Aviso jurídico | Cookies | El sitio Europa | Búsqueda | Dirección de contacto
Tratado de LisboaSaltar la barra de selección de idioma (atajo de teclado=2)
EUROPA > Tratado de Lisboa > El Tratado en pocas palabras > La Unión Europea en el Mundo
Llevar a Europa al siglo XXILlevar a Europa al siglo XXI

La Unión Europea en el Mundo

Al promover sus valores e intereses a escala internacional, la UE actúa como principal potencia comercial del planeta y primera prestadora de ayuda a los países en desarrollo. Gracias al Tratado de Lisboa, Europa se expresará con más claridad en sus relaciones exteriores.

Para mantener su libertad, seguridad y prosperidad, Europa tiene que realizar su potencial a escala mundial. En un mundo globalizado, ningún país puede enfrentarse en solitario a la seguridad del abastecimiento energético, el cambio climático, el desarrollo sostenible, la competitividad de la economía y el terrorismo. Se necesita una respuesta que sólo está al alcance de la UE en su conjunto.

El Tratado de Lisboa introduce dos novedades que tienen importantes consecuencias para la acción exterior de la Unión. Se trata de las figuras de Presidente “permanente” del Consejo Europeo (con un mandato renovable de dos años y medio) y de Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión, que vela por la coherencia de la actuación exterior de la Unión. Así la UE puede ejercer una labor más sólida y eficaz a nivel internacional. Al conectar las distintas facetas de su política exterior (diplomacia, seguridad, comercio, desarrollo, ayuda humanitaria, negociaciones internacionales, etc.) la UE está en condiciones de expresarse con más claridad ante sus países socios y las organizaciones de todo el mundo.

El impacto de las actuaciones de la UE también queda reforzado gracias al nuevo Servicio de Acción Exterior, que presta su ayuda al Alto Representante recurriendo a los medios de que disponen las instituciones y los Estados miembros de la UE.

El Tratado atribuye a la UE una personalidad jurídica única. En adelante, la Unión puede celebrar acuerdos internacionales y participar en organizaciones internacionales. Habla y actua como una sola entidad.

El Tratado de Lisboa da mayor visibilidad a los principios en los que se basa la UE: democracia, Estado de Derecho, derechos humanos y libertades fundamentales y respeto de la dignidad humana, la igualdad y la solidaridad. Por primera vez se establece una base jurídica específica para la ayuda humanitaria y se abre la puerta a la creación de un Cuerpo Voluntario Europeo de Ayuda Humanitaria.

Además de definir el papel de la UE en el mundo, el Tratado de Lisboa contempla una Política Común de Seguridad y Defensa y la reconoce como parte integrante de la Política Exterior y de Seguridad Común. Se introduce una "cláusula de solidaridad" que prevé la actuación conjunta de la Unión y los Estados miembros si un Estado miembro es objeto de un ataque terrorista.

Aviso jurídico | Cookies | El sitio Europa | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba