RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Seguridad de los pacientes y prevención de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria

Todos los años, entre el 8 y el 12% de los pacientes hospitalizados sufren complicaciones relacionadas con la asistencia sanitaria recibida en los centros hospitalarios de la Unión Europea (UE). Dichas complicaciones, a menudo vinculadas a factores sistémicos, generan sufrimiento a los pacientes y sus familias, y suponen importantes gastos sanitarios. Para corregir estos problemas, la Comisión Europea recomienda mejorar las directrices sobre la seguridad del paciente.

ACTO

Recomendación 2009/C 151/01 del Consejo, de 9 de junio de 2009, sobre la seguridad de los pacientes, en particular la prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria.

SÍNTESIS

La inseguridad de los pacientes en el ámbito de la asistencia sanitaria constituye un importante problema de salud pública y genera gastos cuantiosos. La presente Recomendación propone la aplicación de un marco dirigido a mejorar la seguridad de los pacientes y a evitar efectos adversos, en especial las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria * que pueden contraerse en los centros hospitalarios.

Seguridad de los pacientes

Establecimiento y desarrollo de políticas y programas nacionales sobre seguridad de los pacientes

Se recomienda designar una autoridad competente que se responsabilice de la seguridad de los pacientes en su territorio. Esta medida, junto con otras, contribuiría a dar prioridad a la seguridad de los pacientes en las políticas y programas sanitarios a escala nacional, regional y local.

También sería preciso fomentar el desarrollo de sistemas, procesos y herramientas más eficaces en el ámbito de la atención sanitaria para mejorar la seguridad de los pacientes. Del mismo modo, deberían revisarse y actualizarse con regularidad las normas o prácticas de seguridad aplicables a la atención sanitaria.

También se anima a las organizaciones de profesionales sanitarios a que tomen parte activa en la seguridad de los pacientes.

Por otro lado, sería necesaria una estrategia de fomento de prácticas seguras, a fin de evitar los efectos adversos más comunes, por ejemplo los efectos asociados a la medicación, a la atención sanitaria y a las intervenciones quirúrgicas.

Vincular a los pacientes al proceso

Los pacientes, a través de las organizaciones que los representan, deberían participar en el desarrollo de las políticas de seguridad que les afecten. También tendrían que ser informados sobre las normas de seguridad ya establecidas, los procedimientos de denuncia, las soluciones posibles y los procedimientos de recurso disponibles. Además sería conveniente transmitir a los pacientes conocimientos básicos en lo que se refiere a su propia seguridad.

Reforzar la información y establecer sistemas de aprendizaje

La aplicación o refuerzo de los sistemas de aprendizaje existentes debería proporcionar información sobre el grado, los tipos y las causas de incidentes asociados a la asistencia a los pacientes. Dichos sistemas tendrían que estar diseñados de modo que animaran a los trabajadores sanitarios a informar de cualquier efecto adverso *. También deberían dar la oportunidad a los pacientes y sus familiares de compartir sus experiencias.

Además, estos sistemas tendrían que complementar los demás sistemas de gestión de riesgos en materia de seguridad sanitaria, como los de farmacovigilancia (EN).

Educación y formación de los trabajadores sanitarios

El personal sanitario desempeña un papel relevante en la mejora de la seguridad de los pacientes. Por lo tanto, es importante que reciba una educación y formación multidisciplinar en este campo. En consecuencia, los programas de enseñanza superior, formación continua y formación en el puesto de trabajo deberían integrar la cuestión de la seguridad de los pacientes.

Todos los trabajadores sanitarios tendrían que estar debidamente informados sobre el riesgo y las medidas de seguridad existentes.

Compartir conocimientos, experiencia y mejores prácticas a escala comunitaria

Sería conveniente desarrollar un sistema que permitiera clasificar y evaluar la seguridad de los pacientes a escala comunitaria. Esta medida requeriría la formulación de definiciones y de una terminología comunes, y de indicadores comparables, que permitan a los Estados miembros beneficiarse mutuamente de la información y la experiencia adquirida a escala nacional. Además, este intercambio de conocimientos y mejores prácticas permitiría a su vez mejorar las políticas de seguridad de los pacientes y orientar mejor la investigación en este campo.

Prevención de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria

Debería adoptarse una estrategia de prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, persiguiendo los objetivos siguientes:

  • aplicar medidas de prevención y lucha a escala nacional o regional;
  • mejorar la prevención y lucha contra las infecciones en los centros sanitarios;
  • establecer sistemas de vigilancia activa;
  • fomentar la educación y la formación de los profesionales sanitarios;
  • mejorar el acceso a la información de los pacientes.

Contexto

Por término medio, cada año uno de cada veinte pacientes hospitalizados en la Unión Europea sufre infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, lo cual representa 4,1 millones de pacientes y 37 000 fallecimientos. Muchas de estas muertes podrían evitarse. La presente Recomendación se basa en el trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proponer un marco que permita preservar la seguridad de los pacientes.

Términos clave del acto
  • Infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria: enfermedades o afecciones causadas por un agente infeccioso o sus toxinas en asociación con la estancia en un centro asistencial o el sometimiento a un procedimiento o tratamiento sanitario.
  • Efecto adverso: incidente que produce daño al paciente.
  • Seguridad de los pacientes: no ocasionarles o poderles ocasionar un daño innecesario en el curso de la atención sanitaria.
Última modificación: 27.08.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba