You are here:

Empresa

La UE aspira a que la industria y las empresas europea sean más competitivas y a promover la creación de empleo y el crecimiento económico creando un entorno propicio a la actividad empresarial, en particular para las pequeñas empresas y la industria manufacturera.

La industria, clave para la recuperación económica

Las claves para la recuperación económica de Europa son la competitividad, la innovación y el emprendimiento.

Con la globalización y la fuerte competencia de las economías emergentes, la prosperidad económica de Europa a largo plazo dependerá de la solidez de su base industrial, y no solo de los sectores bancario y de servicios.

Los objetivos de la UE para 2020 en lo que respecta a industria e innovación son:

  • fortalecer su base industrial y favorecer la transición a una economía baja en carbono
  • impulsar la innovación como vehículo para generar nuevas fuentes de crecimiento
  • potenciar la pequeña empresa y promover la cultura del emprendimiento
  • garantizar un mercado de bienes a escala de la UE
  • contribuir a la presencia europea en el espacio.

Pequeñas empresas y emprendimiento

En Europa hay 23 millones de pequeñas empresas (PYME) que:

  • representan el 99% del número total de empresas
  • proporcionan el 67% del empleo
  • crean el 85% de los nuevos puestos de trabajo.

La política de la UE está orientada a mejorar el entorno empresarial, promover un ambiente de emprendimiento y creación de empleo, y facilitar el acceso de las PYME a la financiación y los mercados Elija traducciones del enlace precedente   English (en) .

Europa tiene un potencial empresarial aún por explotar. Aunque un 38% de los europeos afirman que les gustaría ser su propio jefe, solo trabajan como autónomos un 10% de ellos. La UE está tratando de aumentar este porcentaje para generar empleo y rejuvenecer la base económica.

Un mercado de bienes y servicios a escala de la UE

La UE pretende eliminar los obstáculos al comercio que aún persisten y evitar que surjan otros nuevos potenciando un mercado de la UE respetuoso con las empresas y los consumidores, y basado en normas sencillas, transparentes y coherentes. El mercado único de la UE debe ser una plataforma de lanzamiento para las empresas y la industria que les permita prosperar en la economía mundial.