RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Detección del cáncer

El cáncer provoca más del 25% de las muertes que se producen en Europa. El cribado es un instrumento fundamental de prevención en la lucha contra el cáncer. A través de esta Recomendación, el Consejo hace un llamamiento a los Estados miembros para que se pongan en práctica programas de cribado eficaces que tengan una sólida base científica.

ACTO

Recomendación del Consejo, de 2 de diciembre de 2003, sobre el cribado del cáncer [Diario Oficial L 327 de 16.12.2003].

SÍNTESIS

En la presente Recomendación se definen directrices de las mejores prácticas para la detección precoz del cáncer de mama, de colon y del cuello del útero. En ella se recomienda la puesta en práctica de programas de cribado eficaces y de calidad. Se trata de las siguientes pruebas de cribado:

  • el cribado de mamografía para el cáncer de mama en mujeres de 50 a 69 años;
  • el cribado de sangre oculta en heces para el cáncer colorrectal en hombres y mujeres de 50 a 74 años;
  • y el cribado mediante la prueba de Papanicolaou para las anomalías del cuello del útero, que debe empezar entre los 20 y los 30 años.

Ejecución de los programas de cribado del cáncer

En lo que respecta a la ejecución de programas de cribado, el Consejo recomienda a los Estados miembros:

  • ofrecer un cribado del cáncer basado en hechos, de acuerdo con un planteamiento sistemático de base demográfica con aseguramiento de la calidad a todos los niveles apropiados;
  • instaurar programas de cribado que sigan las directrices europeas sobre mejores prácticas y facilitar el desarrollo continuado de las mejores prácticas para programas de cribado del cáncer de alta calidad a escala nacional y, en su caso, a escala regional;
  • garantizar que las personas participantes en un programa de cribado sean plenamente informadas de los beneficios y los riesgos;
  • garantizar la disponibilidad de adecuados procedimientos complementarios de diagnóstico, tratamiento, apoyo psicológico y seguimiento con arreglo a orientaciones basadas en pruebas a las personas que hayan dado positivo en las pruebas de cribado;
  • poner a disposición recursos humanos y financieros suficientes para garantizar una organización y un control de la calidad adecuados;
  • evaluar y tomar decisiones a escala nacional o regional sobre la instauración de un programa de cribado del cáncer en función de la envergadura de la enfermedad y de los recursos sanitarios disponibles, los efectos secundarios y efectos en cuanto al coste del cribado del cáncer y la experiencia conseguida con los ensayos clínicos y los proyectos piloto;
  • establecer un sistema apropiado de convocatoria/recordatorio, junto con un servicio adecuado de diagnóstico, tratamiento y seguimiento;
  • garantizar que se observe debidamente la legislación sobre protección de datos, especialmente la referente a datos personales en materia de salud.

Registro y gestión de los datos del cribado

Con respecto al registro y la gestión de los datos del cribado, los Estados miembros deberán:

  • poner a punto los sistemas de datos que sean necesarios para gestionar los programas de cribado;
  • garantizar que todas las personas a las que va dirigido el programa han sido invitadas, mediante un sistema de convocatoria y recordatorio, a tomar parte en el programa;
  • recoger, gestionar y evaluar los datos sobre todas las pruebas de cribado, la evaluación y los diagnósticos finales cumpliendo la legislación pertinente relativa a la protección de datos personales.
  • recoger, gestionar y evaluar los datos cumpliendo plenamente la legislación aplicable relativa a la protección de datos personales.

Seguimiento y formación

Se pide a los Estados miembros que efectúen un seguimiento regular del proceso y de los resultados del cribado organizado y que notifiquen rápidamente esos resultados al público y al personal que realiza el cribado. También se recomienda que el personal esté convenientemente formado para asegurarse de que efectúa un cribado de calidad.

Cumplimiento terapéutico

El Consejo recomienda a los Estados miembros que, cuando se proponga un cribado, busquen un nivel de cumplimiento terapéutico elevado que esté basado en un consentimiento con pleno conocimiento de causa. El Consejo preconiza asimismo acciones para asegurar un acceso igualitario al cribado, teniendo en cuenta la posible necesidad de centrarse en grupos socioeconómicos determinados.

Introducción de pruebas de cribado novedosas, teniendo en cuenta los resultados de investigaciones a escala internacional

Se anima a los Estados miembros en particular a lo siguiente:

  • llevar a la práctica las nuevas pruebas de cribado del cáncer en el marco de la asistencia sanitaria ordinaria sólo tras haberlas evaluado mediante ensayos clínicos comparativos aleatorios;
  • efectuar ensayos clínicos sobre los procedimientos de tratamiento, los resultados clínicos, los efectos secundarios, la morbilidad y la calidad de vida;
  • evaluar el nivel de los datos sobre los efectos de los nuevos métodos reuniendo los resultados de ensayos clínicos realizados con arreglo a parámetros representativos;
  • considerar, si se dispone de pruebas concluyentes, la posibilidad de incorporar en la asistencia sanitaria ordinaria pruebas de cribado que se estén evaluando.
  • considerar la incorporación a la asistencia sanitaria ordinaria de nuevas modificaciones, potencialmente prometedoras, de pruebas de cribado ya establecidas, una vez se haya evaluado favorablemente su eficacia, y utilizando si procede otros criterios de valoración indirectos validados epidemiológicamente.

Contexto: el cáncer en Europa

El cáncer tiene una importante incidencia en la sociedad europea, ya que una persona de cada tres desarrolla la enfermedad a lo largo de su vida, lo que equivale aproximadamente a 3,2 millones de ciudadanos europeos al año. Después de las enfermedades circulatorias, el cáncer fue la segunda causa de mortalidad en 2006, lo que representa dos de cada diez fallecimientos entre las mujeres (cerca de 554 000 mujeres) y tres de cada diez fallecimientos entre los hombres (cerca de 698 000 hombres). La estrategia en materia de salud (2008 - 2013) destaca la importancia de la acción comunitaria en sectores como el cáncer, puesto que aporta un considerable valor añadido para afrontar de manera más eficaz los grandes desafíos en materia de salud, tanto mediante el intercambio de información como de conocimientos y buenas prácticas, tal y como se ha demostrado en diferentes programas europeos contra el cáncer (de 1987 a 1989, de 1990 a 1994 y de 1996 a 2002). Para dar continuidad a estos esfuerzos, la Comisión pretende crear una asociación europea para la acción contra el cáncer durante el segundo semestre de 2009, a fin de aglutinar a las partes interesadas de toda la Unión en un esfuerzo colectivo contra el cáncer. Esta asociación apoyará a los Estados miembros para una lucha más eficaz contra el cáncer. Las futuras actividades sobre el cáncer abordarán aspectos como: información sobre la salud, recogida y análisis de datos comparables; prevención primaria, identificación y promoción de buenas prácticas en la asistencia sanitaria asociada al cáncer, y prioridades de la investigación sobre el cáncer.

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre la aplicación de la Recomendación del Consejo, de 2 de diciembre de 2003, sobre el cribado del cáncer (2003/878/CE) [COM(2008) 882 final– no publicado en el Diario Oficial].

Este informe es el primer balance relativo a la aplicación de la Recomendación 2003/878/CE. Se basa en:

  • los resultados de una encuesta realizada durante el segundo semestre de 2007 entrelos Estados miembros;
  • información procedente de la Red europea sobre el cáncer y la Red de la UE para la información sobre el cáncer;
  • estadísticas demográficas obtenidas a partir del Sistema Estadístico Europeo o de fuentes nacionales.

La Recomendación del Consejo, de 2 de diciembre de 2003, formulaba seis prioridades que los Estados miembros debían poner en práctica. El presente informe hace un balance positivo de la aplicación de estas seis prioridades. La mayor parte de las medidas se han puesto en ejecución satisfactoriamente. No obstante, deben proseguir los esfuerzos en el ámbito del cribado del cáncer. En esta perspectiva, la Comisión Europea prevé para 2009 la creación de una asociación para la acción contra el cáncer.

El primer punto, relativo a la instauración de programas de cribado, ha sido seguido por al menos dos tercios de los Estados miembros;

El segundo punto, relacionado con la calidad de los programas de cribado, ha sido seguido por una gran parte de los Estados miembros;

Con respecto al tercer punto, que establece las bases necesarias del aseguramiento de calidad de los programas de cribado, sólo ha sido seguido por un 55% de los Estados miembros;

El cuarto punto, que pone de relieve la importancia de la formación de los profesionales de la salud, ha sido un éxito, ya que 20 de los 22 Estados miembros señalan que el personal de los programas de cribado está convenientemente formado;

El quinto punto, destinado a favorecer la igualdad de acceso al cribado, también se ha seguido en gran medida;

El sexto y último punto, que recomienda aplicar nuevas formas de cribado, aún sigue revelando algunas lagunas, ya que sólo el 50% de los miembros declara haberlo cumplido. El informe recalca la importancia de la prevención y de los intercambios de buenas prácticas para controlar y prevenir el cáncer a escala europea (en particular el cáncer colorrectal, de mama y de cuello de útero).

Última modificación: 16.02.2008

Véase también

Para más información, consúltese el sitio «Salud pública» de la Comisión Europea.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba