RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Asistencia transfronteriza: los derechos de los pacientes

La libertad de obtener asistencia sanitaria en el conjunto de la Unión Europea (UE) debe estar acompañada de garantías de calidad y seguridad. Para que puedan elegir con conocimiento de causa, los pacientes deberán tener acceso a toda la información que deseen sobre las condiciones en las que van a recibir la atención sanitaria en otro Estado miembro de la UE y en las que será reembolsada una vez que regresen a casa.

ACTO

Directiva 2011/24/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2011, relativa a la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza.

SÍNTESIS

La presente directiva prevé el establecimiento de un marco general para:

  • aclarar los derechos de los pacientes en lo relativo a su acceso a la asistencia sanitaria transfronteriza * y su reembolso;
  • garantizar la calidad y la seguridad de la asistencia que recibirán en otro Estado de la UE;
  • promover la cooperación en materia de asistencia sanitaria entre los Estados miembros.

La presente directiva no se aplicará a:

  • los servicios en el ámbito de los cuidados de larga duración;
  • los programas de vacunación pública.

Responsabilidades de los Estados miembros

Cada Estado miembro designará uno o varios puntos nacionales de contacto para la asistencia sanitaria transfronteriza. Dichos puntos de contacto están relacionados con organizaciones de pacientes, prestadores de asistencia sanitaria y organismos de seguros sanitarios. Los Estados miembros se encargarán de facilitar a los pacientes información sobre sus derechos cuando estos decidan beneficiarse de la atención sanitaria transfronteriza, así como los datos de contacto de otros Estados miembros.

El Estado miembro de tratamiento * organiza y dispensa la asistencia sanitaria. Vela por el cumplimiento de las normas de calidad y seguridad en la prestación de asistencia, en especial, mediante la puesta en marcha de mecanismos de control. Del mismo modo, garantiza la protección de datos personales y la igualdad de trato de los pacientes que no sean ciudadanos de su territorio. El punto nacional de contacto del Estado miembro de tratamiento facilita a los pacientes la información necesaria.

Después de prestar asistencia, es el Estado miembro de afiliación * el que asume el reembolso de la persona asegurada, siempre que el tratamiento recibido esté contemplado entre las atenciones reembolsables en su legislación nacional.

Modalidades de reembolso de gastos de asistencia sanitaria transfronteriza

El Estado miembro de afiliación deberá garantizar el reembolso de los gastos contraídos por un asegurado que haya recibido asistencia sanitaria transfronteriza, siempre que tenga derecho a ese tipo de asistencia. El importe de los reembolsos equivale al que hubiera sido abonado por el sistema obligatorio de seguridad social si la atención sanitaria hubiera sido prestada en su territorio y no debe exceder el coste real de la asistencia.

El Estado miembro de afiliación podrá decidir reembolsar otros costes conexos, especialmente los gastos de alojamiento y de viaje.

El asegurado también podrá beneficiarse del reembolso en el contexto de la prestación de servicios recibidos mediante la telemedicina.

Para asumir los costes de cierta asistencia * dispensada de forma transfronteriza, el Estado de afiliación puede establecer un sistema de autorización previa con el fin de evitar la desestabilización de la planificación o financiación de su sistema sanitario. Deberá conceder sistemáticamente una autorización si el paciente tiene derecho a la atención sanitaria en cuestión y no se le puede prestar en el territorio donde reside en un plazo justificable desde el punto de vista médico. En cambio, podrá rechazar conceder esta autorización a un paciente en los casos específicos enumerados *.

Si un paciente que reúne las condiciones solicita una autorización previa, tendrán que concedérsela conforme al Reglamento sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social, salvo si el paciente solicita que sea tratada en el marco de la presente directiva.

Los procedimientos administrativos relativos a la prestación de asistencia sanitaria deben ser proporcionales a esta. Se establecen de manera transparente y en los plazos establecidos, basándose en criterios objetivos y no discriminatorios. Al tratar administrativamente una solicitud de asistencia sanitaria transfronteriza, los Estados miembros deben tener en cuenta principalmente la afección específica del paciente, así como la urgencia y las circunstancias individuales.

Cooperación en materia de sanidad

Los Estados miembros cooperan para facilitar la aplicación de la directiva. En concreto, apoyan la creación de redes europeas de referencia de los prestadores de asistencia sanitaria, cuyo objetivo es promover la movilidad del conocimiento y la experiencia en Europa, incluso el acceso a la atención altamente especializada mediante la concentración y articulación de los recursos y los conocimientos especializados disponibles.

Los Estados miembros reconocen la validez de las recetas médicas emitidas en otros Estados miembros, si estas afectan a medicamentos autorizados en su territorio. Se deben adoptar medidas para facilitar el reconocimiento mutuo y la verificación de la autenticidad de las recetas por parte de los profesionales sanitarios.

Asimismo, se anima a los Estados miembros a colaborar en el tratamiento de las enfermedades raras, gracias al desarrollo de capacidades de diagnóstico y tratamiento. En este sentido, pueden utilizarse la base de datos Orphanet y las redes europeas.

Los sistemas o servicios de salud en línea también posibilitan la prestación de asistencia transfronteriza. La presente directiva establece la puesta en marcha de una red de autoridades nacionales responsables de la «salud en línea», para reforzar la continuidad de los cuidados y garantizar el acceso a una asistencia sanitaria de calidad.

Por último, la creación de una red de autoridades u órganos responsables de la evaluación de las tecnologías sanitarias facilitará la cooperación entre las autoridades nacionales competentes en este ámbito.

Contexto

La presente directiva se ajusta a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia desde las Sentencias Kohll y Decker del 28 de abril de 1998 y estableció el derecho de los pacientes a ser reembolsados por los tratamientos médicos en otro Estado miembro distinto al de residencia. No cuestiona los principios del Reglamento sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social, en especial, el relativo a la igualdad entre los pacientes residentes y no residentes de un Estado miembro y el relativo a la tarjeta sanitaria europea.

Términos clave del acto
  • Asistencia sanitaria transfronteriza: la asistencia sanitaria prestada o recetada en un Estado miembro distinto del Estado miembro de afiliación.
  • Estado miembro de afiliación: el Estado miembro donde el paciente esté asegurado.
  • Estados miembros de tratamiento: el Estado miembro en cuyo territorio se dispense efectivamente la asistencia sanitaria.
  • Asistencia sanitaria que puede requerir autorización previa: 1. asistencia sometida a planificación que: (a) suponga pernoctar en el hospital al menos una noche o el uso de infraestructuras o equipos médicos sumamente especializados y costosos; 2. entrañe tratamientos que presenten un riesgo particular para el paciente o la población; 3. sea proporcionada por un prestador de asistencia sanitaria que pueda suscitar motivos graves y específicos de inquietud en relación con la calidad o seguridad de los cuidados.
  • Motivos de denegación de una autorización: 1. en caso de riesgo de seguridad para el paciente; 2. en caso de riesgo de seguridad para la población en general; 3. cuando haya motivos graves y específicos de inquietud en relación con el cumplimiento de las normas de calidad o seguridad de los pacientes por parte del prestador de asistencia sanitaria; y 4. si dicha asistencia puede prestarse en su territorio en un plazo que sea médicamente justificable.

REFERENCIA

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 2011/24/UE

24.4.2011

25.10.2013

DO L 88, 4.4.2011

Última modificación: 04.05.2011

Véase también

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba