RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 14 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Infraestructura ferroviaria: contratos plurianuales

Para aumentar al máximo la calidad de las infraestructuras de transporte europeas, la Comisión apoya la utilización de contratos plurianuales como modalidad de financiación a largo plazo.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 6 de febrero de 2008 – «Contratos plurianuales en pro de la calidad de la infraestructura ferroviaria» [COM(2008) 54 final – No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión aboga por generalizar el sistema de contratos plurianuales entre el Estado y el administrador de las infraestructuras ferroviarias para mejorar la calidad y el mantenimiento de las infraestructuras en este sector.

Marco jurídico y requisitos legales en materia de infraestructura ferroviaria

La legislación actual de la Unión Europea (UE) requiere que se definan medidas para disminuir los costes de la dotación de infraestructuras, así como sus gastos de utilización, teniendo en cuenta a su vez la seguridad y preservando la calidad del servicio de infraestructura. Sin embargo, no existe ninguna obligación a escala europea sobre el control del servicio de infraestructura.

Los Estados miembros pueden optar por cumplir esta obligación mediante medidas reglamentarias y/o acuerdos contractuales denominados «contratos plurianuales», celebrados por un período mínimo de tres años. La situación en materia de contratos plurianuales varía mucho en los distintos Estados miembros. En efecto, la mitad de ellos no recurre a ese tipo de contratos ni tiene previsto hacerlo.

Además de estas normas, las directivas ferroviarias de la UE establecen disposiciones útiles en materia de aplicación, a saber:

  • los Estados miembros deben adoptar las medidas necesarias para el desarrollo de su infraestructura nacional;
  • Los gastos e ingresos de los administradores de infraestructura han de compensarse en un plazo razonable.

Se aplican otras disposiciones particulares en lo que se refiere a la validez y la transparencia de las transferencias de fondos públicos, por el requisito de independencia de gestión impuesto al administrador de la infraestructura y por la naturaleza económica de sus actividades.

Función de los contratos plurianuales

La disponibilidad y la calidad de la infraestructura tienen una influencia considerable en la competitividad del sector ferroviario. Ahora bien, el mantenimiento de la infraestructura no siempre cuenta con los medios necesarios que las empresas ferroviarias podrían esperar para poder competir con los demás medios de transporte. Casi un tercio de los administradores declara que los fondos de que dispone son insuficientes para mantener la red.

Si se negocia y prepara de forma adecuada, un contrato plurianual ofrece varias ventajas. Sus funciones concretas son las siguientes:

  • Ofrecer un marco de financiación a largo plazo del mantenimiento para obligar a ambas partes a adoptar una estrategia a largo plazo y desarrollar programas de mantenimiento basados en la futura demanda de servicios. En efecto, es importante que la infraestructura ferroviaria responda a las futuras pautas en la demanda de transporte para que provoque un aumento del tráfico y de los ingresos. Además, estos contratos permiten llegar a compromisos entre los intereses de los contribuyentes y de los usuarios, entre mantenimiento y calidad de la red y entre mantenimiento a corto plazo y renovación.
  • Completar el sistema de tarificación mediante las transferencias efectuadas en el contexto de estos contratos para garantizar la estabilidad financiera. Un contrato plurianual debe ajustarse al marco de tarificación, que a su vez debe atenerse a las normas vigentes en materia de tarificación.
  • Capacidad de lograr un control efectivo de los costes, planificando a largo plazo el mantenimiento ferroviario para que disminuyan los costes unitarios. Este enfoque permite adaptar el volumen de trabajo sin modificar los planes en el último momento. En efecto, con una dotación plurianual, el administrador puede utilizar los fondos con mayor flexibilidad y responder mejor a las necesidades económicas, en lugar de tener que aplicar las normas estrictas en materia de gasto público.
  • Capacidad de establecer la evaluación comparativa y la supervisión por los órganos reguladores, fijando con mayor precisión los objetivos de rendimiento. En efecto, con objetivos más precisos, se puede evaluar la posición relativa de los administradores de infraestructura y definir la rentabilidad en función de los elementos de coste del administrador de infraestructuras nacional, así como su rendimiento frente a los demás administradores.
  • Mejorar las prestaciones, basándose en pagos vinculados a los resultados obtenidos (en lugar de indemnizar al administrador de infraestructura por un tipo específico de gasto), y reforzar el control de calidad. Los criterios de calidad se dividen en dos categorías: indicadores basados en la calidad del servicio ferroviario (velocidad y seguridad) e indicadores basados en la dotación de infraestructuras (costes de mantenimiento por km de vía o porcentaje de líneas sujetas a limitaciones de velocidad temporales).
  • Garantizar la eficacia de los acuerdos contractuales incluyendo, entre otros puntos, sanciones que penalicen los casos de incumplimiento. El mecanismo de control ha de corresponder a un organismo independiente, en vez de a una de las dos partes del contrato. Las sanciones pueden consistir en multas, una reducción de la aportación financiera o la sustitución de los superiores jerárquicos del administrador de la infraestructura. Las sanciones han de ser progresivas y proporcionadas a la infracción.

Los Estados miembros y sus administradores de infraestructuras deben celebrar contratos plurianuales que se ajusten al plan estratégico nacional de transporte y al plan empresarial del administrador de infraestructuras. El Estado debe consultar a los interesados sobre toda propuesta de contrato plurianual antes de autorizar un nuevo contrato o renegociar las disposiciones vigentes.

Los administradores de infraestructuras deben comprobar el estado de las vías como mínimo una vez al año en todas sus líneas, y con mayor frecuencia en el caso de las líneas principales, y avisar si consideran que la calidad de las infraestructuras se está deteriorando.

Contexto

Unos años tras la adopción del paquete sobre la infraestructura ferroviaria, las consultas realizadas por la Comisión han puesto de manifiesto la preocupación en lo que se refiere a la financiación sostenible de la infraestructura existente, a la calidad del servicio de infraestructura y a los medios que permitan mejorar las prestaciones de los administradores.

Última modificación: 21.04.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba