RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Integración de la red transeuropea de transporte en la política común de transportes (Libro Verde)

La presente consulta tiene como objetivo revisar en profundidad la política de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) para llevar a cabo una amplia reflexión sobre los medios a desarrollar para mejorar la integración de la red transeuropea de transporte en la política común de transportes.

ACTO

Libro Verde, de 4 de febrero de 2009, sobre una red transeuropea de transporte mejor integrada al servicio de la política común de transportes [COM(2009) 44 final – no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Los artículos 154 a 156 del Tratado CE definen la política de la Comunidad en el ámbito de las redes transeuropeas de transporte (RTE-T). El objetivo político de las RTE-T consiste en establecer una única red multimodal que permita un tráfico seguro y eficiente para viajeros y mercancías.

La política actual de la RTE-T

La política de la RTE-T ya ha llevado a cabo la interconexión de las redes de infraestructura nacionales y la interoperabilidad ferroviaria más allá de las fronteras.

La aplicación de las ayudas comunitarias ha permitido:

La RTE-T incluye dos niveles de planificación:

  • la red global relativa a los planes generales para las redes de ferrocarril, carreteras, vías navegables, transporte combinado, aeropuertos y puertos.
  • los proyectos prioritarios que, habida cuenta de su impacto en el tráfico transnacional, se han seleccionado de acuerdo con objetivos de cohesión y desarrollo sostenible.

La planificación de la futura intraestructura de transporte depende de una demanda condicionada por las tendencias económicas y geográficas, los precios de la energía, la tarificación y la fiscalidad del transporte, y los progresos tecnológicos.

Hacia una nueva política para afrontar los retos futuros

Un nuevo enfoque basado en «red principal» podría subsanar las deficiencias del enfoque basado en proyectos prioritarios teniendo en cuenta:

  • los principales flujos de tráfico tanto dentro de la Comunidad como en otras regiones del mundo;
  • la necesidad de una mayor cohesión económica entre las regiones y de conectar entre ellas los polos de desarrollo económico;
  • el trabajo realizado para la consecución de la RTE-T;
  • los objetivos económicos y ambientales.

Para mejorar los servicios intermodales de transporte de mercancías, habrá que prestar especial atención a los siguientes elementos de infraestructura en el marco de la futura política de la RTE-T:

  • el desarrollo adecuado de las infraestructuras portuarias y de conexiones más eficaces con el interior, habida cuenta del creciente papel de los transportes marítimos;
  • la integración de corredores ferroviarios totalmente interoperativos y comercialmente viables, así como de corredores verdes;
  • la supresión de los puntos de estrangulamiento en los grandes ejes de transporte;
  • las conexiones intermodales;
  • la conexión entre los ejes transnacionales e interurbanos así como las zonas urbanas, incluidas las conexiones que permiten un mejor aprovechamiento del potencial del tráfico aéreo;
  • sistemas de transporte inteligentes (STI) a todos los medios de transporte y de nuevos sistemas de tarificación que fomenten un uso eficaz de las infraestructuras.

Sería conveniente desarrollar al mismo tiempo las infraestructuras necesarias para los servicios intermodales de transporte de viajeros (en especial, las conexiones entre servicios aéreos y ferroviarios o los sistemas de venta de billetes integrados).

Aplicación

Las opciones de planificación deben ir acompañadas de las correspondientes capacidades de ejecución. Esto quiere decir que las opciones de planificación elegidas deberán adecuarse por tanto a los instrumentos para llevarlas a cabo. Las diversas ayudas concedidas a la RTE-T se tendrán que racionalizar y coordinar mejor. Su concesión estará justificada por el valor añadido del proyecto.

Se podría extender el papel de los coordinadores europeos en la preparación y aplicación de los proyectos prioritarios a los proyectos que requieren una sólida coordinación transfronteriza y una fuerte inversión en infraestructuras. Una «coordinación por corredores» daría lugar a una nueva forma de proyecto y a una financiación apropiada.

Contexto

La Comisión ha invitado a las partes interesadas a aportar contribuciones para utilizarlas en sus trabajos sobre la futura política en el ámbito de la red transeuropea.

ACTOS CONEXOS

Informe sobre el Libro Verde sobre el futuro de la política en materia de RTE-T (EN )
Los resultados de la consulta pública guiarán el proceso de revisión de la política de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), tanto a nivel de la planificación como a nivel de la aplicación. Puede que, durante los próximos años, este proceso desemboque en la adopción de propuestas legislativas y propuestas para otras acciones comunitarias en el ámbito de la RTE-T. Una de las principales propuestas legislativas previstas en el seguimiento del Libro Verde consiste en una revisión de las orientaciones comunitarias para el desarrollo de la red transeuropea de transporte (publicación prevista para principios de 2011, como parte integrante del Libro Blanco sobre el futuro del transporte en Europa). Con posterioridad, se debería completar dicha propuesta con propuestas legislativas relativas a la financiación comunitaria.

Última modificación: 28.07.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba