Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

La sociedad civil debate la recuperación de la UE con el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso

Comité économique et social - CES/12/8   24/02/2012

Autres langues disponibles: FR EN DE DA IT PL

CES/12/8

24 de febrero de 2012

La sociedad civil debate la recuperación de la UE con el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso

El 478º pleno del Comité Económico y Social Europeo brindó la oportunidad a su presidente, Staffan Nilsson, de recibir al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, para un profundo debate sobre la Estrategia Europa 2020 y los pasos necesarios para abordar la crisis por la que está pasando Europa antes de la votación del Comité sobre el correspondiente dictamen relativo al Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento 2012.

Tras el debate, los tres grupos del CESE («Empresarios», «Trabajadores» y «Actividades Diversas») adoptaron una resolución de gran actualidad, que pone de manifiesto la gran preocupación del Comité por la situación económica y financiera en la que se encuentra la Unión Europea, la imperiosa necesidad de una unidad y solidaridad europeas renovadas, una mayor gobernanza de la política económica y un presupuesto más ambicioso para financiar medidas dirigidas a promover el crecimiento, las pymes, el acceso de los jóvenes al mercado laboral y una política energética eficiente.

Durante el pleno también se firmó el nuevo Protocolo de cooperación entre la Comisión Europea y el CESE, que refuerza el papel de este último para dar pie a que la sociedad civil participe en los procesos de elaboración de políticas y toma de decisiones en la UE a la luz del Tratado de Lisboa y permite que la sociedad civil realice una mayor aportación a la definición de las prioridades políticas de la UE, al programa de trabajo anual de la Comisión Europea y a la Estrategia Europa 2020. Asimismo, refuerza aún más el papel del CESE en la acción exterior de la UE haciendo partícipe a la sociedad civil de la supervisión de los acuerdos comerciales de la UE y reconoce su mayor papel consultivo.

Staffan Nilsson abrió el debate congratulándose de la oportunidad de intercambiar opiniones sobre las prioridades de la Comisión para ayudar a Europa a recuperarse de la crisis y la contribución que la sociedad civil podría hacer al respecto. «Efectivamente, siento que necesitamos hablar más sobre el potencial cuando abordamos la crisis», dijo, destacando la convicción del Comité de que ahora lo que se necesitan son reformas estructurales con un efecto a largo plazo, reformas que complementen los programas de austeridad con medidas que persigan estimular el crecimiento y la creación de empleo. Asimismo, destacó la actual contribución del CESE al objeto de allanar el camino para un plan de acción concreto para un desarrollo sostenible con vistas a la cumbre de Río+20 y su compromiso para hacer realidad la Estrategia Europa 2020.

José Manuel Barroso dio las gracias al CESE por su apoyo en la aplicación de los programas nacionales de reforma de la Estrategia Europa 2020, el método comunitario y la focalización en la sostenibilidad, señalando su papel fundamental como interlocutor clave entre las instituciones europeas y la sociedad civil. «No se trata de ideología, sino que es una estrategia», mencionó Barroso refiriéndose a una mayor integración como la única manera de defender los valores europeos, salvaguardar los intereses de los ciudadanos europeos y mantener el estatus de Europa en la esfera internacional, especialmente su posición en relación con otras potencias políticas como EE.UU., Japón, China e India. Insistió en que una Europa fuerte es impensable sin una fuerte cohesión social y que un reto clave es alcanzar una mayor competitividad sin socavar el modelo social europeo.

Concluyó con una cita de Alexis de Tocqueville: «La historia es una galería de cuadros en la que hay pocos originales y muchas copias», refiriéndose a las características únicas de la UE.

En el debate que se entabló a continuación, Henri Malosse, presidente del Grupo de Empresarios, se hizo eco de las declaraciones de Steffan Nilsson y José Manuel Barroso llamando la atención sobre algunos de los recursos en los que la UE puede confiar en la situación actual, concretamente el nuevo tratado intergubernamental, la perspectiva financiera 2014-2020 y la importantísima Estrategia Europa 2020. Sin embargo, señaló que solo los líderes de las instituciones europeas pueden personificar el sueño europeo y difundir el mensaje entre los ciudadanos europeos. Georges Dassis, presidente del Grupo de Trabajadores, comparó los esfuerzos para avanzar como una Europa unida al trabajo de Sísifo y destacó la importancia de garantizar el respeto de los derechos laborales en el contexto de la austeridad y las dificultades económicas. Luca Jahier, presidente del Grupo de Actividades Diversas, destacó el aspecto de la legitimidad democrática a nivel nacional y europeo resultante de la actual crisis y solicitó al presidente de la Comisión que convocara una cumbre extraordinaria sobre el futuro de Europa en la que participaran directamente los ciudadanos.

El dictamen correspondiente que aprobó el CESE (elaborado por el ponente David Croughan, del Grupo de Trabajadores) aborda las principales preocupaciones de la sociedad civil sobre el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento 2012 (EPAC 2012). Este establece lo que la Comisión cree que deben ser las prioridades de la UE en 2012 para fomentar el crecimiento y el empleo bajo la Estrategia Europa 2020. El mensaje del CESE con vistas a la cumbre europea de primavera es claro: en estos momentos la Unión debe demostrar su capacidad política para abordar la crisis de la deuda mediante medidas ambiciosas suficientes para restaurar la confianza. Se debe prestar una mayor atención al crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

El dictamen acoge favorablemente la mayor atención que se presta al crecimiento en el EPAC 2012, especialmente porque recoge muchas ideas que se reflejaron en el dictamen del CESE sobre el EPAC 2011. No obstante, el Comité se muestra muy preocupado por la falta de aplicación de los compromisos adquiridos durante el proceso del Semestre Europeo y destaca que sin decisión y una aplicación efectiva de las reformas por parte de las instituciones europeas y los Estados miembros, Europa se verá abocada a una larga crisis de crecimiento.

El dictamen expresa la preocupación del Comité sobre el hincapié en las medidas de austeridad. Aunque no cabe duda de que las medidas de consolidación presupuestaria son necesarias para corregir importantes desequilibrios fiscales, no deberían poner en peligro el crecimiento sostenible a largo plazo.

La UE tiene que ofrecer respuestas ambiciosas a los actuales retos –como la creación de empleo y la mejora de su competitividad en una competencia mundial cada vez mayor– pero a largo plazo el objetivo último sigue siendo el bienestar de los europeos.

Si desea más información, puede ponerse en contacto con:

Karin Füssl

Jefa de la Unidad de Prensa del CESE

Tel.:+32 2 546 8722

Karin.Fussl@eesc.europa.eu


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site