Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

¿Se encamina Europa hacia la recuperación?

Comité économique et social - CES/13/14   15/02/2013

Autres langues disponibles: FR EN DE IT PL

CES/13/14

15 de febrero de 2013

¿Se encamina Europa hacia la recuperación?

En el transcurso del Pleno de febrero del Comité Económico y Social Europeo, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y los miembros del CESE entablaron un debate en torno al crecimiento sostenible, el camino hacia la recuperación económica y el papel de la sociedad civil. Se procedió, además, a la aprobación de tres dictámenes sobre las políticas específicas de los Estados miembros en materia económica.

La Comisión Europea (CE) y el Comité Económico y Social Europeo (CESE) coinciden en que el crecimiento sostenible es crucial para mantener el modelo social europeo. El presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, destacó la importancia de la disciplina, la convergencia y la solidaridad a la hora de crear empleo y crecimiento, mientras que el presidente del CESE, Staffan Nilsson, instó a los Estados miembros y a las instituciones a que ahonden en el proceso de integración y tengan en todo momento presente el coste de la no Europa. La Comisión considera que las recientes decisiones acerca de la unión bancaria y las reformas fiscales han de guiar a la UE por la senda de la recuperación, si bien resulta evidente que no existe margen para la autocomplacencia. José Manuel Barroso elogió el importante servicio que presta el Comité a la UE, así como su papel de carácter consultivo y su apoyo en numerosos ámbitos políticos como, por ejemplo, su labor en favor de una Europa sostenible o su defensa de la propuesta de la Comisión por lo que respecta al presupuesto europeo. Jane Morrice, miembro del CESE, agradeció al presidente de la Comisión su compromiso por estrechar la colaboración con el Comité, aunque también le pidió que haga más: «Creo que puede usted sacar más provecho de los conocimientos técnicos del Comité», afirmó. «Utilícenos mejor».

En el pleno se aprobaron tres dictámenes relacionados con ámbitos políticos de ámbito nacional. En su dictamen sobre el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2013 (ponente: Xavier Verboven, Grupo de los Trabajadores, Bélgica), el CESE advierte contra la continuidad de las políticas de austeridad y avisa de las graves consecuencias de una recesión que podría debilitar las economías de manera estructural. En su dictamen acerca de las directrices sobre el empleo a los Estados miembros (ponente: Wolfgang Greif, Grupo de los Trabajadores, Austria), el CESE reitera su profunda preocupación ante la imposibilidad de cumplir los objetivos de la Estrategia Europa 2020 tanto en materia de empleo como de lucha contra la pobreza. Además, el Comité reivindica un plan europeo de medidas de estímulo con importantes repercusiones en la política laboral.

Incentivar la demanda y asegurar una justicia distributiva

El tercer dictamen (ponente: Thomas Delapina, Grupo de los Trabajadores, Austria) se refería al tema «Política económica – Estados miembros de la zona del euro», tras una consulta por parte de la Comisión Europea acerca de la Recomendación del Consejo sobre las orientaciones generales de política económica para los Estados miembros de la zona del euro. El CESE valora positivamente esta recomendación del Consejo Europeo, que no solo ofrece orientaciones generales a los países de la zona del euro, sino también recomendaciones ajustadas a las circunstancias económicas de cada país. No obstante, el Comité considera que la actual combinación de políticas macroeconómicas adolece de desequilibrios, y aboga por un nuevo modelo de crecimiento que tenga en cuenta la necesidad de la demanda y la equidad distributiva. El CESE plantea diversas recomendaciones, como una regulación más rigurosa de los mercados financieros que dé respuesta a las necesidades de la economía real, una red solidaria de seguridad que impida la especulación contra un país o los costes de financiación.

Atendiendo a estudios internacionales que apuntan a que, en momentos de recesión, los multiplicadores fiscales repercuten de manera más adversa de lo que se pensaba hasta ahora en el crecimiento económico y en el empleo, el Comité solicita que se reevalúen los multiplicadores fiscales a la hora de diseñar las políticas económicas. Así pues, las políticas deben tomar en consideración que los factores negativos para la renta y el empleo que implican las medidas relacionadas con los ingresos son, por lo general, más limitados que los derivados de los recortes en el gasto. El CESE advierte además contra la competencia de precios como un medio para reducir los desequilibrios económicos externos, especialmente cuando se recurre a restricciones salariales, ya que ello reduce la demanda global y, por lo tanto, conduce a una espiral descendente que perjudica al conjunto de los países. El triunfo de Europa en esta carrera global pasa indefectiblemente por una estrategia ascendente de elevado valor añadido en términos cualitativos. El Comité se opone al debilitamiento del sistema de seguridad social y defiende un replanteamiento general de los regímenes fiscales, que deberán tener debidamente en cuenta la justicia distributiva y un papel más enérgico de los interlocutores sociales a escala nacional y europea, lo que potenciará el valor del diálogo macroeconómico. La revisión de las orientaciones ha de tener en cuenta el hecho de que los países que pueden presumir de buenos marcos de diálogo social han capeado mejor la crisis que los demás.

Para más información, sírvase dirigirse a:

Karin Füssl, Jefa de la Unidad de Prensa del CESE

E-mail: karin.fussl@eesc.europa.eu

Tel.: +32 2 546 8722


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site