RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Rumania

Archivos

REFERENCIAS

Dictamen de la Comisión [COM (97) 2003 final - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (98) 702 final - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (98) 710 final - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2001) 700 final - SEC (2001) 1753 - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2002) 700 final - SEC (2002) 1409 - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2003) 676 final - SEC (2003) 1211 - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2004) 657 final - SEC (2004) 1200 - no publicado en el Diario Oficial]
Informe de la Comisión [COM (2005) 534 final - SEC (2005) 1354 - no publicado en el Diario Oficial]
Tratado de adhesión a la Unión Europea [Diario Oficial L 157 de 21.6.2005]

SÍNTESIS

En su dictamen de julio de 1997 la Comisión Europea consideraba que Rumania había realizado progresos en la incorporación del acervo comunitario en materia de transporte. Sin embargo, su ingreso en el mercado interior de transportes seguía estando supeditado a la rápida adaptación de ese acervo; el sector marítimo y el sector del transporte de mercancías por carretera constituían la principal fuente de problemas al respecto, principalmente en lo que se refiere a la seguridad, pero también se consideraba que el sector ferroviario requería un esfuerzo. Asimismo, la Comisión instaba a Rumania a que arbitrara las medidas necesarias para sentar las bases de la futura red transeuropea de transporte ampliada a los países candidatos y a que solucionara rápidamente las insuficiencias actuales de la red vial. Por otra parte, afirmaba que era necesario que se reforzasen rápidamente y de forma substancial las estructuras administrativas, incluidos los organismos de control, por ejemplo, de la seguridad.

El informe de noviembre de 1998 constataba que, a pesar de los importantes progresos realizados en materia de armonización legislativa, Rumania debía seguir esforzándose, sobre todo en lo que se refería a la seguridad vial y marítima. Por el contrario, no se había registrado ningún progreso en lo que se refería a la administración. Debía elaborarse un programa detallado que determinase los órganos competentes de la gestión del acervo y determinase las necesidades en materia de formación.

El informe de octubre de 1999 constataba que, a pesar de haberse registrado globalmente algunos progresos en el sentido de la consolidación de la capacidad administrativa, debía trabajarse aún en una serie de aspectos y, concretamente, en el control técnico de los vehículos, en las inspecciones de las carreteras, en la certificación de la seguridad de los ferrocarriles, en la seguridad del transporte aéreo y en la aplicación del acervo relativo a la seguridad marítima.

En el año 2000 Rumania había progresado especialmente en la transposición y la aplicación del acervo de transportes. Si bien los aspectos técnicos de la transposición apenas planteaban problemas, se preveía que la aplicación de las distintas leyes adoptadas podría ser larga y compleja y que Rumania debería velar por asignar los suficientes recursos financieros para aplicar directivas que exigen grandes inversiones.

El informe de noviembre de 2001 señalaba que Rumania progresaba en la armonización de su legislación. No obstante, aún debía centrarse a corto plazo en tres temas concretos: la armonización fiscal de los transportes por carretera, la seguridad marítima y la reestructuración de TAROM, la compañía aérea nacional.

El informe de octubre de 2002 indicaba que Rumania había seguido progresando en el ajuste de su marco jurídico al acervo, especialmente en el ámbito de los transportes por carretera, y había empezado a reorganizar los organismos responsables de la navegación interior y del transporte marítimo para aumentar su eficacia.

El informe de 2003 señalaba que Rumania ha seguido progresando en la incorporación del acervo de transportes y en la creación de las estructuras administrativas necesarias.

El informe de 2004 señalaba que Rumania ha registrado progresos satisfactorios en lo relativo al ajuste de su legislación al acervo y a la creación de las estructuras administrativas necesarias, sobre todo en lo que respecta al transporte aéreo, ferroviario y por carretera. También se pudieron señalar progresos en el sector del transporte marítimo, mientras que no se había avanzado mucho en el ámbito de la navegación interior.

El informe de 2005 consigna un gran avance en lo relativo al marco jurídico y administrativo de Rumania en la mayoría de los medios de transporte. Al ritmo actual, sólo el transporte fluvial corre peligro de quedar retrasado en lo referido al ajuste de su legislación al acervo. También hay que trabajar en la consolidación de la capacidad de gestión y planificación de las redes transeuropeas de transporte. Por último, hay que aclarar el estatuto de las asociaciones entre el sector público y el privado.
El Tratado de adhesión se firmó el 25 de abril de 2005, y la adhesión se produjo el 1 de enero de 2007

ACERVO COMUNITARIO

La política común de transporte se articula en torno a tres ejes.

El Acuerdo europeo impone la aproximación de la legislación rumana a la normativa comunitaria, la cooperación para reestructurar y modernizar el transporte, mejorar el acceso al mercado del transporte, facilitar el tránsito y la adopción de normas de explotación comparables a las de la Comunidad. El Libro Blanco hace hincapié en las medidas que deben adoptarse para la realización del mercado interior en el sector del transporte, sobre todo en materia de competencia y de armonización de la legislación y de las normas.

EVALUACIÓN

En lo que se refiere a las redes transeuropeas de transporte, Rumania sigue desarrollando y acondicionando sus infraestructuras. A principios del año 2000 entraron en vigor disposiciones relativas a algunos tipos de transporte combinado de mercancías. En 2003 se adoptó una ordenanza cuyo objeto es el fomento de la cooperación entre el sector público y el privado.

No obstante, el informe de 2005 insta a Rumania a consolidar su capacidad administrativa de planificación y gestión de las inversiones elevadas en las redes de transporte. En lo que respecta a la ordenanza de 2003 antes citada, urge aclarar el estatuto de los contratos de asociación entre el sector público y el privado para prevenir cualquier riesgo de abuso.

En el ámbito de los transportes por carretera, se adoptó una nueva legislación relativa a los consejeros de seguridad para el transporte de mercancías peligrosas y la oferta de servicios públicos para los transportes por carretera y la navegación interior. En el sector vial, se adoptaron las normas sobre los permisos de conducción y de acceso a la profesión de transportista de mercancías y viajeros. En abril de 2002 Rumania firmó el acuerdo europeo multilateral sobre el transporte discrecional internacional de viajeros en autocar y autobús (INTERBUS), cuya aplicación permitirá una adecuación parcial al acervo en materia de transporte de viajeros por carretera.

En 2001 se firmó con Rumania el acuerdo de tránsito por carretera para el transporte de mercancías. Su aplicación supondrá un aumento del número de autorizaciones de tránsito tanto para Rumania como para la UE.
Una ordenanza de 2002 ha establecido el principio del cobro de cánones por el uso de infraestructuras viales. El importe de los cánones pagados por los usuarios de carreteras aumentará progresivamente para acabar con las discriminaciones entre los transportistas por carretera rumanos y los transportistas por carretera comunitarios.

Se ha actualizado el código de circulación, armonizándose las disposiciones sobre los permisos de conducción y el uso obligatorio de cinturones de seguridad. Se han registrado progresos en el ámbito de la armonización fiscal. Se han fijado las tasas correspondientes al período comprendido entre 2003 y 2007 por superación del peso total admisible de la carga o de las dimensiones por eje.

Sin embargo, todavía hay que adoptar disposiciones de aplicación en los ámbitos técnicos, principalmente en lo referido a los documentos de matriculación de los vehículos y a los tacógrafos digitales.

En cuanto al transporte ferroviario, se ha reforzado la legislación sobre el transporte de mercancías peligrosas por ferrocarril y, tras la escisión de la sociedad nacional de los ferrocarriles en cinco empresas a principios de 1999, la reestructuración del sector ferroviario continuó en 2000. No obstante, las autoridades rumanas deben velar por fundarse en estructuras administrativas sanas y garantizar la transparencia necesaria cuando apliquen medidas de reestructuración.
El sector del transporte de mercancías se ha liberalizado completamente; cinco explotadores diferentes han recibido una licencia y ya no se conceden subvenciones. En 2003, el Gobierno adoptó una decisión sobre la interoperabilidad de la red ferroviaria convencional.
En 2004, acabó prácticamente el ajuste de la legislación al acervo, aunque se debió crear urgentemente un organismo reglamentario. Los derechos de acceso a la red para las empresas ferroviarias extranjeras y el régimen de concesión de licencias ferroviarias se deben ajustar al derecho comunitario antes de la adhesión.

El informe de 2005 señala la falta de un organismo regulador del sector ferroviario e insta a la autoridad ferroviaria rumana (AFER) a publicar el documento completo de referencia de la red traducido en términos operativos.

Las actividades en el ámbito de la navegación interior resultaron muy perjudicadas por el bloqueo del Danubio debido a la crisis de Kosovo, cuya consecuencia ha sido privar a este sector de los recursos financieros necesarios para su adaptación al acervo de la UE. Los aspectos prácticos relativos a la conformidad de los buques rumanos a las normas de la UE podrían plantear problemas por motivos económicos, habida cuenta del objetivo de las autoridades rumanas de acceder al Rin. Se ha adoptado un decreto ministerial al efecto de transponer las normas de la UE sobre el acceso a la profesión de transportista de mercancías por vía navegable.
Sin embargo, el ajuste de la legislación al acervo en el ámbito del transporte fluvial no se completó en 2005, sobre todo en lo que respecta al acceso de los transportistas no residentes al cabotaje y a la creación de un fondo de la navegación interior. La situación técnica de la flota mejoró en 2005, pero hay que continuar la reestructuración para garantizar el cumplimiento de las normas técnicas fijadas en el acervo.

Respecto a los transportes aéreos, han entrado en vigor las disposiciones de aplicación relativas a la concesión de las licencias a las compañías aéreas, las investigaciones técnicas sobre accidentes y los procedimientos de homologación de los aviones y productos auxiliares. Rumania ha firmado el Convenio de Montreal relativo a la responsabilidad de las compañías aéreas. En 2002 se adoptó un texto legislativo sobre las investigaciones sobre accidentes e incidentes en la aviación civil. Una ley de 2002 ha creado un régimen de indemnizaciones a los pasajeros a quienes se haya denegado el embarque. También se ha adoptado un decreto ministerial sobre el acceso al mercado de la asistencia en escala en los aeropuertos. En 2003, la compañía aérea nacional TAROM ha seguido ejecutando su plan de reestructuración.

En 2004, acabó prácticamente el ajuste de la legislación al Derecho comunitario, aunque habrá que mantener las capacidades necesarias de contratación de personal cualificado para poder seguir aplicando las normas rigurosas vigentes en general en el transporte aéreo.

En 2005, la Comisión inició sus negociaciones con Rumania para su participación en el espacio aéreo común.

En el año 2000 Rumania progresó en la transposición del acervo en el ámbito de los transportes marítimos al adoptar toda una serie de disposiciones legales (transporte de mercancías peligrosas, prevención de la contaminación, condiciones de vida y trabajo a bordo de los buques).

Sin embargo, las inspecciones de Estado del pabellón y los controles del Estado rector del puerto deben mejorarse considerablemente para que se cumplan realmente las exigencias previstas por los distintos convenios marítimos y por el acervo de la UE sobre seguridad marítima. Al parecer, Rumania ya ha alcanzado el objetivo que se había fijado de un porcentaje inferior al 10 % de buques inmovilizados en 2004 (4,2 %). No obstante, todavía debe intensificar sus esfuerzos para cumplir su objetivo final, que el pabellón rumano deje de figurar en la lista negra fijada de conformidad con el Memorando de Entendimiento de París.

En 2004 se incorporó a la legislación rumana la mayor parte del acervo (sobre todo los paquetes Erika I y II). Ahora hay que incorporar las reglas y normas de seguridad aplicables a los buques de pasaje y al material marítimo, así como la serie de medidas adoptadas tras la catástrofe del «Prestige». Estos tres conjuntos de leyes se adoptaron en 2005 y la Comisión debe proceder a su evaluación.

La autoridad naval rumana ha formulado un plan de acción para mejorar la seguridad marítima y poner en marcha un programa de inspección global de los buques con pabellón rumano. Persiste, con todo, el problema de la independencia de esta autoridad naval y deben reducirse los vínculos entre los funcionarios y el sector privado para garantizar la calidad de los controles.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 10.03.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba