RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Vacunación contra la gripe estacional

La gripe es una enfermedad infecciosa que provoca cada año numerosas muertes e importantes costes económicos y sanitarios en la Unión Europea. La Comisión Europea considera fundamental vacunar con carácter prioritario a los grupos llamados «de riesgo», con el fin de limitar las pérdidas.

ACTO

Recomendación 2009/1019/UE del Consejo, de 22 de diciembre de 2009, sobre la vacunación contra la gripe estacional.

SÍNTESIS

La presente Recomendación insta a los Estados miembros a adoptar medidas sanitarias para luchar contra la gripe estacional.

Antecedentes

La gripe es una infección respiratoria contagiosa de origen viral que se manifiesta de forma epidémica durante los meses de invierno. Puede provocar complicaciones graves e incluso la muerte.

En el caso de la gripe estacional leve, se calcula que se producen 8 muertes por cada 100 000 personas. En los años de gripe más virulenta, se puede llegar a los 44 fallecimientos.

En el caso de epidemias de gripe, los hospitales y servicios médicos se pueden encontrar desbordados, lo que provoca un aumento de los costes directos (asociados al uso de recursos médicos y no médicos) e indirectos (asociados a la pérdida de productividad y al absentismo laboral).

Eficacia y efectividad de la vacuna

La gripe estacional puede mitigarse mediante la vacunación. Es necesario vacunar contra la gripe a los grupos «de riesgo» de la población. Por otra parte los aspectos logísticos, como el transporte y la administración de las vacunas, constituyen elementos importantes que no deben menospreciarse a la hora de asegurar una vacunación eficaz.

Es importante actuar a escala comunitaria para evitar que un nuevo virus de la gripe se convierta en una pandemia, como ocurrió en el siglo XX, en los años 1918, 1957 y 1968.

Planes y estrategias nacionales

El objetivo de la presente Recomendación es que los Estados miembros adopten un plan o una estrategia nacional en materia de vacunación. Este plan debería paliar las deficiencias actuales que se han observado a este nivel.

El plan pretende cubrir al 75% de la población «de riesgo» de aquí al invierno de 2014-2015, estando tal grupo definido en las orientaciones publicadas por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE).

Se insta a los Estados miembros a informar de forma voluntaria a la Comisión acerca de la aplicación de la presente Recomendación, especialmente en lo que respecta a la vacunación de los grupos de riesgo.

Deben llevarse a cabo campañas informativas destinadas a los profesionales sanitarios así como a las personas de los grupos de riesgo y a sus familias.

Se invita a la Comisión a informar periódicamente al Consejo respecto a la aplicación de la presente Recomendación de acuerdo con la información facilitada por los Estados miembros.

Contexto

En 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso el objetivo de alcanzar un índice de vacunación, como mínimo, del 50% de las personas mayores en 2006 y del 75% en 2010. La presente Propuesta recomienda alcanzar los objetivos recomendados por la OMS mediante un plan o una estrategia nacional.

Última modificación: 08.06.2010

Véase también

  • Página de la DG de Salud Pública dedicada a la gripe (EN).
  • Seguridad Pública (EN).
  • Página de la OMS dedicada a la gripe (EN).
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba