RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Verde sobre el fomento de una alimentación sana y la actividad física

Archivos

Con este Libro Verde sobre el fomento de una alimentación sana y la actividad física, la Comisión quiere propiciar un debate sobre las iniciativas en favor de la prevención de la obesidad. Se trata, sobre todo, de reproducir las mejores prácticas en toda Europa.
Actualmente, en los países de la UE, hasta un 27 % de los hombres y un 38 % de las mujeres, incluidos más de 3 millones de niños, sufren de obesidad.

ACTO

Libro Verde, de 8 de diciembre de 2005, «Fomentar una alimentación sana y la actividad física: una dimensión europea para la prevención del exceso de peso, la obesidad y las enfermedades crónicas» [COM (2005) 637 final - no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Una mala alimentación y la falta de actividad física son las primeras causas de enfermedades evitables y de muertes prematuras en Europa. Ahora bien, la progresión continua de la obesidad constituye un problema de salud pública de primer orden en los países de la Unión Europea (UE).

En sus conclusiones de 3 de junio de 2005, el Consejo invitó a los Estados miembros y a la Comisión a diseñar y poner en práctica iniciativas destinadas a promover una alimentación sana y la actividad física.

El Consejo destacó además la multiplicidad de factores que deben tenerse en cuenta en relación con la obesidad. Por esta razón, pedía que se diseñaran estrategias que pudieran movilizar a las múltiples partes interesadas y que se actuara a nivel local, regional, nacional y europeo.

Objetivos del Libro Verde

El Libro Verde invita a las partes interesadas a presentar contribuciones sobre una amplia gama de temas relacionados con la nutrición y la actividad física. Se trata de recoger información con el fin de imprimir a la lucha contra la obesidad una dimensión europea que complete, respalde y coordine las medidas nacionales existentes.

ESTRUCTURAS E INSTRUMENTOS A ESCALA COMUNITARIA

En la lucha contra la obesidad intervienen, a escala europea, una serie de instrumentos y estructuras.

Plataforma europea de acción sobre alimentación, actividad física y salud

Creada en marzo de 2005, su objeto es ofrecer un marco de actuación común en la lucha contra la obesidad. Reúne a todos los protagonistas pertinentes a nivel europeo que deseen asumir compromisos vinculantes en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.

Red europea sobre la nutrición y la actividad física

La Red fue establecida en 2003 con el fin de aconsejar a la Comisión sobre el desarrollo de acciones comunitarias en el ámbito de la nutrición, la prevención de las enfermedades vinculadas a los regímenes alimentarios, la promoción de la actividad física y la lucha contra la obesidad.

La salud en las políticas de la UE

La prevención del sobrepeso y de la obesidad pasa por una estrategia integrada de promoción de la salud en la que intervengan otras políticas comunitarias (política de los consumidores, política social, agricultura, medio ambiente y educación, etc.) y que cuente con el apoyo activo de éstas.

El programa de acción en el ámbito de la salud pública

Las cuestiones de nutrición y el problema de la obesidad se toman en consideración en diferentes ejes del programa de acción, en particular dentro de los capítulos relativos a la información (recogida de datos sobre la epidemiología de la obesidad y sobre las cuestiones de comportamiento) y a los factores determinantes de la salud (apoyo a proyectos destinados a promover la actividad física y hábitos alimenticios sanos).

La propuesta de la Comisión relativa a un nuevo programa en materia de salud y protección de los consumidores también hace hincapié en la promoción y la prevención en el ámbito de la nutrición y la actividad física.

Preguntas

Por lo que hace a las estructuras y los instrumentos existentes a escala comunitaria, el Libro Verde invita a las partes interesadas a responder a una serie de preguntas relativas, en particular, a:

  • las contribuciones concretas que las políticas comunitarias pueden aportar a la promoción de una alimentación sana y de la actividad física;
  • el tipo de medidas comunitarias o nacionales que podrían ayudar a mejorar el atractivo y la oferta de frutas y hortalizas y hacer que éstas fueran más accesibles y asequibles;
  • la contribución del programa de acción en el ámbito de la salud pública a acciones de sensibilización sobre el potencial que encierran los hábitos alimentarios y la actividad física en la reducción del riesgo de enfermedades crónicas.

ÁMBITOS DE INTERVENCIÓN

En la promoción de una alimentación sana y la actividad física y en la lucha contra la obesidad pueden intervenir muchos y variados ámbitos. Para cada uno de estos ámbitos, la Comisión pide la opinión de los interesados por medio de una serie de preguntas específicas.

Información de los consumidores y publicidad

El objetivo de la política de los consumidores consiste en que las personas puedan elegir su alimentación con conocimiento de causa. Para ello, el consumidor debe disponer de información clara sobre los productos alimenticios.
En ese sentido, la Comisión presentó una propuesta de reglamento destinada a armonizar las normas relativas a las alegaciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. La Comisión prevé asimismo modificar las normas actuales en materia de etiquetado de los alimentos.

Por lo que se refiere a la publicidad y las técnicas comerciales, es necesario velar por que no se induzca a error a los consumidores y, en particular, por que no se explote la credulidad de los consumidores más vulnerables, especialmente de los niños, ni su limitada experiencia con los medios de comunicación.
A este respecto, la autorregulación de la industria podría ser una solución pertinente. Presenta diversas ventajas frente a la imposición de una normativa en términos de rapidez y flexibilidad.

Preguntas. Las preguntas formuladas en el Libro Verde hacen referencia, en concreto, a los siguientes aspectos:

  • los principales elementos nutritivos y categorías de productos que deben tenerse en cuenta en la información nutricional facilitada a los consumidores;
  • los códigos voluntarios («autorregulación»), su eficacia y las alternativas que deberán preverse si la autorregulación no ofrece resultados satisfactorios;
  • las medidas que deben adoptarse para evitar que la publicidad y las técnicas comerciales se aprovechen de la credulidad de los niños y de su limitada experiencia con los medios de comunicación.

Educación de los consumidores

Es importante ayudar a los ciudadanos a conocer mejor los factores que inciden en el sobrepeso, particularmente:

  • las relaciones entre alimentación y salud;
  • las relaciones entre la ingesta y el gasto de calorías;
  • los regímenes alimentarios que reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas;
  • las opciones sanas en relación con los alimentos.

Los mensajes a este respecto deben ser sencillos y claros, y deberán difundirse a través de múltiples canales y en formas adaptadas a la cultura local, la edad y el sexo.

Preguntas. Con vistas a la identificación de las mejores prácticas, se invita a los participantes a responder a preguntas relativas a los temas siguientes:

  • los medios de ayudar a los consumidores a elegir con conocimiento de causa;
  • la contribución de las asociaciones público-privadas a la educación de los consumidores;
  • los mensajes clave que deben transmitirse a los consumidores en materia de alimentación y actividad física, los medios de difundirlos y las personas o instituciones encargadas de hacerlo.

Medidas específicas para la infancia y la juventud

Durante la infancia y la adolescencia se fijan los hábitos alimentarios, que predeterminan así los problemas de salud en la edad adulta.
La escuela es un medio privilegiado para tratar de orientar a los niños hacia hábitos y comportamientos saludables. Puede ser, en efecto, un terreno de acción especialmente conveniente para la promoción de la salud y el estímulo de una alimentación sana y de la actividad física.

Las medidas aplicables en las escuelas son competencia de los Estados miembros. Sin embargo, la Comunidad puede contribuir ayudando a identificar y a difundir las mejores prácticas.

Preguntas. Los ámbitos afectados son:

  • la mejora del valor nutricional de las comidas en el comedor escolar y los medios de informar a los padres sobre la manera de mejorar el valor nutricional de las comidas en casa;
  • las buenas prácticas en lo que se refiere a la oferta de actividades físicas regulares en las escuelas;
  • las buenas prácticas para fomentar las opciones dietéticas saludables en la escuela;
  • el papel de los medios de comunicación, los servicios sanitarios, la sociedad civil y los sectores industriales para respaldar los esfuerzos de educación sobre la salud emprendidos en las escuelas.

Lugar de trabajo

Junto con la escuela, el lugar de trabajo constituye asimismo un lugar privilegiado para fomentar una alimentación sana y la práctica de una actividad física (opciones sanas en los comedores del lugar de trabajo, disponibilidad de instalaciones destinadas a la práctica de una actividad física, etc.).

Preguntas. Las preguntas hacen referencia a los siguientes extremos:

  • la forma en que los empleadores pueden ofrecer opciones sanas en los comedores del lugar de trabajo y mejorar el valor nutricional de los platos;
  • las medidas que permitirían fomentar y facilitar la práctica de una actividad física durante las pausas y durante el desplazamiento desde el domicilio al lugar de trabajo y viceversa.

Papel de los profesionales de la salud

Los profesionales de la salud están bien situados para ayudar a los pacientes a comprender mejor la relación que existe entre el régimen alimentario, la actividad física y la salud, y para inducir los cambios necesarios en los hábitos de vida.

Preguntas. En este campo, la Comisión pide la opinión de las partes interesadas sobre las medidas necesarias para reforzar el fomento de una alimentación sana y la actividad física en los servicios sanitarios.

Intervención en políticas conexas

Las políticas de transporte y urbanismo están llamadas a desempeñar un papel en lo relativo al estímulo de la actividad física. En efecto, estas políticas pueden contribuir a integrar más la actividad física en la vida cotidiana de los ciudadanos garantizando, por ejemplo, la facilidad y la seguridad de los desplazamientos a pie o en bicicleta, o promoviendo los medios de transporte no motorizado.

Preguntas. Las preguntas hacen referencia a los siguientes extremos:

  • la manera en que las políticas públicas pueden contribuir a asegurar la integración de la actividad física en la rutina diaria;
  • las medidas necesarias para favorecer el desarrollo de entornos propicios a la actividad física.

Desigualdades socioeconómicas

La posición social, los ingresos y el nivel de educación son factores decisivos que determinan el régimen alimentario seguido y la actividad física practicada.

Preguntas. Las preguntas hacen referencia a los siguientes extremos:

  • las medidas que podrían promover una alimentación sana y la actividad física entre los grupos de población y los hogares que pertenecen a ciertas categorías socioeconómicas menos favorecidas;
  • la forma de combatir la «concentración» de hábitos nocivos que suele darse con más frecuencia en determinados grupos socioeconómicos.

Planteamiento global e integrado

Un enfoque coherente y global en materia de la alimentación y actividad física exige su integración en todas las políticas pertinentes a nivel local, regional, nacional y europeo, así como el desarrollo de entornos favorables y el diseño y la aplicación de instrumentos adecuados que permitan evaluar el impacto de las demás políticas en la salud nutricional y la actividad física.

Preguntas. Las preguntas hacen referencia a los siguientes extremos:

  • la determinación de los elementos más importantes de un planteamiento integrado y global destinado a fomentar la actividad física y una alimentación sana;
  • el papel que deben desempeñar los niveles nacional y comunitario.

PRÓXIMAS ETAPAS

Se invita a las organizaciones interesadas a presentar sus respuestas a más tardar el 15 de marzo de 2006. Los servicios de la Comisión procederán a continuación al análisis de las contribuciones enviadas, que se sintetizarán en un informe que debería publicarse para junio de 2006.

A la luz de los resultados del proceso de consulta, la Comisión estudiará las medidas que sea necesario proponer, así como los instrumentos para su aplicación.

ACTOS CONEXOS

Conclusiones del Consejo de Empleo, Política Social, Salud y Consumidores, de 3 de junio de 2005, «Obesidad, nutrición y actividad física» [no publicadas en el Diario Oficial].

Resolucióndel Consejo, de 14 de diciembre de 2000, sobre la salud y la nutrición [Diario Oficial C 20 de 23.1.2001].

Última modificación: 17.02.2006

Véase también

Para más información, consúltese el sitio « Salud pública » de la Comisión Europea.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba