Recorrido de navegación

Agricultura


La política agrícola común de la UE tiene muchas utilidades: no solo ayuda a los agricultores a producir alimentos; también contribuye a proteger el medio ambiente, mejorar el bienestar de los animales y mantener la viabilidad de las comunidades rurales.

Lo importante es la calidad, no la cantidad

Queso parmesano © Van Parys Media

Queso parmesano auténtico, merecedor del sello de calidad de la UE.

La política agrícola de la UE ha modificado sus prioridades a lo largo de los años en función de los cambios que ha experimentado Europa. En la actualidad sus prioridades son:

  • permitir a los agricultores producir las cantidades suficientes de alimentos seguros y de alta calidad (cereales, productos lácteos, frutas, hortalizas, vino, etc.) para el consumidor europeo, contribuir a la diversificación de la economía rural y ofrecer el más alto nivel de protección al medio ambiente y a los animales
  • ayudar a los consumidores a elegir sus alimentos con conocimiento de causa gracias a sistemas voluntarios de etiquetado de calidad de la UE; estas etiquetas —que indican el origen geográfico y el uso de ingredientes o métodos tradicionales, incluida la producción ecológica— también contribuyen a que los productos agrícolas europeos sean competitivos en los mercados mundiales
  • fomentar la innovación en la agricultura y la transformación de alimentos, gracias a proyectos de investigación europeos, para incrementar la productividad y reducir el impacto medioambiental, aprovechando, por ejemplo, los subproductos y los residuos de las cosechas para producir energía
  • impulsar las relaciones comerciales justas con países en desarrollo: con la reducción de las subvenciones a las exportaciones agrícolas de la UE es más fácil para los países en desarrollo vender lo que producen.
Mercado © Bilderbox

Una amplia oferta a precios razonables, principio fundamental de la política agrícola de la UE.

Mirando al futuro

Entre los retos pendientes figuran la necesidad de duplicar la producción mundial de alimentos antes de 2050 para hacer frente al crecimiento de la población y al aumento del consumo de carne entre los consumidores que cuentan con más medios, teniendo en cuenta al mismo tiempo las repercusiones del cambio climático (pérdida de biodiversidad, deterioro de la calidad del suelo y del agua, etc.)

Como respuesta a esos retos, y siguiendo los deseos de los ciudadanos europeos, las prioridades de la política agrícola de la UE a partir de 2013 se inclinarán más hacia:

  • prácticas agrarias sostenibles
  • innovación, investigación y divulgación de los conocimientos
  • un sistema más justo de ayudas a los agricultores europeos.

¿Por qué gran parte del presupuesto de la UE se destina a ayudas a la agricultura?

La política agrícola se gestiona de manera mucho más centralizada, a escala europea, que otras políticas de la UE. Eso significa que los importes que los gobiernos nacionales dedicarían a este sector son gestionados en su lugar por la UE.

Pese a todo, el porcentaje de gasto agrario en el presupuesto de la UE ha descendido drásticamente, pasando de un máximo de casi el 70% en los años setenta a cerca de un 40% en nuestros días. Esto refleja tanto el aumento de las competencias de la UE en otros sectores como el ahorro derivado de las reformas. Desde 2004, la UE ha acogido a doce nuevos países miembros sin aumentar el gasto en el sector agrícola.

Comienzo

Agricultura

Publicado en febrero de 2013

Esta publicación forma parte de la serie “Comprender las políticas de la Unión Europea”


Comienzo



Síganos

Facebook

  • Comisión Europea – AgriculturaEnglish (en)

Comienzo

DIRECCIÓN DE CONTACTO

Información general

Llame al
00 800 6 7 8 9 10 11 Consultar detalles del servicio

Preguntas por correo electrónico

Direcciones de contacto y visitas a las instituciones, contactos con la prensa

Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?