Aviso jurídico | Cookies | El sitio Europa | Búsqueda | Dirección de contacto
Tratado de LisboaSaltar la barra de selección de idioma (atajo de teclado=2)
EUROPA > Tratado de Lisboa > Llevar a Europa al siglo XXI
Llevar a Europa al siglo XXILlevar a Europa al siglo XXI

Llevar a Europa al siglo XXI

Bebés dispuestos en círculo forman el símbolo de la UE

Europa ya no es la misma que hace 50 años, como tampoco lo es el resto del mundo.

Hoy más que nunca, en un mundo globalizado que no deja de cambiar, Europa debe afrontar problemáticas nuevas: mundialización de la economía, evolución demográfica, cambio climático, abastecimiento energético, nuevas amenazas para la seguridad.

Los Estados miembros no están ya en condiciones de afrontar en solitario todos estos nuevos retos, que no conocen fronteras. Sólo un esfuerzo colectivo a escala europea permitirá hacerlo y responder a las preocupaciones de los ciudadanos. Pero, para ello, Europa tiene que modernizarse. Necesita instrumentos eficaces y coherentes adaptados no sólo al funcionamiento de una Unión recientemente ampliada de 15 a 27 miembros, sino también a las rápidas transformaciones del mundo actual. Esto implica renovar las normas de la vida en común establecidas en los Tratados.

Este es el objetivo del Tratado firmado en Lisboa el 13 de diciembre de 2007. Al acordar esas nuevas normas, los Jefes de Estado o de Gobierno tenían presentes los cambios políticos, económicos y sociales que se estaban produciendo y la necesidad de responder a las esperanzas y expectativas de los ciudadanos europeos. El Tratado de Lisboa establece qué puede y no puede hacer la UE, y qué medios puede utilizar. Modifica la estructura de las instituciones europeas y sus métodos de trabajo, para que puedan dar mejor servicio a la democracia y a los valores fundamentales de la Unión.

Este Tratado es el fruto de negociaciones entre los Estados miembros reunidos en la Conferencia Intergubernamental, en la que participaron también la Comisión y el Parlamento Europeo. Ha sido ratificado por los 27 Estados miembros. Cada uno de ellos podía elegir su propio método de ratificación, de acuerdo con sus normas constitucionales.

El Tratado entró en vigor el 1 de diciembre de 2009, según lo dispuesto en su artículo 6.

Aviso jurídico | Cookies | El sitio Europa | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba