RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Orientaciones de la UE para el desarrollo de la red transeuropea de transporte

El desarrollo de la Red transeuropea de transporte (RTE-T) contribuye al buen funcionamiento del mercado internacional y a reforzar la cohesión económica y social. Ha constituido un elemento clave en la estrategia relanzada de Lisboa para la competitividad y el empleo en Europa, y desempeñará un papel igualmente central en el logro de los objetivos de la nueva estrategia Europa 2020. Una modernizada red transeuropea multimodal garantizará una movilidad eficiente de recursos de personas y mercancías conforme a las mejores condiciones sociales, medioambientales y de seguridad, al tiempo que promoverá la creación de puestos de trabajo, el crecimiento económico y la cohesión territorial y social en toda la Unión Europea (UE).

ACTO

Decisión nº 661/2010/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de julio de 2010, sobre las orientaciones de la Unión para el desarrollo de la red transeuropea de transporte.

SÍNTESIS

La Red transeuropea de transporte (RTE-T) trata de contribuir a dos objetivos principales de la Unión Europea (UE) —el buen funcionamiento del mercado interno y el refuerzo de la cohesión económica y social— mediante el logro de una serie de objetivos específicos:

  • movilidad sostenible de personas y mercancías en la UE;
  • infraestructura de alta calidad;
  • cobertura efectiva de todo el territorio de la UE, estableciendo enlaces entre las regiones insulares, enclavadas y periféricas y las regiones centrales, y conectando entre sí las grandes zonas urbanas y las regiones de la UE;
  • interoperabilidad e intermodalidad en y entre los distintos modos de transporte;
  • uso óptimo de las capacidades existentes;
  • viabilidad económica de la red;
  • conexión de la red a los Estados miembros de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC), los países de Europa central y oriental, y los países mediterráneos.

La RTE-T se compondrá de infraestructuras de transportes (carreteras, vías férreas y vías navegables, autopistas del mar, puertos de navegación marítima e interior, y aeropuertos), así como de las correspondientes redes de sistemas de gestión del tráfico y de sistemas de localización y navegación.

Características de las diversas redes de transporte

La red de carreteras incluye autopistas y carreteras de alta calidad, así como la infraestructura de gestión de la circulación, de información a los usuarios, de actuación en caso de incidentes y de cobro electrónico de cánones. Esta red deberá garantizar a los usuarios un nivel elevado, homogéneo y constante de servicios, comodidad y seguridad, en particular mediante la cooperación activa entre los sistemas de gestión de la circulación europeos, nacionales y regionales y los proveedores de información sobre viajes y circulación y de servicios de valor añadido.

La red ferroviaria incluye tanto la red ferroviaria de alta velocidad como la red ferroviaria convencional, así como las instalaciones que permiten integrar los servicios de transporte ferroviario y por carretera y, cuando proceda, los servicios de transporte marítimo y aéreo. La armonización técnica y la implementación gradual del sistema armonizado de mando y control European Rail Traffic Management System (ERTMS) garantiza la interoperabilidad de las redes nacionales. Los usuarios se beneficiarán de un alto nivel de calidad y seguridad, gracias a la continuidad y la interoperabilidad.

La red de vías navegables incluye ríos, canales y puertos de navegación interior. La red también incluye infraestructura de gestión de la circulación, y en particular un sistema interoperable e inteligente de transporte denominado (Servicio de Información Fluvial), que pretende optimizar la capacidad y la seguridad actuales de la red de vías navegables, así como mejorar su interoperabilidad con otros modos de transporte.

La red de autopistas del mar concentra flujos de mercancías en itinerarios logísticos de base marítima, con objeto de mejorar las actuales conexiones marítimas, y establece nuevas conexiones viables, regulares y frecuentes para el transporte de mercancías entre Estados miembros.

La red de aeropuertos incluye los aeropuertos situados en el territorio de la UE que están abiertos al tráfico aéreo comercial y que cumplen los criterios establecidos en el anexo II de la presente Decisión. Estos aeropuertos deberán permitir el desarrollo de enlaces aéreos, tanto dentro de la UE y entre la UE y el resto del mundo como con las interconexiones con otros modos de transporte.

La red de transporte combinado incluye vías férreas y vías navegables que permiten el transporte combinado de mercancías a larga distancia entre todos los Estados miembros. Asimismo, incluye las terminales intermodales dotadas de instalaciones que permiten el transbordo entre las diferentes redes de transporte.

La red de gestión e información relativa al tráfico marítimo incluye los sistemas de gestión del tráfico marítimo costero o portuario, los sistemas de localización de buques, los sistemas de comunicación de la situación de los buques que transportan mercancías peligrosas, y los sistemas de comunicación relacionados con el socorro y la seguridad en el mar.

La red de gestión del tráfico aéreo incluye el espacio aéreo reservado a la navegación aérea en general, las rutas aéreas, las ayudas a la navegación aérea, los sistemas de planificación y gestión de los flujos del tráfico, y los sistemas de control del tráfico aéreo, que son necesarios para la seguridad y la eficacia de la aviación en el espacio aéreo europeo.

La red de localización y navegación incluye los sistemas de localización y navegación por satélite y los sistemas definidos en el marco del futuro plan europeo de radionavegación. Dichos sistemas están destinados a ofrecer un servicio de localización y navegación que todos los modos de transporte podrían utilizar de manera fiable y eficaz

Proyectos prioritarios

Los proyectos prioritarios son proyectos de interés común europeo que cumplen los siguientes criterios:

  • pretenden suprimir un punto de congestión o completar un enlace que falta en un eje importante de la red transeuropea;
  • habida cuenta de su dimensión, la planificación a largo plazo a escala europea aporta un valor añadido importante;
  • presentan ventajas socioeconómicas potenciales;
  • mejoran de manera significativa la movilidad de bienes y personas entre los Estados miembros;
  • contribuyen a mejorar la cohesión territorial de la UE integrando las redes de los países de nueva adhesión;
  • contribuyen al desarrollo sostenible del transporte.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Decisión nº 661/2010/UE

25.8.2010

-

DO L 204 de 5.8.2010

Última modificación: 31.01.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba