RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Seguridad marítima: régimen de reconocimientos obligatorio para los servicios regulares de transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad

El objetivo de la presente Directiva es incrementar la seguridad de los servicios regulares de transporte marítimo de pasajeros imponiendo para su explotación el cumplimiento de los criterios de seguridad mediante un sistema de reconocimientos obligatorio y permitir que los Estados miembros realicen, participen o colaboren en toda investigación sobre accidentes e incidentes marítimos.

ACTO

Directiva 1999/35/CE del Consejo, de 29 de abril de 1999, sobre un régimen de reconocimientos obligatorio para garantizar la seguridad en la explotación de servicios regulares de transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad [Diario Oficial L 138 de 1.6.1999] [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

La Directiva se aplica a todo transbordador de carga rodada y nave de pasaje de gran velocidad que preste servicio regular con origen o destino en un puerto de un Estado miembro, con independencia del pabellón que enarbole, cuando realice viajes internacionales en zonas marítimas de la clase A. Los Estados miembros pueden ampliar el ámbito de aplicación a los viajes nacionales en otras zonas marítimas.

La Directiva tiene por objeto:

  • establecer las condiciones de seguridad para la explotación de servicios regulares de transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad con origen o destino en puertos de los Estados miembros;
  • permitir que los Estados miembros realicen, participen o colaboren en toda investigación sobre accidentes marítimos en que se vean envueltos buques que presten esos servicios.

Se entiende por servicio regular una serie de travesías efectuadas entre dos o más puertos, o una serie de viajes con origen o destino en un mismo puerto sin escalas intermedias:

  • ajustándose a unos horarios públicos, o
  • con una regularidad o frecuencia que la convierta en una serie sistemática reconocible.

La Directiva establece las condiciones para la explotación de servicios regulares de transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad. Los Estados miembros deberán comprobar:

- que las compañías que exploten o tengan intención de explotar dichos buques o naves:

  • adopten las medidas necesarias para garantizar que se aplican las prescripciones específicas que figuran en el Anexo 1 (posibilidad de que el capitán tome las decisiones necesarias para la seguridad, registro de las actividades e incidentes de la navegación, notificación de toda avería de las puertas exteriores del forro, información general sobre los servicios disponibles para las personas de edad avanzada o aquejados de minusvalías, etc.)
  • no impedir a los Estados de acogida ni a ningún otro Estado miembro con interés significativo que realice, participe plenamente o coopere en la investigación de un siniestro ni negarle acceso a la información recuperada del RDT (registrador de datos de la travesía) de los buques o naves involucrados en un siniestro;

- en el caso de los buques y naves que enarbolen el pabellón de un Estado no-miembro, informar a los Estados de acogida de que la administración del Estado de abanderamiento ha aceptado el compromiso de la compañía de cumplir las prescripciones establecidas por la presente Directiva.

- que los transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad cumplan los requisitos siguientes:

  • disponer de un certificado válido de la administración del Estado de abanderamiento;
  • ser objeto de reconocimientos para la expedición de certificados con arreglo a las disposiciones de la OMI;
  • cumplir las normas de clasificación especificadas para la construcción y el mantenimiento del casco, la maquinaria y las instalaciones eléctricas y automáticas;
  • estar provistos de un registrador de datos de la travesía (RDT) que facilite información en caso de siniestro;
  • ser conformes a los requisitos de estabilidad específicos adoptados al nivel regional, a condición de que estos requisitos no vayan más allá de los especificados en el anexo de la Resolución 14 de la Conferencia SOLAS de 1995.

La Directiva establece que el Estado de acogida debe llevar a cabo un reconocimiento específico inicial con arreglo a las disposiciones de los anexos 1 y 3, para asegurarse de que el transbordador de carga rodada o nave de pasaje de gran velocidad reúne todas las condiciones para prestar servicio regular y seguro con origen o destino en uno o varios de sus puertos. Este reconocimiento podrá efectuarse:

  • con anterioridad a la entrada en servicio regular del buque o nave,
  • o bien, si los buques ya están prestando servicio, 12 meses después de la fecha de aplicación de la Directiva.

También deberán efectuarse cada 12 meses:

  • un reconocimiento específico, de conformidad con el anexo III y
  • un reconocimiento en el curso de un servicio regular que incluya un número suficiente de puntos de entre los enumerados en los anexos I, III y V para que el Estado de acogida pueda cerciorarse que el transbordador o la nave siga cumpliendo todas las condiciones de seguridad necesarias para su explotación.

También se efectuarán reconocimientos específicos cada vez que el transbordador de carga rodada o nave de pasaje de gran velocidad se someta a reparaciones, alteraciones o modificaciones de importancia, cambie de armador o de bandera o sea transferido a otra clase.

Los transbordadores de carga rodada y naves de pasaje de gran velocidad que superen los reconocimientos específicos a satisfacción de los Estados de acogida quedan exentos de las inspecciones ampliadas establecidas en la Directiva 95/21/CE.

Si en el curso de estos reconocimientos se establece que existen deficiencias, los Estados de acogida han de exigir a la compañía que tome las medidas necesarias para rectificarlas. Una vez rectificadas, los Estados de acogida interesados deben verificar que dicha rectificación es plenamente satisfactoria y, de no ser así, impedir la utilización del transbordador o la nave. La Directiva prevé el derecho de una compañía a impugnar una prohibición de explotación.

La Directiva recoge la posibilidad de que los Estados que tengan un interés significativo participen en toda investigación sobre siniestros o incidentes marítimos en que se haya visto envuelto un transbordados de carga rodada o nave de pasaje de gran velocidad que preste servicio regular con origen o destino en un puerto de la Comunidad.

La Directiva dispone diversas medidas de acompañamiento:

  • la colaboración entre el Estado de acogida y la administración del Estado de abanderamiento interesado sobre la pertinencia de las exenciones;
  • la creación de sistemas costeros de guía para la navegación;
  • la transmisión a la Comisión de una copia de los informes de reconocimiento obligatorio;
  • la capacidad de aplicar un sistema integrado de planes de emergencia a bordo;
  • el establecimiento de restricciones de explotación.

La Comisión debe crear una base de datos con la información de los informes de inspección facilitados por los Estados miembros. Las condiciones de acceso a la base de datos se decidirán de conformidad con el procedimiento establecido en la Directiva.

Los Estados miembros informarán de las prescripciones impuestas a toda compañía que preste servicio regular con origen o destino en un puerto de la Comunidad a los terceros países que tengan responsabilidades de Estado de abanderamiento o Estado de acogida.

Los Estados miembros establecerán el sistema de sanciones aplicables en caso de infracción de las disposiciones nacionales adoptadas en aplicación de la presente Directiva y tomarán todas las medidas necesarias para garantizar la aplicación de dichas sanciones.

Directiva 2002/84/CE

Posteriormente, la Directiva 2002/84/CE ha permitido adaptar el sistema y facilitar su actualización ulterior, en función de la evolución de los principales convenios, resoluciones y otros acuerdos que han entrado en vigor en el plano internacional.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigor - Fecha de expiraciónPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 1999/35/CE1.6.19991.12.2000DO L 138 de 1.6.1999

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2002/84/CE29.11.200223.11.2003DO L 324 de 29.11.2002
 
Última modificación: 06.09.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba