You are here:

Política Exterior y de Seguridad

La Política Exterior y de Seguridad de la UE, que lleva muchos años desarrollándose, le permite expresarse y actuar con personalidad propia en la escena internacional. Actuando conjuntamente, los 28 países de la UE tienen más fuerza que si lo hicieran por separado.

El Tratado de Lisboa, de 2009, fortaleció la política exterior de la UE al crear:

Paz y seguridad

La misión de la Política Exterior y de Seguridad de la UE es:

  • mantener la paz y afianzar la seguridad internacional
  • fomentar la cooperación internacional
  • desarrollar y consolidar:
    • democracia
    • Estado de Derecho
    • respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Diplomacia y asociaciones

La UE es un factor decisivo en asuntos como el programa nuclear iraní, la estabilidad en Somalia y en todo el Cuerno de África o la lucha contra el calentamiento del planeta. Su Política Exterior y de Seguridad Común, concebida para resolver conflictos y fomentar el entendimiento internacional, se basa en la diplomacia. Muchas veces el comercio, la ayuda humanitaria, la seguridad y la defensa desempeñan un papel complementario.

La UE, primer donante mundial de ayuda al desarrollo, tiene una posición privilegiada en la cooperación con los países en desarrollo.

El peso demográfico y económico del total de 28 naciones le confiere una gran fuerza. Es el primer bloque comercial del planeta y cuenta con la segunda divisa mundial, el euro. La tendencia a que las decisiones en política exterior sean comunes también le da mayor firmeza.

La UE mantiene asociaciones con los principales actores de la escena mundial, incluidas las potencias emergentes. Su meta es garantizar que las relaciones se basen en intereses y beneficios mutuos. La UE celebra cumbres periódicas con Canadá, China, la India, Japón, Rusia y Estados Unidos. Sus relaciones internacionales incluyen los siguientes ámbitos:

  • educación
  • medio ambiente
  • seguridad y defensa
  • delincuencia
  • derechos humanos.

Misiones de paz

La UE ha enviado misiones de paz a diversas zonas conflictivas del mundo. En agosto de 2008 impulsó el alto el fuego que puso fin a las hostilidades entre Georgia y Rusia y envió observadores para supervisar la situación (misión de observación de la UE en Georgia Elija traducciones del enlace precedente   English (en) ). Además, prestó ayuda humanitaria a las personas desplazadas por el conflicto.

En Kosovo ha desplegado una importante misión civil de policías, jueces y fiscales (EULEX Kosovo Elija traducciones del enlace precedente   English (en) ) para colaborar en el mantenimiento del orden público.

Instrumentos de intervención

La UE no tiene un ejército permanente, sino que, en el marco de su Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), recurre a las fuerzas que los países miembros ponen a su disposición para:

  • operaciones conjuntas de desarme
  • operaciones humanitarias y de rescate
  • asesoramiento y asistencia en cuestiones militares
  • prevención de conflictos y mantenimiento de la paz
  • gestión de crisis, por ejemplo restablecimiento de la paz y estabilización al término de los conflictos.

Desde 2003, la UE ha llevado a cabo cerca de 30 operaciones civiles y militares en tres continentes, todas ellas de respuesta a crisis:

  • pacificación tras el tsunami en Indonesia
  • protección de refugiados en Mali y la República Centroafricana
  • lucha contra la piratería en las costas de Somalia y el Cuerno de África.

La UE desempeña un importante papel como garante de la seguridad.

Desde enero de 2007, la UE cuenta con la capacidad necesaria para emprender operaciones de respuesta rápida, con dos agrupaciones tácticas de 1.500 efectivos cada una. En caso necesario, puede activar dos operaciones simultáneamente. Las decisiones relativas al despliegue competen a los ministros nacionales de los países de la UE reunidos en el Consejo de la UE.

Relaciones más estrechas con nuestros vecinos: Política Europea de Vecindad

La Política Europea de Vecindad (PEV) rige las relaciones de la UE con 16 de sus vecinos del sur y del este.

Al sur: Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Palestina (denominación que no supone el reconocimiento de Palestina como Estado y se entiende sin perjuicio de las posiciones sobre el reconocimiento de Palestina como Estado), Siria y Túnez.

Al este: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania.

Concebida con el fin de consolidar las relaciones de la UE con sus vecinos, esta política ofrece:

  • asociación política
  • integración económica
  • mayor movilidad a las personas.

Al ampliarse la UE, los países de Europa oriental y el Cáucaso meridional han pasado a ser nuestros vecinos más próximos. Su seguridad, estabilidad y prosperidad nos afecta cada vez más. Para profundizar en las relaciones entre la UE y sus seis vecinos del este, en 2009 se puso en marcha una iniciativa conjunta. la Asociación Oriental. La cooperación con los socios del este europeo (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania) es un elemento esencial de las relaciones exteriores de la UE.

A raíz de las revueltas de la Primavera Árabe, en 2011, la UE relanzó la Política Europea de Vecindad para dar más apoyo a aquellos socios que emprendieran reformas favorables a la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos. Se trata de fomentar en estos países un desarrollo económico integrador y la asociación con toda una serie de grupos y organizaciones en paralelo a las relaciones de la UE con los gobiernos.

Pero la UE también apoya a los países vecinos que afrontan conflictos y crisis. La UE es el principal donante de ayuda a las víctimas de la crisis en Siria, a quienes ha destinado más de 3.200 millones de euros desde 2011. También intenta ayudar a Libia en su difícil coyuntura política y de seguridad.

Además, la UE apoya de diversas formas las iniciativas internacionales por la paz en Oriente Medio. La UE es favorable a un acuerdo biestatal de convivencia entre un Estado palestino e Israel. La UE, la ONU, Estados Unidos y Rusia ("el cuarteto") colaboran para animar a ambas partes a alcanzar un acuerdo. Todos trabajan estrechamente con los socios regionales para hallar una solución pacífica al conflicto.

El programa nuclear iraní viene siendo uno de los principales focos de tensión internacional. El acuerdo alcanzado en noviembre de 2013 con la comunidad internacional fue un primer paso hacia la resolución del conflicto y representó un reconocimiento del papel de la UE en las conversaciones de paz en nombre de la comunidad internacional.

Asia y América Latina

La UE intensifica las relaciones con las agrupaciones regionales asiáticas y latinoamericanas. Con sus socios asiáticos, en rápido desarrollo, ha establecido "asociaciones reforzadas", acuerdos que combinan aspectos económicos, políticos, sociales y culturales. La UE también es firme partidaria de la integración regional en ambas zonas.

Balcanes Occidentales

Los países de los Balcanes Occidentales han manifestado su interés por incorporarse a la UE.

País Situación
Croacia Se adhirió a la UE en julio de 2013 como 28º país miembro
Montenegro, Serbia Negociaciones de adhesión en marcha
Antigua República Yugoslava de Macedonia La Comisión ha recomendado iniciar las negociaciones
Albania El Consejo ha aprobado la solicitud: Albania es "país candidato"
Bosnia y Herzegovina, Kosovo Solicitantes potenciales

Aunque Kosovo se declaró independiente de Serbia en 2008, su situación internacional sigue aún por decidir. Gracias al compromiso de la UE de impulsar las conversaciones, las dos partes alcanzaron un acuerdo en abril de 2013. Este resultado es clara muestra del empeño de los primeros ministros respectivos y de la anterior alta representante, Catherine Ashton, por normalizar las relaciones. Pero también pone de relieve el firme compromiso de la UE con la reconciliación en los Balcanes Occidentales.

Toma de decisiones en la política exterior de la UE

El máximo órgano decisorio de la Unión Europea es el Consejo Europeo, que reúne a los jefes de Estado o de Gobierno de los 28 países. Se reúne cuatro veces al año para definir los principios y las directrices políticas generales.

La función de la alta representante es lograr la mayor coherencia de la política exterior y de seguridad de la UE. La alta representante preside la reunión mensual del Consejo de Asuntos Exteriores, a la que asisten los 28 ministros de Asuntos Exteriores de la UE. Asiste además al Consejo Europeo e informa sobre las cuestiones de política exterior.

La mayoría de las decisiones de política exterior y de seguridad requieren el consenso de todos los países de la UE.

El papel del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) es apoyar a la alta representante. Ejerce la función de servicio diplomático de la UE. Una red de más de 139 delegaciones y oficinas en todo el mundo fomenta y protege los valores e intereses de Europa.