RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Seguridad marítima: seguridad de las operaciones de carga y descarga de graneleros

Existen normas específicas que refuerzan la seguridad de los graneleros que hacen escala en terminales de los Estados miembros para el embarque o desembarque de cargas sólidas a granel.

ACTO

Directiva 2001/96/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de diciembre de 2001, por la que se establecen requisitos y procedimientos armonizados para la seguridad de las operaciones de carga y descarga de graneleros [véanse actos modificativos].

SÍNTESIS

Esta Directiva establece las exigencias y los procedimientos en relación con la aptitud de los graneleros y de las terminales, fija las obligaciones del capitán y de la terminal y reglamenta el intercambio de información entre ellos.

Se aplica a:

  • todos los graneleros, con independencia del pabellón que enarbolen, que recalen en una terminal para el embarque o desembarque de cargas sólidas a granel;
  • todas las terminales establecidas en los Estados miembros en las que atraquen graneleros y que entren en el ámbito de aplicación de la presente Directiva.

La Directiva excluye las terminales que acojan graneleros sólo en circunstancias excepcionales.

Con este fin, la Directiva enumera los requisitos relativos a la aptitud de los graneleros. En particular, las bodegas de carga, las escotillas, las luces, los computadores de carga, las máquinas y el material necesario para las operaciones de fondeo y atraque deben ser conformes a las condiciones restablecidas por la presente Directiva. El cumplimiento de estos criterios de aptitud es verificado por las terminales en donde hacen escala los graneleros.

Por lo que respecta a las propias terminales, la Directiva exige que cumplan las siguientes condiciones:

  • aptitud en relación con la contratación de graneleros, el material de carga y descarga y la formación y las tareas del personal de las terminales;
  • designación de un representante como persona responsable de la carga y descarga de los graneleros que hacen escala en la terminal;
  • entrega a los graneleros de unos cuadernillos con toda la información necesaria para facilitar las operaciones de manipulación de la carga en la terminal;
  • establecimiento y mantenimiento de un sistema de control de calidad basado en la serie de normas ISO 9001:2000.

La Directiva agrupa las responsabilidades y obligaciones del capitán del granelero y del representante de la terminal. Asimismo, estipula los procedimientos que deben observar el capitán y el representante de la terminal antes y durante las operaciones de carga y descarga, haciendo especial hincapié en la necesidad de la debida comunicación y cooperación entre el buque y la terminal.

Debe establecerse un plan de carga y descarga, y deben definirse claramente las responsabilidades del capitán y del representante de la terminal.

Las responsabilidades del capitán son las siguientes:

  • garantizar la seguridad de las operaciones de carga y descarga del granelero;
  • notificar a la terminal, con suficiente antelación, la hora prevista de llegada del buque, así como todo los detalles relativos al granelero y al desarrollo de las operaciones;
  • cerciorarse de que ha recibido la información de la carga prevista por el Convenio SOLAS de 1974 (Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar);
  • cumplir todas sus obligaciones antes de las operaciones y durante el desarrollo de las mismas.

Las responsabilidades del representante de la terminal son las siguientes:

  • facilitar al capitán información relativa al sitio donde tendrán lugar las operaciones, la velocidad máxima autorizada, las disposiciones particulares y las limitaciones aplicables;
  • cerciorarse de que se ha notificado al capitán lo antes posible la información que consta en la declaración de carga;
  • notificar sin demora al capitán y a la autoridad de control del Estado del puerto cualquier posible deficiencia observada a bordo de un granelero que pueda poner en peligro la seguridad;
  • cumplir todas sus obligaciones antes de las operaciones y durante el desarrollo de éstas.

Esta Directiva reconoce el principio de intervención de las autoridades competentes de los Estados miembros en caso de que las operaciones de manipulación de la carga den lugar a situaciones que puedan poner en peligro la seguridad del buque. La Directiva limita la posibilidad de intervención de las autoridades competentes a aquellos casos en que el capitán y el representante de la terminal no lleguen a un acuerdo en torno a las medidas que deben adoptarse en tales casos, ya que la responsabilidad primordial por la seguridad de las operaciones de carga y descarga de un buque recae siempre en el capitán.

No obstante, si la estructura del buque ha sufrido daños que ponen en peligro la seguridad, la Directiva prevé asimismo la intervención de las autoridades del Estado rector del puerto para decidir, previa consulta con la administración del Estado de abanderamiento o con la organización reconocida que actúe en su nombre, si es preciso efectuar reparaciones. Cuando ello sea necesario o deseable, las autoridades del Estado rector del puerto podrán confiar en los conocimientos técnicos de una organización reconocida por la Unión Europea (UE) para que ésta decida sobre la necesidad y urgencia de reparar los daños.

La Directiva exige a los Estados miembros que supervisen la aplicación de sus disposiciones y elaboren cada tres años los informes correspondientes para que la Comisión pueda recopilar y procesar toda esa información a fin de evaluar la aplicación de la Directiva.

Por último, es necesaria una notificación a la Organización Marítima Internacional (OMI) de la adopción de la Directiva, de conformidad con la Resolución A.797(19) de la Asamblea de la OMI, que exige confirmación de que las terminales de embarque y desembarque de cargas sólidas a granel se ajustan a los códigos y recomendaciones de la OMI sobre cooperación entre buque y tierra.

El Comité de Seguridad Marítima y Prevención de la Contaminación por los Buques asiste a la Comisión en la aplicación de la presente Directiva.

Contexto

La presente Directiva se elaboró a raíz de la adopción del Código de prácticas para la seguridad de las operaciones de carga y descarga de graneleros (Código BLU "Bulk, Loading and Unloading"), realizada por la Organización Marítima Internacional (OMI) en diciembre de 1997. Estas medidas tienden a reducir el número de accidentes de navegación en los que están implicados graneleros durante las operaciones de embarque o desembarque de cargas sólidas a granel.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de incorporación en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2001/96/CE [adopción: codecisión COD/2000/121]5.2.20025.8.2003DO L 13 de 16.1.2002

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de incorporación en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2002/84/CE29.11.200223.11.2003DO L 324 de 29.11.2002

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 2001/96/CE se han incorporado al texto de base. Esta versión consolidada (pdf ) sólo tiene un valor documental.

Última modificación: 21.02.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba