Ayuda Humanitaria y Protección Civil


A la hora de afrontar una crisis, ya se trate de un conflicto humano o una catástrofe natural, la Unión Europea se impone una meta: lograr que la ayuda llegue lo antes posible a quienes la necesitan. La UE, que puede hacer gala de un prolongado compromiso de asistencia a las víctimas, presta ayuda directa a las personas afectadas, con independencia de su nacionalidad, religión, sexo u origen étnico.

La UE está presente en zonas de crisis repartidas por todo el mundo: Siria, Afganistán, los Territorios Palestinos y muchos lugares de África, América Central, Sudamérica y el Sudeste Asiático. También lleva a cabo operaciones de auxilio en zonas que llevan muchos años en conflicto o en otras en las que impera la inestabilidad tras el conflicto.

Gráfico de la ayuda por sectores, en el que la mayor parte corresponde a alimentos.

Reparto de la ayuda humanitaria por sectores (2011).

ECHO, ayuda humanitaria europea

Las operaciones de auxilio de la UE corren a cargo de la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO). El amplio abanico de actividades de ECHO da muestra de la proliferación de crisis graves a escala mundial y de la disposición de la UE a encabezar las tareas de asistencia a las víctimas. En los últimos tiempos, el presupuesto medio anual para operaciones humanitarias ha ascendido a unos 1.000 millones de euros, destinados a ayudar a más de 100 millones de personas necesitadas al año.

El primer cometido de ECHO es ayudar a salvar vidas, reducir el sufrimiento y proteger la integridad y la dignidad de los afectados. La ayuda de emergencia puede consistir en tiendas de campaña, mantas, alimentos, medicamentos, equipos médicos, sistemas de depuración de agua y combustible. ECHO concede asimismo financiación para personal médico, expertos en desminado, apoyo logístico y transporte. Desde 1992 ha operado en más de 140 países.

Hombre vestido con un chaleco de la UE hablando con los afectados entre los escombros © Unión Europea – CE/ECHO

La ayuda prestada por la UE en 2011 tras el terremoto de Van (Turquía) incluyó un equipo de protección civil.

Además de las tareas de ayuda humanitaria, ECHO facilita la coordinación de la protección civil en toda la UE y es responsable del Centro de Control e Información (Centro Europeo de Reacción Urgente a partir de la primera mitad de 2013). El Centro es el corazón operativo del mecanismo de protección civil de la UE, accesible las 24 horas del día. Cualquier país afectado por una catástrofe —ya sea miembro o no de la UE— puede solicitar ayuda a través del Centro que:

  • actúa como un nudo de comunicaciones entre los 31 países participantes (los 28 Estados miembros de la UE e Islandia, Liechtenstein y Noruega), el país afectado y los expertos desplazados sobre el terreno,
  • proporciona información actualizada sobre las situaciones de emergencia
  • desempeña un papel de coordinación al acomodar las ofertas de ayuda de los países participantes a las necesidades del país afectado por la catástrofe.

Red de organizaciones colaboradoras

Mujer turkana ataviada con ropas tradicionales, en compañía de una trabajadora humanitaria de la UE con adornos típicos © Unión Europea – CE/ECHO/Malini Morzaria

Una mujer turkana atavía a una trabajadora de Oxfam con adornos y otros objetos que las mujeres venden en sus comunidades.

ECHO no cuenta con el personal humanitario y los equipos necesarios para enviar ayuda de emergencia y equipos de rescate, montar hospitales de urgencia sobre el terreno e instalar sistemas provisionales de comunicaciones. Sin embargo, financia y coordina operaciones humanitarias, actuando a través de organizaciones no gubernamentales (ONG), las agencias especializadas de la ONU y las organizaciones de la Cruz Roja o la Media Luna Roja, que intervienen sobre el terreno.

Una mano amiga

La ayuda humanitaria de la UE puede ser de distintos tipos:

  • Asistencia para aumentar la capacidad de resistencia: su objetivo es ayudar a particulares, familias, comunidades, regiones y países a superar el impacto de las sequías, la violencia, los conflictos armados y las catástrofes naturales.
  • Ayuda de emergencia: dinero para comprar y distribuir elementos de primera necesidad (medicamentos, comida, refugios temporales, etc.) o para financiar la reconstrucción después de una catástrofe.
  • Ayuda alimentaria: financiación para garantizar el abastecimiento en regiones azotadas por hambrunas o sequías hasta que pueda restablecerse la producción normal o para suministrar alimentos de emergencia cuando la escasez obedezca a factores humanos o catástrofes naturales imprevisibles.
  • Ayuda a los refugiados: destinada a socorrerlos hasta que puedan volver a sus casas o establecerse en otro país.
  • Reducción del riesgo de catástrofes: su meta es incluir la preparación ante posibles crisis y las medidas de reducción del riesgo de catástrofes en todos los aspectos de la respuesta humanitaria.

Estrategia de salida y retirada

El auxilio en caso de catástrofe y la ayuda de emergencia son, casi por definición, intervenciones a corto plazo. Las operaciones financiadas por la UE suelen durar menos de seis meses. Pero la UE desea que, cuando se retire la ayuda humanitaria, las personas afectadas puedan afrontar la situación por sí mismas o dispongan de otra forma de ayuda al desarrollo a más largo plazo.

Para reducir el riesgo de que los afectados queden abandonados a su suerte, la UE insta a sus socios sobre el terreno a que incluyan una estrategia de salida en todos los proyectos. La estrategia debe contemplar la restitución del control a una entidad local o el mantenimiento de la intervención por parte de otras estructuras de ayuda.

Niños de la Paz: la UE, galardonada con el Premio Nobel de la Paz 2012

En 2012 la Unión Europea recibió el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a sus logros en pro de la paz en Europa. Desde un espíritu de solidaridad con los menos afortunados, la UE destinará la dotación del premio a ayudar a los niños que no tienen la oportunidad de crecer en paz. De hecho, la UE duplicará el importe del premio y dedicará los 2 millones de euros resultantes a cuatro proyectos para la educación de menores afectados por conflictos. Los proyectos seleccionados proporcionarán formación básica en espacios seguros a 23.000 niños de Irak, Colombia, Ecuador, Etiopía, la República Democrática del Congo y Pakistán.

Comienzo

Ayuda humanitaria y protección civil

Publicado en febrero de 2013

Esta publicación forma parte de la serie “Comprender las políticas de la Unión Europea”


Comienzo



Síganos

Facebook

  • Comisión Europea – Ayuda Humanitaria y Protección CivilEnglish (en)

Twitter

  • Comisión Europea - Ayuda Humanitaria y Protección CivilEnglish (en)

Comienzo

DIRECCIÓN DE CONTACTO

Información general

Llame al
00 800 6 7 8 9 10 11 Consultar detalles del servicio

Preguntas por correo electrónico

Direcciones de contacto y visitas a las instituciones, contactos con la prensa

Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?