RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Tercer informe intermedio sobre la cohesión: hacia una nueva colaboración para el crecimiento, el empleo y la cohesión

El tercer informe intermedio sobre la cohesión presenta la situación y las tendencias que han surgido en las regiones de la Unión Europea (UE) desde la publicación del Tercer informe sobre la cohesión económica y social en febrero de 2004. Este informe intermedio presenta la situación actual de las divergencias económicas entre las regiones de los Estados miembros de la UE ampliada. El documento se inscribe principalmente en el contexto del futuro de la política de cohesión después de 2006, de los objetivos de crecimiento y de empleo y del balance intermedio de los Fondos Estructurales de 2004.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 17 de mayo de 2005, Tercer informe intermedio sobre la cohesión: Hacia una nueva colaboración para el crecimiento, el empleo y la cohesión [COM (2005) 192 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Desde la adopción del tercer informe sobre la cohesión económica y social en febrero de 2004, la UE ha pasado de 15 a 25 Estados miembros en mayo de 2004. Posteriormente, en marzo de 2005, el Consejo lanzó una iniciativa relativa al crecimiento y el empleo destinada a revitalizar la estrategia de Lisboa a raíz de su revisión intermedia. El Tercer informe intermedio aborda también una serie de temas de interés para la política regional y de cohesión surgidos durante la revisión intermedia de los Fondos Estructurales en 2004.

Este tercer informe intermedio sobre la cohesión trata las cuestiones siguientes:

  • las diferencias económicas y sociales en la UE ampliada,
  • la política de cohesión de la UE y la Agenda de Lisboa durante el período 2000-2006;
  • el futuro de la política de cohesión y los objetivos de crecimiento y de empleo.

Las disparidades económicas y sociales en la Unión Europea ampliada

Las disparidades en términos de PIB por habitante (medidas en paridades de poder adquisitivo) entre los veinticinco Estados miembros de la UE (UE-25) son considerables. En 2003, los niveles del PIB por habitante estaban comprendidos entre el 41 % de la media de la UE en Letonia y el 215 % en Luxemburgo. En 2002, el año más reciente del que se dispone de datos, los niveles del PIB por habitante a nivel regional se situaron entre el 189 % de la media de la UE-25 en las diez regiones más prósperas y el 36 % en las diez regiones menos prósperas.

Más de la cuarta parte de la población de la UE vive en 64 regiones cuyo PIB por habitante es inferior al 75 % de la media comunitaria. En los nuevos Estados miembros, esta situación afecta al 90 % de la población total (con excepción de las regiones de Praga. Bratislava y Budapest, junto con Chipre y Eslovenia). En los Estados miembros de la UE anteriores a la ampliación de 1 de mayo de 2004 (UE-15), el 13 % de la población vive en regiones con un PIB por habitante inferior al 75 % de la media comunitaria (dichas regiones se concentran en el Sur de Grecia, en Portugal, en las zonas meridionales de España y de Italia y en los nuevos Estados Federados de Alemania).

Las tasas de empleo en los Estados miembros de la UE-25 fueron de media un 62,9 % en 2003. Este porcentaje es claramente inferior al objetivo del 70 % fijado en la Agenda de Lisboa para 2010 (o el 67 % para 2005). Para alcanzar el objetivo del 70 %, sería necesario crear 22 millones de empleos suplementarios (7 millones en los nuevos Estados miembros, un aumento del empleo en una cuarta parte). En total, 200 de las 254 regiones de la UE no llegan al objetivo del 70 %, cerca del 15 % de la población vive en regiones con una tasa de empleo inferior al 55 %. En general, la tasa de empleo sigue siendo baja en la mayoría de las regiones prósperas.

Las diferencias entre los Estados miembros de la UE en lo que respecta a la productividad son considerables. Se sitúa en el 30 % de la media comunitaria en Polonia y en los tres países bálticos, pero en el 150 % en Luxemburgo y en Irlanda. Por un lado, la productividad es inferior al 25 % de la media comunitaria en 15 regiones. Por otro lado, sobrepasa la media en las regiones con un PIB por habitante superior a esta media.

Durante el período 1995-2002, las regiones en las que más aumentó el PIB se concentraron en los países de fuerte crecimiento (Irlanda, Estados Bálticos, Eslovaquia y Polonia). En la mayoría de los Estados miembros los índices de crecimiento regional varían sensiblemente, por ejemplo en los nuevos Estados miembros, el Reino Unido y Finlandia.

En la UE-25, un 10 % de los habitantes viven en las regiones menos ricas. Estos sólo representan el 2,2 % del PIB total en 2002, frente al 1,5 % en 1995. Por el contrario, el 10 % de la población que vive en las regiones más prósperas representó el 18,3 % del PIB en 2002, frente a un 18 % en 1995. Por otra parte, las mayores disparidades en el interior de los Estados miembros se encuentran en Hungría, pero también son importantes en la República Checa, Eslovaquia, el Reino Unido y Bélgica. Las disparidades menores se dan en Grecia, Alemania, Países Bajos, Finlandia y Suecia.

En conjunto, las disparidades se han reducido en la UE desde 1995. Han disminuido más rápidamente entre los Estados miembros que entre las regiones y siguen disminuyendo.

La política de cohesión de la UE y la Agenda de Lisboa durante el período 2000 - 2006

El Tercer informe intermedio muestra claramente la existencia de un vínculo entre la Agenda renovada de Lisboa y las prioridades de gasto de la política de cohesión. Se asiste a una orientación creciente de los programas de los Fondos Estructurales hacia los objetivos de Lisboa, que llega a superar el 50 % en algunos programas. El grado de congruencia parece ser más elevado en las regiones relativamente más prósperas, pero menor en las regiones menos desarrolladas.

En 2004, las evaluaciones intermedias de las intervenciones de los Fondos Estructurales, incluida la asignación de la reserva de eficacia, permitieron adaptar los diferentes programas durante el período de programación actual para la UE-15. Además, ofrecieron la ocasión de mejorar la contribución a las prioridades de la Estrategia Europea de Empleo (EEE) y a la realización de los objetivos de Lisboa.

Las evaluaciones intermedias de las intervenciones de los Fondos Estructurales pusieron de manifiesto que:

  • numerosos Estados miembros utilizaron la reserva de eficacia para reforzar su apoyo a la economía del conocimiento, así como al espíritu empresarial;
  • el objetivo nº 1 continúa estando orientado hacia proyectos tradicionales (relativos, por ejemplo, a los transportes y otras infraestructuras);
  • algunos Estados miembros con grandes zonas incluidas en el objetivo nº 1 pusieron el acento en la investigación y la innovación ;
  • las medidas dirigidas a promover el crecimiento económico y la competitividad parecen haberse reforzado, en particular en lo que respecta al objetivo nº 2;
  • en el caso de los objetivos nos 1 y 2, la educación y la formación siguen ocupando un lugar importante en la mayoría de los programas.

El futuro de la política de cohesión y los objetivos en materia de crecimiento y de empleo

El Tercer informe sobre la cohesión económica y social establece los principios básicos para la reforma de la política regional y de cohesión de la UE para el período 2007-2013. A raíz de este informe, la Comisión presentó nuevas propuestas legislativas para los Fondos e instrumentos de finalidad estructural en julio de 2004.

El 22 y el 23 de marzo de 2005, el Consejo Europeo lanzó una iniciativa relativa al crecimiento y al empleo, destinada a revitalizar la estrategia de Lisboa tras su revisión intermedia. Las conclusiones del Consejo destacan la importancia de la política de cohesión como instrumento para contribuir al éxito de la estrategia de Lisboa. El Consejo Europeo recomienda lo siguiente:

  • movilizar los recursos comunitarios, incluida la política de cohesión, para las tres dimensiones - económica, social y medioambiental - de la estrategia;
  • aumentar la implicación de los agentes regionales y locales y que estos participen activamente en su realización;
  • mejorar las sinergias entre los fondos comunitarios y los del Banco Europeo de Inversiones (BEI) (DE/EN/FR) en los proyectos de investigación y desarrollo (I+D);
  • reducir el nivel general de las ayudas estatales;
  • efectuar inversiones en infraestructuras;
  • crear más empleo a través de políticas de empleo más voluntariosas;
  • elaborar por los Estados miembros programas nacionales de reforma en relación con el crecimiento y el empleo, en concertación con los interlocutores regionales y nacionales.

Para tener en cuenta y reforzar las sinergias entre la política de cohesión y la estrategia de Lisboa, la Comisión también ha propuesto un enfoque más estratégico centrado en el crecimiento y el empleo para el período 2007-2013. Inscritas en el marco reglamentario general propuesto para el próximo período, estas « orientaciones estratégicas » servirán de base para un marco de referencia estratégico nacional dirigido a definir prioridades para las Estados miembros y las regiones. Al mismo tiempo, las orientaciones reforzarán la coherencia con las grandes orientaciones de política económica general y la Estrategia Europea de Empleo.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión, de 18 de febrero de 2004: Tercer Informe sobre la cohesión económica y social [COM (2004) 107 final - no publicada en el Diario Oficial].

Propuesta de Reglamento del Consejo, de 14 de julio de 2004, por el que se establecen las disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo y al Fondo de Cohesión [COM (2004) 492 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión, de 5 de julio de 2005: Política de cohesión en apoyo del crecimiento y el empleo - Directrices estratégicas comunitarias, 2007-2013 [COM (2005) 299 final - no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 24.10.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba