Recorrido de navegación

Asuntos marítimos y pesca


Son muchos los ciudadanos de la UE que deben su medio de vida al mar y sus recursos: la pesca, claro está, pero también la energía procedente de los parques eólicos marinos o del petróleo y el gas natural extraídos en alta mar. La flota mercante de la UE y el comercio que transporta dependen de los océanos del mundo. Las regiones costeras atraen el turismo, que también sustenta a muchas familias.

Son razones de peso para que explotemos los recursos marinos con responsabilidad y evitemos la sobrepesca y el deterioro del medio marino y costero por la extracción de petróleo y gas.

Pesca: la importancia de la conservación

La industria pesquera de la UE es la cuarta del mundo, con una producción de unos 6,4 millones de toneladas de pescado al año. La pesca y la industria de transformación de sus productos dan empleo a más de 350.000 trabajadores.

La UE hace todo lo posible por garantizar que la pesca sea sostenible —tanto económica como ambientalmente—, sin olvidar los intereses de los consumidores y las necesidades de los pescadores.

Estos son justamente los objetivos de la reforma de la política pesquera común que entró en vigor en enero de 2014: garantizar el sustento de los pescadores y acabar con la sobrepesca y el consiguiente agotamiento de las poblaciones.

La nueva normativa se completa mediante un Fondo Europeo Marítimo y de Pesca. Entre 2014 y 2020 se financiarán proyectos para

  • introducir técnicas de pesca innovadoras
  • crear nuevas salidas para los productos del mar
  • mejorar la calidad de vida en las zonas costeras.

Eso ayudará a que los pescadores hagan la transición a una pesca sostenible y a que las comunidades costeras diversifiquen sus economías.

Cooperación internacional

La UE colabora con las Naciones Unidas y negocia en las organizaciones regionales e internacionales para garantizar que las aguas de todo el mundo se regulen de forma transparente y sostenible y se evite la sobrepesca.

Pero además, los acuerdos bilaterales con terceros países permiten a los pescadores de la UE acceder a caladeros lejanos en las mismas condiciones de sostenibilidad que se aplican dentro de la UE. Esto contribuye a mantener abastecido nuestro mercado. Por su parte, los países socios, incluidos los países en desarrollo, reciben una contribución financiera les permite invertir en el desarrollo de su propia industria pesquera y mantener sus propios recursos pesqueros.

Piscicultura sostenible

La diferencia entre la cantidad de marisco consumido en la UE y los volúmenes que suministra la industria pesquera es cada vez mayor. Parte de ese hueco puede llenarlo la acuicultura. Una cuarta parte del pescado y el marisco de la UE ya procede de piscifactorías y otras formas de acuicultura. En volumen, las principales especies de la acuicultura en la UE son el mejillón, la trucha arco iris y el salmón, seguidos por la ostra, la dorada, la carpa, la almeja y la lubina.

La acuicultura europea observa normas estrictas de protección del medio ambiente, los animales y consumidores. Pero como industria se ha quedado estancada en los últimos años. Para invertir esta tendencia y aumentar la oferta de productos frescos y sanos y alimentos producidos localmente se ha elaborado nueva legislación.

Pesca ilegal

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada agota las poblaciones de peces, destruye los hábitats marinos, distorsiona la competencia, perjudica injustamente a los pescadores legales y fragiliza a las comunidades costeras, sobre todo en los países en desarrollo.

La UE trabaja para cerrar los resquicios que permiten a los ilegales obtener beneficio de sus actividades. Solo pueden comercializarse dentro y fuera de la UE los productos de la pesca marina certificados como legales por el Estado de abanderamiento o el Estado exportador. A cualquier pescador de la UE que pesque ilegalmente en cualquier lugar del mundo y bajo cualquier pabellón pueden aplicársele sanciones importantes, en proporción con el valor económico de su captura, que le priven de todo beneficio.

Consumo sostenible

La sostenibilidad también tiene que ver con nuestra manera de consumir los productos del mar. La UE y los gobiernos europeos hacen todo lo posible por concienciar a los consumidores.

Estos, al elegir lo que compran, tienen un poder considerable. Pero también es importante que todos los demás componentes de la cadena de suministro hagan el mismo esfuerzo.

Por ejemplo, según las nuevas normas sobre etiquetado de pescados, moluscos, crustáceos y algas, todos los productos vendidos a consumidores o colectividades deben llevar la información siguiente:

  • nombre comercial y científico de la especie
  • procedencia de pesca extractiva o de acuicultura
  • zona de pesca o producción y tipo de arte de pesca utilizado
  • si el producto es descongelado y la fecha de consumo preferente, en consonancia con las normas generales de etiquetado de los alimentos.

Beneficios económicos

Los mares y océanos son importantes motores de la economía europea. La UE tiene el mayor número de puertos comerciales (1.200) y la mayor flota mercante del mundo: el 90% del comercio con países no miembros y el 40% del comercio dentro de la UE es por vía marítima. El sector representa alrededor de 5,4 millones de empleos y genera un valor añadido bruto de casi 500.000 millones de euros al año.

Aun así, queda por explotar un enorme potencial de innovación y crecimiento, sobre todo en determinados campos. De ahí que en los últimos años la UE haya ampliado el campo de aplicación de su política marítima para incluir todo tipo de utilización del medio marítimo.

En la estrategia sobre crecimiento azul se explica cuáles son los objetivos a largo plazo:

  • Desarrollar los sectores con alto potencial: acuicultura, turismo costero, biotecnología marina, energía oceánica y explotación minera de los fondos marinos.
  • Ofrecer conocimientos y seguridad jurídica y material gracias a un mapa digital del fondo marino europeo, la ordenación del espacio marítimo (para que las actividades sean más eficaces y sostenibles) y la vigilancia marítima integrada (para que las administraciones responsables dispongan de nuevos instrumentos para intercambiar información y la vigilancia sea más barata y eficaz).
  • Estrategias a medida —incluida la cooperación entre los países fronterizos— en determinados mares: mares Adriático y Jónico, océanos Ártico y Atlántico, mar Báltico, mar Negro, mar Mediterráneo y mar del Norte.

Para que tomemos conciencia de la importancia crucial de unos mares y océanos sanos para nuestra vida, cada 20 de mayo la UE celebra el English Día Europeo del Mar.

Comienzo

Asuntos marítimos y pesca

Texto original actualizado en noviembre de 2014

Esta publicación forma parte de la serie “Comprender las políticas de la Unión Europea”


Comienzo



DIRECCIÓN DE CONTACTO

Información general

Llame al
00 800 6 7 8 9 10 11 Consultar detalles del servicio

Preguntas por correo electrónico

Direcciones de contacto y visitas a las instituciones, contactos con la prensa

Temas relacionados

Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?