You are here:

Asuntos institucionales

La Unión Europea es una entidad política única en su género: sus miembros son Estados soberanos que en una serie de ámbitos fundamentales de gobierno han puesto en común esa soberanía con el fin de alcanzar objetivos comunes. Toda persona que tenga la nacionalidad de un país miembro es también ciudadano de la UE, lo que le da derecho a participar en la vida democrática de la Unión.

De manera parecida a un Estado, la UE tiene un poder legislativo (Parlamento y Consejo), un poder ejecutivo (Comisión) y un poder judicial independiente (Tribunal de Justicia).

Las competencias de las instituciones de la UE se establecen en Tratados fundacionales, negociados y ratificados por los países miembros. En los ámbitos de actuación que no se contemplan en los Tratados, los gobiernos nacionales son libres de ejercer su propia soberanía.

Los dos Tratados más importantes son:

Entre los demás cabe citar el Acta Única Europea (1987), que estableció el mercado único europeo, y los Tratados de Ámsterdam (1999) y Niza (2003). El más reciente es el Tratado de Lisboapdf(3 MB) Elija traducciones del enlace precedente  (2009), que modifica algunos de los anteriores.

Triángulo institucional

Hay tres instituciones que formulan las políticas y toman las decisiones:

  • Parlamento Europeo
  • Consejo de la Unión Europea
  • Comisión Europea.

Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo fue creado para representar directamente a los ciudadanos de la UE. Sus competencias se han ampliado a través de sucesivas modificaciones de los tratados de base de la UE. En 1979 tuvieron lugar las primeras elecciones directas. El Parlamento actual, elegido en mayo de 2014 para una legislatura de cinco años, está compuesto por 751 diputados procedentes de los 28 países de la UE.

Su función principal es aprobar, junto con el Consejo, los proyectos legislativos presentados por la Comisión. Otra de sus funciones consiste en supervisar y aprobar el presupuesto de la UE. Además, el Parlamento ejerce la supervisión democrática de la Comisión Europea y puede destituir a los comisarios en bloque, mediante una moción de censura.

Consejo Europeo

El Consejo Europeo reúne, como mínimo cuatro veces al año, a los Jefes de Estado o de Gobierno de los países miembros de la UE. El presidente del Consejo puede convocar reuniones adicionales cuando y a medida que sea necesario. La finalidad de las reuniones es dar impulso político y fijar prioridades. Las decisiones suelen tomarse por consenso.

El Tratado de Lisboa dio al Consejo —básicamente una reunión en la cumbre— el rango de institución europea, dirigida por un presidente elegido.

Consejo de la Unión Europea

El Consejo representa a los gobiernos nacionales, cuyos ministros se reúnen varias veces al mes. Tiene una función legislativa, que comparte con el Parlamento, y una función ejecutiva, que comparte con la Comisión. Los ministros de cada área (asuntos exteriores, economía y finanzas, transportes, energía, agricultura, etc.) se reúnen para debatir y decidir sobre medidas concretas en lo que suele denominarse Consejo de Ministros o Consejo a secas.

La mayor parte de sus decisiones se toman por mayoría cualificada, aunque numerosas cuestiones de ámbitos como la fiscalidad, el asilo y la inmigración o la política exterior y de seguridad se deciden por unanimidad.

Comisión Europea

La Comisión es una institución independiente de los gobiernos nacionales, que defiende los intereses del conjunto de la Unión. Tiene cuatro funciones esenciales:

  • proponer políticas y legislación de la UE
  • garantizar que se respeten las condiciones de los Tratados y las leyes de la UE ("guardiana de los Tratados")
  • gestionar y aplicar las políticas de la UE y el presupuesto asignado a ellas
  • representar a la UE en todo el mundo en asuntos que son responsabilidad de la Comisión.

Cada cinco años se nombran nuevos comisarios, tras las elecciones al Parlamento Europeo. El presidente de la Comisión es elegido por el Parlamento a partir de una propuesta del Consejo Europeo. Los comisarios —actualmente uno por cada país, incluido el presidente y los vicepresidentes— deben recibir la aprobación previa del Parlamento antes de tomar posesión de sus cargos.

Defender la Ley

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea garantiza que la legislación europea se interprete y aplique del mismo modo en todos los países miembros.

El Tribunal puede también resolver contenciosos entre países miembros, instituciones europeas, empresas o particulares. Tiene su sede en Luxemburgo y está integrado por jueces de todos los países de la UE.

Otras instituciones y organismos

La UE cuenta con otros ocho principales organismos que tienen funciones específicas:

Para la ejecución detallada de la legislación de la UE en sus diversos ámbitos, la UE cuenta con cuarenta agencias, de carácter y dimensiones diferentes, repartidas por todo su territorio.