modo, Michael Smyth (Grupo de Actividades Diversas, Reino Unido), presidente de la Sección Especializada de Unión Económica y Monetaria y Cohesión Económica y Social, expresó su preocupación por la actuación de los bancos, que a pesar de los esfuerzos del BCE para inyectar liquidez no están proporcionando crédito a las PYME. «¿No es posible que el BEI conceda préstamos a las PYME a través de operaciones de préstamo a corto plazo?», preguntó.

Mientras tanto, el comisario Rehn defendió las reformas del doble paquete como un paso necesario hacia el crecimiento y señaló que cualquier puesta en común de la deuda que implique una mayor integración requeriría una reforma de los Tratados. El comisario convino con los representantes del BCE y del Mecanismo Europeo de Estabilidad en la necesidad de restablecer el crédito para las PYME y la confianza en los sistemas bancarios de la UE. «Podemos aprender lecciones de los Estados Unidos», agregó. Esta opinión fue compartida por el ministro Moavero, quien destacó la importancia de unas políticas presupuestarias sólidas para la recuperación. También señaló la necesidad de inversión pública para restablecer el crecimiento y de posibles medidas para mutualizar la deuda, con vistas a restaurar la confianza.

Los diferentes puntos de vista compartidos en esta audiencia pública contribuirán al debate en curso en el CESE sobre el futuro del euro, que se refleja en el dictamen sobre el tema «¿Hacia dónde se dirige el euro?». El principio rector de este dictamen, que aún no se ha votado en el Pleno, es que la mejor manera de evitar la recesión, reducir la deuda nacional y estabilizar los presupuestos consiste en invertir la idea de «estabilidad para el crecimiento» y convertir el crecimiento en un objetivo igualmente importante. La zona del euro, por lo tanto, necesita un pacto para poner en común la deuda y crear crecimiento, empleo y estabilidad que implique la participación de los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada en su conjunto.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Karin Füssl, jefa de la Unidad de Prensa

Correo electrónico: karin.fussl@eesc.europa.eu

Tel.: +32 2 546 8722


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website