RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Obesidad, nutrición y actividad física

Ante el fenómeno inquietante del aumento de la obesidad en la Unión Europea (UE), en particular entre los niños, el Consejo invita los Estados miembros a actuar para promover una alimentación sana y la actividad física.

ACTO

Conclusiones del Consejo de Empleo, política social, salud y consumidores, de 3 de junio de 2005, «Obesidad, nutrición y actividad física » [no publicadas en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Elementos de la lucha contra la obesidad

La obesidad es una patología de múltiples causas. La lucha eficaz contra esta patología requiere un enfoque preventivo global que incluya a todos los agentes interesados a nivel local, regional, nacional, europeo y mundial.

La promoción de dietas sanas y de la actividad física ofrece el potencial de reducir la obesidad y también los riesgos vinculados a la hipertensión, las enfermedades cardíacas, la diabetes y ciertos tipos de cáncer. De manera más general, la alimentación sana y la actividad física mejoran considerablemente la calidad de la vida.

La actividad física forma parte integrante de un estilo de vida sano. Esta es la razón por la que es esencial lograr que los niños y los adolescentes aprendan a disfrutar del deporte y la actividad física en la escuela y durante el tiempo libre. Asimismo, la educación para un modo de vida sano debe iniciarse a una edad temprana.

Medidas recomendadas

El Consejo invita a los Estados miembros y, según corresponda, a la Comisión Europea, a proyectar y poner en marcha iniciativas destinadas a promocionar una alimentación sana y la actividad física. Eso incluye, en particular, las siguientes acciones:

Dietas saludables

  • dar a los ciudadanos la posibilidad de elegir dietas saludables y garantizar que puedan disponer de esas opciones dietéticas saludables y que éstas sean accesibles y asequibles;
  • promover el conocimiento de los ciudadanos sobre la relación entre dieta y salud y entre ingesta y gasto calóricos, sobre dietas que reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas y sobre opciones sanas en relación con los alimentos;
  • velar por que la publicidad, la comercialización y las actividades de promoción no induzcan a error a los consumidores; velar, especialmente, por que no se explote la credulidad de los niños.

Participación de todos los agentes interesados

  • capacitar a los profesionales de la salud para que, de modo sistemático, brinden asesoramiento práctico a pacientes y familiares sobre los beneficios de las dietas óptimas y de aumentar el nivel de actividad física;
  • animar a aquellos interesados cuya posición les permita apoyar la promoción de dietas sanas (como los productores y elaboradores de alimentos, minoristas y restauradores) a que tomen iniciativas a tal efecto.

Integración en las demás políticas

  • incorporar la perspectiva de la nutrición y la actividad física en todas las políticas pertinentes a escala local, regional, nacional y europea, como por ejemplo, las políticas destinadas a reducir los efectos nocivos del abuso del alcohol.

Actividad física y educación

  • hacer un seguimiento de las tendencias en materia de nutrición sana y actividad física entre la población y desarrollar más la investigación y los fundamentos científicos de las medidas adoptadas en este ámbito;
  • fomentar la educación impartida en la escuela en materia de opciones dietéticas saludables, proponer una alimentación sana e instar a niños y adolescentes a hacer ejercicio cada día;
  • desarrollar actividades de educación en los ámbitos de la nutrición y la actividad física, ámbitos que deberían formar parte integrante de la educación para la salud en general; asimismo, la educación para la salud debería hacer hincapié en temas como la lucha contra el tabaquismo, el abuso del alcohol o el consumo de drogas, así como fomentar la salud sexual y la salud mental;
  • animar a los empleadores a que ofrezcan opciones sanas en los comedores laborales y a que brinden instalaciones que inviten a la práctica del ejercicio físico;
  • impulsar el desarrollo de entornos urbanos que favorezcan la práctica del ejercicio físico.

Contexto

El aumento de las tasas de prevalencia de la obesidad en el conjunto de la UE se ha convertido en un fenómeno muy preocupante. Cada vez son más los niños aquejados de sobrepeso u obesidad. Si las cifras son alarmantes, las consecuencias no lo son menos, puesto que la obesidad se asocia a un aumento de los riesgos cardiovasculares y de la diabetes.

Para luchar contra esta plaga, la Comisión creó, en marzo de 2005, la Plataforma europea de Acción sobre Alimentación, Actividad Física y Salud. El objetivo de esta iniciativa, que reúne a expertos de la alimentación y la actividad física, consiste en reaccionar ante el fenómeno de la obesidad en Europa, a fin de frenar su aumento.

Última modificación: 30.06.2011

Véase también

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba