RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Consumo de alcohol por parte de los jóvenes

Datos estadísticos ponen de manifiesto cambios preocupantes en los hábitos de los adolescentes en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas. Reflejan, en particular, un aumento del consumo excesivo de alcohol por parte de los menores. Ante esta situación, la Recomendación anima a los Estados miembros y a los agentes interesados a elaborar mecanismos para hacer frente a los problemas que se derivan del consumo excesivo de alcohol por parte de los jóvenes.

ACTO

Recomendación 2001/458/CE del Consejo, de 5 de junio de 2001, sobre el consumo de alcohol por parte de los jóvenes y, en particular, de los niños y adolescentes [Diario Oficial L 161 de 16.6.2001].

SÍNTESIS

Planteamiento general

La Recomendación tiene por objeto sensibilizar a todos los niveles de la sociedad, incluidos los productores y los distribuidores de bebidas alcohólicas y los padres, sobre los peligros del consumo inadecuado de alcohol por parte de los jóvenes. Aborda también los diferentes aspectos del problema: desde el consumo excesivo irregular hasta la dependencia del alcohol de los jóvenes.

Con esta Recomendación, el Consejo impulsa el desarrollo de un planteamiento común sobre este problema en toda la Comunidad.

Estrategias de los Estados miembros

La Recomendación establece los criterios fundamentales de la elaboración de estrategias de los Estados miembros para hacer frente a este problema. El objetivo principal es sensibilizar a todos los interesados, y en particular a los jóvenes, sobre los problemas relacionados con el consumo de alcohol y desarrollar instrumentos de promoción de la salud. Este planteamiento abarca los diferentes ámbitos de interés: las escuelas, los centros deportivos, los movimientos juveniles, etc.

Según la Recomendación, los principales ejes de estas estrategias deberían ser los siguientes:

  • promover la investigación sobre todos los aspectos de los problemas vinculados al consumo de alcohol por parte de los jóvenes a fin de determinar y evaluar las medidas para hacerles frente;
  • garantizar que las políticas generales de promoción de la salud destinadas a todos los grupos interesados (niños, adolescentes, padres, profesores, etc.) tomen en consideración el problema del alcohol;
  • fomentar un enfoque multisectorial destinado a informar a los jóvenes sobre el alcohol, con la participación, en su caso, de los servicios de educación, sanidad y juventud, los organismos responsables del cumplimiento de la ley, las organizaciones no gubernamentales (ONG), los medios de comunicación, etc.;
  • fomentar la producción de material de sensibilización destinado a los niños, los adolescentes y los padres;
  • incrementar la participación de los jóvenes en las acciones y las políticas relacionadas con su salud;
  • poner en marcha iniciativas destinadas a llamar la atención de los jóvenes sobre los riesgos de la conducción en estado de ebriedad;
  • actuar sin demora contra la venta ilegal de alcohol a menores de edad.

Acciones relativas a la industria

Se anima a los Estados miembros a que, en colaboración con los productores y los distribuidores de bebidas alcohólicas y las ONG pertinentes, favorezcan el establecimiento de mecanismos eficaces en los sectores de la promoción, la comercialización y la distribución. El objetivo de estos mecanismos es:

  • evitar que los fabricantes elaboren productos alcohólicos destinados a los niños y los adolescentes;
  • evitar que el diseño o la promoción de bebidas alcohólicas estén dirigidos a los niños y adolescentes; en particular, deben vigilarse la utilización de estilos (motivos, colores, etc.) asociados a la cultura juvenil, las imágenes utilizadas, la promoción de ideas asociadas con el consumo de alcohol (por ejemplo, la insinuación de éxito social o de proezas sexuales o deportivas), la utilización de niños en la promoción de la bebida y el patrocinio por parte de fabricantes de bebidas alcohólicas (patrocinio de acontecimientos deportivos o musicales en los que participan numerosos niños, merchandising deportivo, etc.);
  • garantizar la posibilidad de examinar o de retirar de la venta los productos que no respeten los principios enunciados anteriormente;
  • desarrollar, si procede, una formación específica para camareros y vendedores de alcohol;
  • ofrecer a los fabricantes, a los promotores u a otros profesionales la posibilidad de recibir asesoramiento antes de comercializar un producto.

Papel de la Comisión

Se pide a la Comisión que, en colaboración con los Estados miembros:

  • apoye a los Estados miembros en la aplicación de la Recomendación, especialmente poniendo a su disposición datos pertinentes y facilitando el intercambio de información y de buenas prácticas;
  • profundice la investigación a escala comunitaria sobre la actitud y la motivación de los jóvenes respecto al consumo de alcohol y supervise la evolución de la situación;
  • garantice el seguimiento, la evaluación y la vigilancia de la evolución de la situación y de las medidas adoptadas, así como un diálogo constructivo con todas las partes interesadas;
  • haga pleno uso de todas las políticas comunitarias, en particular del programa de acción en el ámbito de la salud pública, para poner en práctica los elementos de la Recomendación.

CONTEXTO

Los estudios realizados durante los últimos años han puesto de manifiesto que en algunos Estados miembros se han producido cambios inquietantes en los hábitos de los niños y de los adolescentes en relación con la bebida. Los estudios revelan, en efecto, un aumento del consumo excesivo y regular de alcohol por parte de los menores, una disminución de la edad en la que tienen lugar los primeros contactos con el alcohol, así como un aumento del consumo por parte de las chicas jóvenes. Estos datos reflejan una tendencia inquietante, dadas las graves consecuencias del consumo excesivo de alcohol tanto para la salud de los jóvenes como para el bienestar social.

ACTOS CONEXOS

Conclusiones del Consejo, de 2 de junio de 2004, sobre el alcohol y los jóvenes [no publicadas en el Diario Oficial].

En dichas conclusiones (pdf ) (página 40) el Consejo recuerda las conclusiones de 5 de junio de 2001 sobre una estrategia comunitaria para reducir los daños derivados del consumo de alcohol e invita a la Comisión a presentar sus propuestas en esta materia.

Conclusiones del Consejo, de 5 de junio de 2001, sobre una estrategia comunitaria para reducir los daños derivados del consumo de alcohol [Diario Oficial C 175 de 20.6.2001].

En estas conclusiones, el Consejo pide una estrategia global comunitaria destinada a reducir los daños derivados del consumo de alcohol.

Última modificación: 29.08.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba