RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Cooperación euromediterránea

Archivos

1) OBJETIVO

Definir las grandes líneas de la cooperación euromediterránea en los sectores del transporte y la energía para el período 2000-2006, a fin de crear una nueva dinámica en el sector de los transportes y reforzar la ya existente en el sector energético.

El foro euromediterréaneo de la energía, que tendrá lugar en septiembre de 2007, brindará la ocasión de revisar los progresos alcanzados en las diferentes áreas de cooperación energética, así como de definir las orientaciones futuras y las prioridades para el período 2007-2010.

2) MEDIDA COMUNITARIA

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, del 7 de marzo de 2001, "aumentar la cooperación euromediterránea en los sectores del transporte y la energía".

3) CONTENIDO

Contexto

Las relaciones entre la Unión Europea y los países mediterráneos se gobiernan desde la Asociación Euromediterránea, creada en Barcelona en 1995 ("Proceso de Barcelona") y constituida por 12 países socios de la cuenca del Mediterráneo: Argelia, Chipre, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Malta, Marruecos, Autoridad Palestina, Siria (Mashreq), Túnez (Magreb) y Turquía (Libia asiste como observador). La Asociación cubre una amplia gama de políticas.

La presente Comunicación se inscribe en el marco de una serie de iniciativas recientes de la Comunidad, destinadas a consolidar la Asociación Euromediterránea (una de las prioridades de la Comisión para el año 2002) y entre las que se incluye la Comunicación de septiembre de 2000 titulada "Un nuevo impulso para el Proceso de Barcelona". La Comunicación está inspirada en iniciativas de la Comisión de carácter más general como el Libro Verde sobre la seguridad de abastecimiento energético y el proyecto de Libro Blanco sobre la política común de transportes.

Las políticas de transportes y energía son un elemento de la Asociación que resulta capital tanto para los Estados miembros de la Unión como para los socios mediterráneos, debido a las perspectivas de creación de una gran zona de libre comercio euromediterránea para el año 2010 (objetivo principal de la Declaración de Barcelona) y a las previsiones de aumento significativo de la población de los doce socios mediterráneos y la presión que esto generará en los dos ámbitos en cuestión.

EL SECTOR DEL TRANSPORTE

Las modalidades de transporte más importantes en esta región son el transporte aéreo y el marítimo. Este sector debe reestructurarse si se quiere atraer inversiones a la región y permitir el buen funcionamiento de la zona euromediterránea de libre comercio en vías de creación. Pese a haberse creado un marco dinámico en este ámbito (el Foro Euromediterráneo de los Transportes), los resultados obtenidos hasta el momento están aún lejos del mandato político fijado en Barcelona, cuyos puntos clave son las infraestructuras, la organización de las operaciones de transporte y la libertad de prestación de servicios en el transporte internacional, la seguridad y la protección del medio ambiente.

A estos efectos, la Comisión ha establecido cuatro ámbitos prioritarios: la reforma administrativa, la definición y el fomento de una red transmediterránea de transporte multimodal, el transporte marítimo y aéreo, y el sistema global de navegación por satélite (Galileo).

Reforma administrativa

El marco institucional y reglamentario vigente en este sector es causa de numerosos puntos de congestión del sistema de transporte (protagonismo estatal, competencia insuficiente, etc.). En este sentido, la Comisión considera fundamentales para la reforma los siguientes tres puntos:

  • adaptación del marco institucional, legislativo y reglamentario,
  • aproximación de las normas (sociales, técnicas, medioambientales, de seguridad, etc.),
  • mejora de la interacción entre los servicios de transporte y las aduanas, la policía de inmigración, el sector bancario y el de los seguros.

Definición y fomento de una red transmediterránea de transporte multimodal

Las características de esta red son los siguientes:

  • instauración de un sistema de transporte multimodal aeromarítimo al que se añadirán, en una segunda fase, conexiones terrestres (en particular, entre los puertos y el interior),
  • interconexión con las Redes Transeuropeas (RTE) de transporte,
  • una dimensión Sur-Sur.

La financiación de las infraestructuras será objeto de una reflexión profunda. Está previsto crear una asociación entre los sectores público y privado que permita movilizar fondos MEDA (el instrumento financiero de la Asociación Euromediterránea) para realizar estudios de viabilidad y trabajos preparatorios. El desarrollo de las infraestructuras debe encuadrarse en la perspectiva de un desarrollo sostenible y, por lo tanto, tener en cuenta el impacto medioambiental.

Transporte marítimo y aéreo

Los ámbitos prioritarios para estas dos modalidades de transporte son: la seguridad, el transporte marítimo de corta distancia y la aproximación de las políticas de transporte aéreo a nivel euromediterráneo.

La Comunicación prevé una reflexión sobre el refuerzo de la seguridad en el transporte marítimo, sobre todo, en lo que atañe a pasajeros y sustancias peligrosas. Las recientes catástrofes marítimas (Erika e Ievoli Sun) han puesto de relieve la importancia de la seguridad marítima y especialmente del transporte de petróleo y sustancias químicas, que, en caso de accidente, repercuten con una gravedad especial en un mar cerrado como es el Mediterráneo.

Asimismo, la seguridad debe reforzarse también en el transporte aéreo, aspecto en el que cabría considerar la posibilidad de estrechar la cooperación con la UE y los países candidatos, con vistas a proporcionar una asistencia general de carácter técnico a los países mediterráneos.

Dadas las distancias y la falta de vías terrestres practicables, el transporte marítimo de corta distancia reviste una gran importancia estratégica en el Mediterráneo. En este sentido, conviene hacer más atractiva esta modalidad de transporte, abordando los aspectos técnicos, administrativos y reglamentarios del transporte marítimo de corta distancia, sobre todo, en lo que atañe a los puertos.

La aproximación de las políticas de transporte aéreo tiene una importancia capital si se considera lo que está en juego en materia de turismo en la región. Debe preverse la liberalización de este sector, para lo cual podrían establecerse debates entre la Unión y los socios mediterráneos.

Sistema global de navegación por satélite (Galileo)

La ampliación de este sistema a la zona del Mediterráneo resulta primordial para la creación de una red transmediterránea de transporte y para la cohesión de los sistemas de transporte a escala regional y mundial. En este sentido, es esencial que los socios mediterráneos participen en Galileo, el programa de la Unión Europea dedicado a crear un sistema europeo de navegación por satélite de cobertura mundial.

EL SECTOR DE LA ENERGÍA

La energía es un sector de colaboración importante, principalmente por dos razones vinculadas a la seguridad de abastecimiento energético de la UE:

  • La importancia geográfica de los países socios: los países mediterráneos se benefician de la proximidad geográfica con la UE, importador de energía, y con los países exportadores hacia la UE como, por ejemplo, los países del Golfo y del Cáucaso.
  • Las grandes reservas de petróleo y gas de algunos países socios, que ofrecen una seguridad de abastecimiento muy importante para la UE, que depende ampliamente de fuentes de energía externas.

Dado el fuerte aumento de población previsto para el Mediterráneo, estos países necesitan movilizar fuentes de financiación suplementarias.

En estos momentos la cooperación euromediterránea está ligeramente más avanzada en el ámbito de la energía que en el del transporte. Se ha establecido un marco de cooperación (el Foro Euromediterráneo de la Energía) y un plan de acción que abarca el período 1998-2002.

El Foro de Granada del año 2000 (tercer foro) constituyó una etapa importante del proceso de cooperación. En él se establecieron prioridades en cuatro ámbitos principales.

Reforma del marco legislativo y reglamentario, y reestructuración de la industria energética

La reforma del marco jurídico y reglamentario del sector se haría en paralelo a la reforma ya emprendida por los Estados miembros. En los países socios, el sector se caracteriza en general por un monopolio centralizado y controlado por el Estado, por lo que es necesario introducir una reforma global si se quiere satisfacer las exigencias de competencia del mercado. Dicha reforma es aún más necesaria dado el objetivo perseguido por la Asociación en cuanto a crear, a largo plazo, una zona de libre comercio entre las partes.

Entre las medidas de liberalización que deberían aplicarse están: la instauración de autoridades reguladoras independientes, la separación de los tipos de actividades, la reducción de las subvenciones y el fomento de la participación privada.

La UE está también interesada en lograr la adhesión de los países socios al Tratado de la Carta de la Energía.

Integración de los mercados mediterráneos y desarrollo de las interconexiones

Con vistas a garantizar la seguridad de abastecimiento energético, está previsto interconectar las infraestructuras tanto entre los propios países mediterráneos como entre éstos y la UE. Asimismo, es necesario acometer la modernización de las infraestructuras actuales y también está prevista la ampliación de INOGATE, el programa de la UE destinado a fomentar la construcción y la interconexión de las infraestructuras de gas y petróleo entre la UE y regiones como la del Mar Caspio.

Desarrollo sostenible y utilización de energías renovables

El desarrollo sostenible de los países socios en este sector se basa en los requisitos de eficacia energética, ahorro de energía y protección del medio ambiente. Las energías renovables desempeñan un papel fundamental y contribuyen a diversificar las fuentes de energía, por lo que su uso debería contribuir significativamente a la reestructuración del sector. La cooperación entre la UE y los países socios puede incluir también el empleo de mecanismos de flexibilidad previstos para los objetivos de Kioto.

El foro euromediterréaneo de la energía, que tendrá lugar en septiembre de 2007, brindará la ocasión de revisar los progresos alcanzados en las diferentes áreas de cooperación energética, así como de definir las orientaciones futuras y las prioridades para el período 2007-2010.

4) PLAZO PARA LA APLICACIÓN DE LA NORMATIVA EN LOS ESTADOS MIEMBROS

No aplicable

5) FECHA DE ENTRADA EN VIGOR (si no coincide con la fecha anterior)

6) REFERENCIAS

COM (2001) 126 final
Aún no publicado en el Diario Oficial

7) TRABAJOS POSTERIORES

8) MEDIDAS DE APLICACIÓN DE LA COMISIÓN

Última modificación: 01.06.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba